Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007558.htm

Cirugía de tiroides retroesternal

La glándula tiroides normalmente está situada en la parte frontal del cuello. La tiroides retroesternal se refiere a la localización anormal de toda o parte de la glándula tiroides por debajo del esternón.

Descripción

El bocio retroesternal siempre es una posibilidad en personas que tienen una masa que sobresale en el cuello. Un bocio retroesternal frecuentemente no causa ningún síntoma durante años. A menudo se detecta cuando se toma una radiografía o una tomografía computarizada del tórax por otra razón. Cualquier tipo de síntoma, por lo general, se debe a la presión sobre las estructuras vecinas, como la tráquea y el tubo de deglución (esófago).

La cirugía para extirpar completamente el bocio puede ser recomendada, incluso si usted no tiene síntomas.

Durante la cirugía:

  • Usted recibe anestesia general. Esto hará que se duerma y no pueda sentir dolor.
  • Usted se acuesta boca arriba con el cuello ligeramente extendido.
  • El cirujano hace un corte (incisión) al frente de la parte inferior del cuello, justo encima de la clavícula para determinar si la masa se puede extirpar sin abrir el pecho. La mayoría de las veces, la cirugía se puede hacer de esta manera.
  • Si la masa está muy profunda en el pecho, el cirujano hará una incisión a lo largo de la mitad del esternón. Luego se extirpará todo el bocio.
  • Se puede dejar una sonda puesta durante un tiempo para drenar el líquido y la sangre. Esta usualmente se retira en 1 o 2 días.
  • Las incisiones se cierran con puntos (suturas).

Por qué se realiza el procedimiento

Esta cirugía se realiza para eliminar por completo la masa. Si no se extirpa, puede ejercer presión sobre la tráquea y el esófago.

Si el bocio retroesternal ha estado allí por mucho tiempo, usted puede tener dificultad para tragar los alimentos, dolor leve en la zona del cuello o dificultad para respirar.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

  • Reacciones a los medicamentos, problemas de respiración
  • Sangrado, coágulos de sangre, infecciones

Los riesgos de la cirugía de la tiroides retroesternal son:

  • Daño a las glándulas paratiroides (las glándulas pequeñas cerca de la tiroides) o a su flujo sanguíneo, lo que ocasiona un nivel bajo de calcio
  • Daño a la tráquea
  • Perforación del esófago
  • Daño en las cuerdas vocales

Antes del procedimiento

Durante las semanas anteriores a su cirugía:

  • Es posible que usted necesite que le hagan exámenes que muestren exactamente dónde se encuentra la glándula tiroides. Esto le ayudará al cirujano a encontrar la glándula tiroides durante la cirugía. Le pueden hacer una tomografía computarizada, un ultrasonido u otros exámenes imagenológicos.
  • También puede necesitar medicamentos para la tiroides o tratamientos con yodo durante 1 a 2 semanas antes de la cirugía.

Coméntele a su proveedor sobre todos los medicamentos que toma, incluso los que haya comprado sin una receta. Estos incluyen las hierbas y los suplementos.

Desde varios días hasta una semana antes de la cirugía:

  • Se le puede solicitar que deje de tomar temporalmente medicamentos anticoagulantes. Estos incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil), naproxeno (Aleve), clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin), entre otros.
  • Surta las recetas de medicamentos para el dolor y calcio que necesitará después de la cirugía.
  • Informe a su proveedor sobre los medicamentos que toma, aún los que ha comprado sin receta. Estos incluyen hierbas y suplementos. Pregunte a su proveedor qué medicamentos puede seguir tomando hasta el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda a su proveedor.

Un día antes de la cirugía

  • Siga las instrucciones que se le den sobre cuándo dejar de comer y beber.
  • Tome los medicamentos que su proveedor le dijo con un sorbo pequeño de agua.
  • Asegúrese de llegar al hospital a tiempo.

Después del procedimiento

Puede que deba permanecer en el hospital de un día para otro después de la cirugía, de manera que pueda ser monitoreado si hay algún sangrado, cambios en el nivel de calcio o problemas respiratorios.

Es posible que pueda irse a su casa al día siguiente si la cirugía se realizó a través del cuello. Si le abrieron el pecho, puede permanecer en el hospital durante varios días.

Es probable que usted sea capaz de levantarse y caminar en el día de la cirugía o el día después de la cirugía. La recuperación completa le debe llevar unas 3 a 4 semanas.

Usted puede sentir dolor después de la cirugía. Pida instrucciones a su proveedor acerca de cómo tomar los analgésicos después de que vaya a casa.

Siga las instrucciones para cuidarse después de regresar a su casa.

Expectativas (pronóstico)

El resultado de esta cirugía es generalmente excelente. Muchas personas necesitan tomar hormonas tiroideas (reemplazo hormonal tiroideo) por el resto de su vida cuando se extrae completamente la glándula.

Nombres alternativos

Tiroides subesternal - cirugía; Bocio mediastínico - cirugía

Referencias

Kaplan EL, Angelos P, James BC, Nagar S, Grogan RH. Surgery of the thyroid. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 96.

Smith PW, Hanks LR, Salomone LJ, Hanks JB. Thyroid. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 36.

Ultima revisión 1/7/2018

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.