Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007696.htm

Presión arterial alta - niños

La presión arterial alta o hipertensión es un aumento en la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias en el cuerpo. Este artículo se enfoca en la presión arterial alta en los niños, lo cual es con frecuencia el resultado de estar con sobrepeso.

Las lecturas de la presión arterial se suministran en dos números. Estas medidas se escriben así: 120/80. Uno o ambos números pueden estar muy elevados.

  • El primer número (alto) es la presión arterial sistólica.
  • El segundo número (bajo) es la presión diastólica.

La presión arterial alta en niños mayores de 13 años se mide de manera diferente que a con los adultos. Esto es porque los cambios en la presión arterial se consideran normales cuando los niños crecen. Los números de la presión arterial de un niño se comparan con los de otro de la misma edad y género.

Los rangos de presión arterial en niños en las edades de 1 a 13 años se publican por la agencia de gobierno. También puede preguntarle a su proveedor de atención médica. Las lecturas anormales de la presión arterial se describen a continuación:

  • Presión arterial elevada
  • Presión arterial alta etapa 1
  • Presión arterial alta etapa 2

Con los niños mayores de 13 años  se siguen los mismos lineamientos para la presión arterial alta que con los adultos.

Causas

Muchas cosas la pueden afectar, incluyendo:

  • Niveles hormonales
  • La salud del sistema nervioso, corazón y vasos sanguíneos
  • La salud de los riñones

En la mayoría de los casos, no puede identificarse una causa. Esto se denomina hipertensión primaria (esencial)

Sin embargo, algunos factores pueden elevar el riesgo en los niños:

  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Antecedentes familiares de presión arterial alta
  • Raza: los afroamericanos tienen un alto riesgo de padecerla
  • Tener diabetes tipo 2 o alta la glucosa en sangre
  • Tener colesterol alto
  • Problemas para respirar mientras duermen, como roncar o apnea del sueño
  • Enfermedad renal
  • Haber nacido prematuro o con bajo peso

En la mayoría de los niños la presión arterial alta está ligada al sobrepeso.

La presión arterial alta puede ser causada por otro problema de salud. También puede ser provocada por un medicamento que el niño este tomando. Las causas secundarias son más comunes en los bebés y en los niños pequeños. Estas incluyen:

  • Problemas con la tiroides
  • Problemas con el corazón
  • Problemas renales
  • Ciertos tumores
  • Apnea del sueño
  • Medicamentos como los esteroides, anticonceptivos, AINES y algunas medicinas para la gripe

La presión arterial alta se normalizará una vez que se deje de tomar el medicamento o se trate la afección.

La presión arterial saludable para los niños se basa en el género, estatura y edad del niño. El proveedor de atención médica puede decirle cuál debe ser la presión arterial de su niño.

Síntomas

La mayoría de los niños no presenta síntomas de presión arterial alta. Con frecuencia es descubierta en una revisión médica de rutina cuando el médico verifica la presión arterial del niño.

Pruebas y exámenes

En la mayoría de los casos, la única señal es la medición misma. Para niños con un peso saludable, la presión arterial debe empezar a medirse a la edad de 3 años. Para obtener una lectura exacta, el proveedor de su hijo usará un medidor de presión que se le ajuste apropiadamente.

Si la presión arterial de su hijo está elevada, el proveedor debe hacer la medición dos veces y sacar un promedio de las dos lecturas.

La presión arterial se debe tomar en cada visita en niños que:

  • Sean obesos
  • Tomen medicamentos que puedan elevar la presión arterial
  • Tengan enfermedad renal
  • Tengan problemas con los vasos sanguíneos que llegan al corazón
  • Tengan diabetes 

El proveedor medirá la presión arterial de su hijo muchas veces antes de diagnosticarlo con presión arterial alta. 

El proveedor de su hijo preguntará sobre los antecedentes familiares, los patrones de sueño de su hijo, factores de riesgo y dieta.

El proveedor también realizará un examen físico en busca de señales que indiquen problemas en el corazón, daño en los ojos y otros cambios en el cuerpo del niño.

Otras pruebas que el proveedor de su hijo pueda querer realizar incluyen:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es bajar la presión arterial alta y así disminuir el riesgo de sufrir complicaciones. El proveedor de su hijo puede decirle cuáles son los objetivos para su presión arterial.

Si su hijo tiene la presión arterial elevada, su proveedor le recomendará cambios en su estilo de vida para ayudarle a bajar su presión arterial. 

Los hábitos saludables pueden ayudarle a su niño a no ganar más peso. Trabajar juntos en familia es la mejor manera de ayudarlo a perder peso. Trabajen juntos para ayudar a su hijo:

  • Siga la dieta DASH, la cual es baja en sal, muchas frutas y vegetales, carnes magras, granos integrales y lácteos bajos en grasa o sin grasa.
  • Disminuya el consumo de bebidas azucaradas y de comidas con azúcar agregada
  • Hacer ejercicios de 30 a 60 minutos todos los días
  • Limite a menos de 2 horas el tiempo de pantalla y de otras actividades sedentarias

La presión arterial de su hijo se medirá nuevamente en 6 meses. Si continúa alta, se le tomará en sus extremidades. Luego se volverá a medir en 12 meses. Si la presión arterial continúa alta, el proveedor le recomendará monitorear continuamente su presión durante 24 a 48 horas. A esta prueba se le llama monitoreo de presión arterial ambulatoria. Su hijo también puede necesitar ver a un médico especialista en el corazón o los riñones.

También se pueden realizar otras pruebas para detectar:

  • Nivel alto de colesterol
  • Diabetes (prueba A1C)
  • Enfermedad cardíaca, utilizando pruebas como el ecocardiograma o el electrocardiograma
  • Enfermedad renal, utilizando pruebas como un panel metabólico simple y un urianálisis o ultrasonido de los riñones

Se realizará el mismo proceso en niños con presión arterial alta en etapa 1 o 2 de. Sin embargo, el seguimiento de las pruebas y las referencias a los especialistas se realizará en 1 o 2 semanas para la etapa 1 y después de una semana para quienes estén en la etapa 2.

Si los cambios en el estilo de vida no la controlan o su niño tiene otros factores de riesgo, este puede necesitar medicamentos para la presión arterial alta. Las medicinas usadas con mayor frecuencia en niños incluyen:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina
  • Bloqueadores de los receptores de angiotensina
  • Betabloqueadores
  • Bloqueadores de los canales de calcio
  • Diuréticos

El proveedor de su niño puede recomendarle vigilar la presión arterial de su hijo en casa. Esto puede ayudar a ver si están funcionando los cambios en el estilo de vida o los medicamentos.

Expectativas (pronóstico)

La mayor parte del tiempo, la presión arterial alta en niños puede ser controlada haciendo cambios en el estilo de vida y de ser necesario con medicamentos.

Posibles complicaciones

Si no tratamos la presión arterial alta en los niños puede llevar a complicaciones en la adultez, los cuales pueden incluir:

  • Derrame cerebral
  • Ataque al corazón
  • Insuficiencia cardíaco
  • Enfermedad renal 

Cuándo contactar a un profesional medico

Llame al proveedor de su hijo, si el control en el hogar muestra que la presión arterial sigue alta.

Prevención

El proveedor medirá la presión arterial del niño al menos una vez al año después de los 3 años.

Usted puede ayudar a su niño a prevenir la presión arterial alta siguiendo los cambios en el estilo de vida diseñados para bajarla. 

Nombres alternativos

Hipertensión - niños; HBP (por sus siglas en inglés) - niños; Hipertensión pediátrica

Referencias

Baker-Smith CM, Flinn SK, Flynn JT, et al; SUBCOMMITTEE ON SCREENING AND MANAGEMENT OF HIGH BP IN CHILDREN. Diagnosis, evaluation, and management of high blood pressure in children and adolescents. Pediatrics. 2018;142(3). PMID: 30126937 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30126937.

Coleman DM, Eliason JL, Stanley JC. Renovascular and aortic developmental disorders. In: Sidawy AN, Perler BA, eds. Rutherford's Vascular Surgery and Endovascular Therapy. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 130.

Hanevold CD, Flynn JT. Hypertension in children: diagnosis and treatment. In: Bakris GL, Sorrentino MJ, eds. Hypertension: A Companion to Braunwald's Heart Disease. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2018:chap 17.

Lande MB. Systemic hypertension. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 445.

Ultima revisión 8/5/2018

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.