Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000849.htm

Riesgos a largo plazo del tratamiento para el cáncer infantil

Los tratamientos para el cáncer de hoy en día ayudan a curar a muchos niños de cáncer. Estos tratamientos también pueden provocar problemas médicos más adelante. Estos se denominan "efectos tardíos".

Los efectos tardíos son efectos secundarios del tratamiento que aparecen varios meses o años luego del tratamiento para el cáncer. Los efectos tardíos pueden tener un impacto en una o más áreas del cuerpo. Los efectos pueden ser de leves a graves. Los ejemplos incluyen problemas en el aprendizaje, la visión, las articulaciones o la dentadura.

La posible aparición de efectos tardíos en su hijo depende del tipo de cáncer y los tratamientos a los que se le someta. Estar consciente de los riesgos de los problemas de salud a largo plazo para su hijo puede ayudarlo a dar seguimiento con sus proveedores de atención médica y detectar cualquier problema de manera temprana.

Qué causa los efectos tardíos

Algunos tratamientos para el cáncer dañan células saludables. El daño no se ve durante el tratamiento, pero conforme crece el cuerpo del niño aparecen cambios en el crecimiento o la función celular.

Los medicamentos que se utilizan para la quimioterapia y los rayos de alta energía que se utilizan en la radioterapia pueden dañar a las células saludables. Este daño puede cambiar o retrasar la forma en la que crecen las células. La radioterapia tiene un efecto más directo en el crecimiento a largo plazo que la quimioterapia.

Cuando se lleva a cabo una cirugía para tratar el cáncer, esto puede causar cambios en el crecimiento o función de un órgano.

El equipo de atención médica de su hijo preparará un plan de tratamiento para evitar dañar las células saludables tanto como sea posible.

Factores de riesgo

Cada niño es particular. El riesgo de presentar efectos tardíos depende de muchos factores como:

  • La salud en general del niño antes de la aparición del cáncer
  • La edad del niño al momento del tratamiento
  • La dosis de la radioterapia y los órganos corporales que recibieron la radiación
  • El tipo de quimioterapia y la dosis total
  • Por cuánto tiempo fue necesario el tratamiento
  • El tipo de cáncer para el que se recibió tratamiento y la zona del cuerpo comprometida
  • El origen genético del niño (algunos niños son más sensibles a los tratamientos)

Tipos de efectos tardíos

Existen muchos tipos de efectos tardíos dependiendo de dónde se encontraba el cáncer y de qué tipos de tratamientos se realizaron. Muchos de los efectos pueden manejarse. Los siguientes son ejemplos de algunos efectos tardíos con base en las partes del cuerpo comprometidas.

Cerebro:

  • Aprendizaje
  • Memoria
  • Atención
  • Lenguaje
  • Problemas emocionales y de comportamiento
  • Convulsiones, dolores de cabeza

Oídos:

  • Pérdida de la audición
  • Zumbido en los oídos
  • Mareos

Ojos:

  • Problemas con la visión
  • Ojos secos o llorosos
  • Sensibilidad a la luz
  • Irritación
  • Párpados caídos
  • Tumores en los párpados

Pulmones:

  • Infecciones
  • Dificultad para respirar
  • Tos persistente
  • Problemas para respirar
  • Cáncer de pulmón

Boca:

  • Dientes pequeños o falta de dientes
  • Riesgo de caries
  • Dientes sensibles
  • Desarrollo tardío de los dientes
  • Enfermedad de las encías
  • Boca seca

Otros efectos tardíos puede incluir:

  • El músculo o el hueso se pueden ver afectados en el área del cuerpo en donde se necesitaron los tratamientos. Esto puede tener un impacto en la forma en la que el niño camina o corre o puede provocar dolor óseo o muscular, debilidad o rigidez.
  • Las glándulas y los órganos que producen hormonas pueden quedar expuestas a los tratamientos. Esto incluye a la glándula tiroides en el cuello y la hipófisis en el cerebro. Esto puede tener un efecto en el crecimiento, el metabolismo, la pubertad, la fertilidad y otras funciones más adelante.
  • El ritmo o la función cardíaca pueden verse afectados por ciertos tratamientos.
  • Un ligero aumento en el riesgo de presentar otro cáncer más adelante en la vida.

La mayoría de los efectos que se mencionaron anteriormente son físicos. También pueden presentarse efectos emocionales a largo plazo. Lidiar con los problemas de salud, las visitas adicionales al médico, o con las preocupaciones que vienen con el cáncer puede ser un desafío a lo largo del resto de la vida.

Prevención de problemas de salud

Muchos efectos tardíos no pueden evitarse, pero otros pueden manejarse o tratarse.

Hay algunas cosas que su hijo puede hacer para ayudar a prevenir otros problemas de salud y detectar los problemas de forma oportuna, como:

  • Llevar una dieta saludable
  • NO fumar
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Mantener un peso saludable
  • Realizarse pruebas y exámenes de detección regularmente, incluyendo en el corazón y los pulmones

Control

Estar atentos a los efectos tardíos será una parte clave de la atención de su hijo por muchos años. El Grupo de Oncología Infantil (COG, por sus siglas en inglés) crea lineamientos para un seguimiento a largo plazo en niños y adolescentes que han tenido cáncer. Pregunte al proveedor de su hijo sobre los lineamientos. Siga estos pasos generales:

  • Haga citas regulares para exámenes y pruebas físicas.
  • Lleve registros detallados de los tratamientos de su hijo.
  • Obtenga copias de todos los informes médicos.
  • Conserve una lista de contactos del equipo de atención médica de su hijo.
  • Pregunte al proveedor de su hijo sobre los efectos tardíos a los que podría tener que estar atento con base en los tratamientos.
  • Comparta información sobre el cáncer con futuros proveedores.

La atención y el control regulares le dan a su hijo la mejor oportunidad de recuperarse y tener buena salud.

Nombres alternativos

Cáncer infantil - efectos tardíos

Referencias

American Cancer Society. Children Diagnosed With Cancer: Late Effects of Cancer Treatment. Updated February 2, 2014. www.cancer.org/treatment/childrenandcancer/whenyourchildhascancer/children-diagnosed-with-cancer-late-effects-of-cancer-treatment. Accessed October 25, 2016.

National Cancer Institute. Late Effects of Treatment for Childhood Cancer (PDQ) -- Health Professional Version. Updated August 9, 2016. www.cancer.gov/types/childhood-cancers/late-effects-hp-pdq#section/all. Accessed October 25, 2016.

National Cancer Institute. Young People with Cancer: A Handbook for Parents. Updated September 2015. www.cancer.gov/publications/patient-education/young-people. Accessed October 25, 2016.

Vrooman L, Diller L, Kenney LB. Childhood cancer survivorship. In: Orkin SH, Fisher DE, Ginsburg D, Look AT, Lux SE, Nathan DG, eds. Nathan and Oski's Hematology and Oncology of Infancy and Childhood. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 72.

Ultima revisión 8/31/2016

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados