Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007453.htm

Estimulación cerebral profunda

La estimulación cerebral profunda (ECP) utiliza un dispositivo llamado neuroestimulador para transmitir señales eléctricas a las áreas del cerebro que controlan el movimiento, el dolor, el peso y el estado de alerta.

Descripción

El sistema de la ECP consta de tres partes:

  • Uno o más cables aislados llamados derivaciones o electrodos que se colocan dentro del cerebro.
  • El neuroestimulador, que genera la corriente eléctrica. El estimulador es similar a un marcapasos cardíaco. Por lo general se coloca bajo la piel cerca de la clavícula, pero se puede poner en otra parte en el cuerpo.
  • En algunas personas se añade otro cable delgado y aislado llamado extensión, que conecta la derivación al neuroestimulador.

La cirugía se hace para colocar cada parte del sistema neuroestimulador. En los adultos, todo el sistema se puede colocar en 1 o 2 etapas (2 cirugías por separado).

La etapa 1 por lo general se lleva a cabo bajo anestesia local, lo cual significa que usted está despierto, pero sin dolor (en los niños, se administra anestesia general).

  • Su cabeza se coloca en un marco especial mediante tornillos pequeños para mantenerla quieta durante el procedimiento. Se aplica anestesia donde los tornillos hacen contacto con el cuero cabelludo. Algunas veces, el procedimiento se hace con una resonancia magnética y se utiliza un marco encima de la cabeza en lugar de alrededor de la cabeza.
  • Se aplica anestesia al cuero cabelludo en el sitio donde el cirujano perfora una pequeña abertura en el cráneo y coloca la derivación en una zona específica del cerebro.
  • Si se van a tratar ambos lados del cerebro, el cirujano hará una abertura en ambos lados del cráneo e introducirá dos derivaciones.
  • Es posible que sea necesario enviar pequeños impulsos eléctricos a través de la derivación para asegurarse de que esté conectada al área del cerebro responsable de sus síntomas.

La etapa 2 se hace bajo la anestesia general, lo cual significa que usted está dormido y sin dolor. El momento adecuado de esta etapa de la cirugía depende de dónde se colocará el estimulador en el cerebro.

  • El cirujano hace una pequeña abertura (incisión), por lo general justo debajo de la clavícula e implanta el neuroestimulador. (Algunas veces se coloca bajo la piel en la parte inferior del tórax o la zona ventral).
  • El cable de extensión se pasa por debajo de la piel de la cabeza, el cuello y el hombro y va conectado al neuroestimulador.
  • La incisión se cierra. El dispositivo y los cables no se pueden ver por fuera del cuerpo.

Una vez conectados, los impulsos eléctricos viajan desde el neuroestimulador, a lo largo del cable de extensión, hasta la derivación y hacia el cerebro. Estos diminutos impulsos interfieren y bloquean las señales eléctricas que causan síntomas de ciertas enfermedades.

Por qué se realiza el procedimiento

La estimulación cerebral profunda comúnmente se hace para personas con mal de Parkinson cuando los síntomas no se pueden controlar por medio de medicinas. La ECP no cura el mal de Parkinson, pero puede ayudar a reducir los síntomas como:

  • Temblores
  • Rigidez
  • Tensión
  • Movimientos lentos
  • Problemas para caminar

La estimulación cerebral profunda también se puede utilizar para tratar las siguientes afecciones:

Riesgos

La ECP se considera segura y efectiva cuando se lleva a cabo en las personas apropiadas.

Los riesgos de la colocación de la estimulación cerebral profunda pueden incluir:

  • Reacción alérgica a las partes de la ECP
  • Problemas para concentrarse
  • Vértigo
  • Infección
  • Escape de líquido cefalorraquídeo, lo cual puede conducir a dolor de cabeza o meningitis
  • Pérdida del equilibrio, reducción de la coordinación, o una pérdida leve del movimiento
  • Sensaciones parecidas a un shock
  • Problemas del habla o la visión
  • Dolor o hinchazón temporal en el sitio donde se implantó el dispositivo
  • Hormigueo temporal en la cara, los brazos o las piernas

También pueden presentarse problemas si las partes del sistema de la ECP se rompen o se mueven. Estos incluyen:

  • Ruptura del dispositivo, la derivación o los cables, lo cual puede conducir a otra cirugía para reemplazar la parte rota
  • Falla de la pila, lo cual haría que el dispositivo dejara de trabajar correctamente (la pila normalmente dura 3 a 5 años)
  • El cable que conecta el estimulador a la derivación en el cerebro se sale a través de la piel (puede ocurrir en gente muy delgada)
  • La parte del dispositivo colocado en el cerebro puede desprenderse o desplazarse a un lugar diferente en el cerebro (esto es raro)

Los posibles riesgos de cualquier cirugía cerebral son:

  • Coágulo de sangre o sangrado en el cerebro
  • Hinchazón cerebral
  • Coma
  • Confusión, que por lo general dura a lo sumo sólo días o semanas
  • Infección en el cerebro, en la herida o en el cráneo
  • Problemas con el habla, la memoria, la debilidad muscular, el equilibrio, la visión, la coordinación y otras funciones, los cuales pueden ser a corto plazo o permanentes
  • Convulsiones
  • Accidente cerebrovascular

Los riesgos de la anestesia general son:

  • Reacciones a medicinas
  • Problemas respiratorios

Antes del procedimiento

A usted se le practicará un examen físico completo.

El médico ordenará muchos exámenes de laboratorio e imagenológicos, por ejemplo, resonancia magnética o tomografía computarizada. Estos exámenes imagenológicos se hacen para ayudar al cirujano a señalar con precisión la parte exacta del cerebro responsable de los síntomas. Las imágenes se emplean para ayudar al cirujano a colocar la derivación en el cerebro durante la cirugía.

Es posible que usted tenga que ver a más de un especialista, como un neurólogo, un neurocirujano o un psicólogo, para constatar que el procedimiento sea apropiado para usted y que tenga las mejores probabilidades de éxito.

Antes de la cirugía, dígale al cirujano:

  • Si podría estar embarazada
  • Qué medicinas está tomando, incluso hierbas, suplementos o vitaminas de venta libre que haya comprado sin una receta
  • Si ha estado tomando mucho alcohol

Durante los días antes de la cirugía:

  • Su proveedor de atención médica le puede solicitar que deje de tomar medicinas, llamadas diluyentes sanguíneos, que dificultan la coagulación de la sangre. Estas incluyen warfarina (Coumadin), dabigatrán (Pradaxa), rivaroxabán (Xarelto), apixabán (Eliquis), clopidrogel (Plavix), ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno, naproxeno y otros antiinflamatorios no esteroides (AINE).
  • Si está tomando otras medicinas, pregúntele al médico si está bien tomarlas el día de la cirugía o en los días anteriores a la operación.
  • Si es fumador, trate de dejar de fumar. Pídale ayuda a su proveedor de atención médica.

La noche anterior y en el día de la cirugía, siga las instrucciones respecto a:

  • No beber ni comer nada durante 8 a 12 horas antes de la intervención.
  • Lavar su cabello con un champú especial.
  • Tomar las medicinas que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua.
  • Llegar al hospital a tiempo.

Después del procedimiento

Usted puede necesitar hospitalización durante aproximadamente 3 días.

El médico puede recetar antibióticos para prevenir una infección.

Usted volverá al consultorio del médico en una fecha posterior después de la cirugía. Durante esta visita, se enciende el estimulador y se ajusta la cantidad de estimulación. La cirugía no es necesaria. Este proceso también se denomina programación.

Llame al médico si presenta cualquiera de los siguientes problemas después de la cirugía de ECP:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Picazón o urticaria
  • Debilidad muscular
  • Náuseas y vómitos
  • Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo
  • Dolor
  • Enrojecimiento, hinchazón o irritación en cualquiera de los sitios de la cirugía
  • Problemas para hablar
  • Problemas de visión

Expectativas (pronóstico)

A las personas tratadas con ECP generalmente les va bien durante la cirugía. Muchas tienen una enorme mejoría en sus síntomas y calidad de vida. La mayor parte todavía tiene que tomar medicinas, pero en una dosis más baja.

Esta cirugía, y la cirugía en general, es más riesgosa en personas de más de 70 años de edad y aquellas con problemas de salud como hipertensión arterial y enfermedades que afectan los vasos sanguíneos en el cerebro. Usted y su médico deben sopesar cuidadosamente los beneficios de esta cirugía frente a los riesgos.

De ser necesario, el procedimiento de ECP se puede anular.

Nombres alternativos

Estimulación cerebral profunda del globo pálido; Estimulación cerebral profunda del subtálamo; Estimulación cerebral profunda del tálamo; ECP; Neuroestimulación cerebral

Referencias

Altinay M, Estemalik E, Malone DA Jr. A comprehensive review of the use of deep brain stimulation (DBS) in treatment of psychiatric and headache disorders. Headache. 2015;55:345-50. PMID: 25660121 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25660121.

Ho A L, Sussman E S, Zhang M, et al. Deep brain stimulation for obesity. Cureus. 2015;7(3):e259. PMID: 26180683 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26180683.

Kumar A, Pandey AK, Okun MS. Clinical neurophysiology: neuromodulation. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 32D.

Schrock LE, Mink JW, Tourette Syndrome Association International Deep Brain Stimulation (DBS) Database and Registry Study Group, et al. Tourette syndrome deep brain stimulation: a review and updated recommendations. Mov Disord. 2015;30:448-71. PMID: 25476818 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25476818.

Whitworth LA, Burchiel KJ. Deep brain stimulation in movement disorders: Parkinson's disease, essential tremor, and dystonia. In: Quiñones-Hinojosa A, ed. Schmidek and Sweet's Operative Neurosurgical Techniques. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 114.

Actualizado 10/22/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.