Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007628.htm

Las primeras vacunas de su hijo

La totalidad del siguiente contenido se toma de Las Primeras Vacunas de su Bebé, una hoja de información sobre vacunas (Vaccine Information Statement, VIS) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC): www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/multi.html. Última actualización de la página: 1 de abril de 2020.

Información

LO QUE NECESITA SABER

Las vacunas incluidas en esta declaración probablemente se administrarán al mismo tiempo durante la lactancia y la infancia temprana. Existen Declaraciones de Información de Vacunas para otras vacunas que también se recomiendan rutinariamente para niños pequeños (sarampión, paperas, rubéola, varicela, rotavirus, gripe y hepatitis A).

Su hijo recibirá estas vacunas hoy:

[ ] DTaP

[ ] Hib

[ ] Hepatitis B

[ ] Polio

[ ] PCV13

(Proveedor: marque las casillas correspondientes)

1. ¿Por qué vacunarse?

Las vacunas previenen enfermedades. La mayoría de las enfermedades que se pueden prevenir con vacunas son mucho menos comunes de lo que solían ser, pero algunas de estas enfermedades todavía ocurren en los Estados Unidos. Cuando se vacunan menos bebés, se enferman más pequeños.

Difteria, tétanos y tos ferina

Difteria (D) puede producir dificultad para respirar, insuficiencia cardíaca, parálisis o la muerte.

Tétanos (T) provoca rigidez dolorosa en los músculos. El tétanos puede provocar problemas de salud graves, incluyendo incapacidad para abrir la boca, problemas para tragar y respirar o la muerte.   

Tos ferina (aP), también conocida como "tos convulsiva", esta enfermedad puede causar una tos incontrolable y violenta que dificulta respirar, comer o beber. La tos ferina puede ser muy grave en bebés y niños pequeños al causar neumonía, convulsiones, daño cerebral o la muerte. En adolescentes y adultos puede causar pérdida de peso, pérdida del control de la vejiga, desmayos y fracturas en las costillas debido a la tos fuerte.

Enfermedad Hib (Haemophilus influenzae tipo b)

La haemophilus influenzae tipo b puede causar muchos tipos diferentes de infecciones. Estas infecciones afectan usualmente a niños menores de 5 años.  Las bacterias Hib pueden causar enfermedades leves, como infecciones del oído o bronquitis, o pueden provocar enfermedades graves, como infecciones del torrente sanguíneo. Las infecciones graves por Hib requieren tratamiento hospitalario y algunas veces son mortales.

Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad del hígado. La infección aguda por hepatitis B es una enfermedad a corto plazo que puede provocar fiebre, fatiga, pérdida del apetito, náuseas, vómito, ictericia (piel y esclerótica amarillas, orina oscura, heces de color arcilla), y dolor en los músculos, las articulaciones y el estómago. La infección crónica por hepatitis B es una enfermedad a largo plazo muy grave y puede causar daño hepático (cirrosis), cáncer de hígado y la muerte.

Polio

La polio es provocada por el poliovirus.  La mayoría de las personas infectadas con poliovirus no tiene síntomas, pero algunas personas presentan dolor de garganta, fiebre, cansancio, náuseas, dolor de cabeza o dolor de estómago.  Un grupo reducido de personas desarrollará síntomas más graves que afectan el cerebro y a la médula espinal.  En la mayoría de los casos graves, la polio puede causar debilidad y parálisis (la persona no puede mover partes de su cuerpo) lo que puede provocar una discapacidad permanente y, en casos poco frecuentes, la muerte.

Enfermedad por neumococo

Es una enfermedad causada por bacterias neumocócicas. Estas bacterias pueden provocar neumonía (infección de los pulmones), infecciones del oído, infecciones sinusales, meningitis (infección del tejido que recubre el cerebro y la médula espinal) y bacteremia (infección del torrente sanguíneo). La mayoría de las infecciones por neumococo son leves, pero algunas pueden provocar problemas a largo plazo, como daño cerebral o pérdida auditiva. La meningitis, la bacteremia y la neumonía provocadas por la enfermedad del neumococo pueden ser mortales.

2. Vacunas conjugadas para la DTaP, Hib, hepatitis B, polio y el neumococo

Los bebés y los niños usualmente necesitan:

  • 5 dosis de la vacuna contra la difteria, el tétano y la tos ferina acelular (DTaP)
  • De 3 a 4 dosis de la vacuna Hib 
  • 3 dosis de la vacuna contra la hepatitis B
  • 4 dosis de la vacuna contra la polio
  • 4 dosis de la vacuna conjugada contra el neumococo (PCV 13)
Algunos niños pueden necesitar menos o más dosis de algunas vacunas para estar completamente protegidos debido a la edad en que reciben las vacunas u otras circunstancias.

También se puede recomendar que niños mayores, adolescentes y adultos con ciertas afecciones de salud u otros factores de riesgo reciban 1 o más dosis de algunas de estas vacunas.

Estas vacunas se pueden administrar de manera independiente o como parte de una vacuna combinada (un tipo de vacuna que combina más de una vacuna en una sola inyección).

3. Hable con su proveedor de atención médica

Dígale al proveedor de vacunas si el niño que va a recibir la vacuna:

Para todas las vacunas:

  • Ha tenido una reacción alérgica después de recibir una dosis anterior de la vacuna o si tiene cualquier alergia grave y potencialmente mortal.

Para DTaP:

  • Ha tenido una reacción alérgica después de recibir una dosis anterior de cualquier vacuna que proteja contra el tétanos, la difteria o la tos ferina.
  • Ha estado en coma o ha tenido un nivel reducido de consciencia o convulsiones prolongadas dentro de los 7 días posteriores a la administración de una dosis anterior de cualquier vacuna contra la tos ferina (DTP o DTaP).
  • Ha tenido convulsiones u otro problema del sistema nervioso.
  • Ha tenido alguna vez el síndrome de Guillain-Barré (también llamado GBS).
  • Ha tenido dolor intenso o hinchazón después de recibir una dosis anterior de cualquier vacuna que proteja contra el tétanos  o la difteria.

Para la PCV13:

  • Ha tenido una reacción alérgica después de una dosis anterior de PCV13, a la antigua vacuna conjugada contra el neumococo, conocida como PCV7 o a cualquier vacuna que contenga el toxoide de la difteria (por ejemplo, la vacuna DTaP).

En algunos casos, el proveedor de atención médica de su hijo puede decidir posponer la vacuna para una próxima consulta.

Los niños con enfermedades leves, como un resfriado, pueden ser vacunados. Los niños con enfermedades moderadas o graves usualmente deben esperar hasta recuperarse antes de ser vacunados.

El proveedor de atención médica de su hijo puede darle más información.

4. Los riesgos de una reacción a una vacuna

Para la vacuna DTaP:

  • Después de recibir la vacuna DTaP se puede presentar dolor o hinchazón en el sitio de la inyección, fiebre, irritación, sensación de cansancio, pérdida del apetito y vómito.
  • Reacciones más graves a la vacuna DTaP, como convulsiones, llanto ininterrumpido durante 3 horas o más o fiebre alta (más de 105 ° F o 40.5 ° C), aparecen con menos frecuencia. En ocasiones poco frecuentes se presenta hinchazón de todo el brazo o la pierna, especialmente en niños mayores cuando reciben la cuarta o quinta dosis.
  • En ocasiones muy poco frecuentes puede suceder convulsiones a largo plazo, coma, disminución de la consciencia o daño cerebral permanente después de recibir la vacuna DTaP.

Para la vacuna Hib:

  • Después de recibir la vacuna Hib se puede presentar enrojecimiento, calor e hinchazón en el sitio de la inyección y fiebre.

Para la vacuna contra la hepatitis B:

  • Después de recibir la vacuna contra la hepatitis B se puede presentar enrojecimiento en el sitio de la inyección o fiebre.

Para la vacuna contra la polio:

  • Después de recibir la vacuna contra la polio se puede presentar un punto doloroso con enrojecimiento, hinchazón o dolor en el sitio de la inyección.

Para la vacuna PCV13:

  • Después de recibir esta vacuna se puede presentar enrojecimiento, hinchazón, dolor o sensibilidad en el sitio de la inyección, así como fiebre, pérdida del apetito, irritabilidad, sensación de cansancio, dolor de cabeza y escalofríos.
  • Los niños pequeños pueden tener un riesgo alto de presentar convulsiones después de recibir la vacuna PCV13 si esta es administrada al mismo tiempo que la vacuna inactivada contra la influenza. Pídale más información a su proveedor de atención médica.

Como con cualquier medicamento, existe una posibilidad remota de que la vacuna provoque una reacción alérgica grave, otra lesión grave o la muerte. 

5. ¿Qué pasa si hay una reacción grave?

Una reacción alérgica puede ocurrir después de que la persona vacunada salga de la clínica. Si nota signos de una reacción alérgica grave (urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, ritmo cardíaco rápido, mareo o debilidad), llame a su número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) y lleve a la persona al hospital más cercano.

Para otros signos que le preocupen, llame a su proveedor de atención médica. 

Las reacciones adversas deben reportarse al Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting, VAERS). Usualmente, su proveedor de atención médica presentará este reporte o usted puede hacerlo. Visite el sitio web del VAERS en vaers.hhs.gov o llame al 1-800-822-7967. El VAERS es solo para reportar reacciones y su personal no da consejos médicos.

6. El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (The National Vaccine Injury Compensation Program, VICP) es un programa federal creado para compensar a las personas que pueden haber resultado lesionadas por ciertas vacunas. Visite el sitio web del VICP en www.hrsa.gov/vaccine-compensation/index.html o llame al 1-800-338-2382 para aprender más acerca del programa y cómo presentar un reclamo. Hay un límite de tiempo para presentar un reclama de compensación.

7. ¿Cómo puedo encontrar más información?

Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Vaccine information statements (VISs): Your child's first vaccines. www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/multi.html. Updated April 1, 2020. Accessed April 2, 2020.

Ultima revisión 10/2/2019

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 04/02/2020.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.