Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007391.htm

Reparación endovascular - aneurisma aórtico

Endovascular del aneurisma aórtico abdominal (AAA) es la cirugía para arreglar una parte dilatada en la aorta. Esto se llama aneurisma. La aorta es la gran arteria que lleva sangre al abdomen, la pelvis y las piernas.

Un aneurisma aórtico se da cuando una parte de esta arteria se vuelve demasiado grande o se abomba hacia afuera. Sucede debido a la debilidad en la pared arterial.

Descripción

El procedimiento se lleva a cabo en un quirófano, en la sala de radiología del hospital o en un laboratorio de cateterismo. Usted se acostará en una mesa acolchada. Puede recibir anestesia general (estará dormido y sin dolor) o anestesia raquídea o epidural. Durante el procedimiento, su cirujano:

  • Hará una incisión quirúrgica pequeña cerca de la ingle para encontrar la arteria femoral.
  • Colocará un stent (una espiral de metal) y un injerto artificial (sintético) a través de la incisión dentro de la arteria.
  • Luego usa un tinte para definir la extensión del aneurisma.
  • Emplea rayos X para guiar el stent cubierto hacia la aorta hasta donde se localiza el aneurisma.
  • Luego abrirá el stent (endoprótesis) usando un mecanismo similar a un resorte y lo fijará a las paredes de la aorta. El aneurisma finalmente se encogerá alrededor de este.
  • Por último, usará los rayos X y el tinte de nuevo para verificar que el stent este en el lugar correcto y que el aneurisma no este sangrando dentro del cuerpo.

Por qué se realiza el procedimiento

la EVAR se hace debido a que su aneurisma está muy grande, está creciendo rápidamente o presenta filtración o sangrado.

Usted puede tener un AAA que no esté causando ningún síntoma o problemas. Su proveedor de atención médica puede haber descubierto este problema cuando usted se sometió a una ecografía o tomografía computarizada por otra razón. Hay un riesgo de que este aneurisma pueda abrirse (romperse) si no se hace una cirugía para repararlo. Sin embargo, la cirugía para reparar el aneurisma también puede ser riesgosa. En tales casos, la EVAR es una opción.

Usted y su proveedor deben decidir si el riesgo de operarse es menor que el riesgo de ruptura si usted no se realiza la cirugía para reparar el problema. Es más probable que el proveedor le recomiende hacerse la cirugía si el aneurisma:

  • Es más grande (aproximadamente 2 pulgadas o 5 cm).
  • Está creciendo más rápidamente (un poco menos de 1/4 de pulgada durante los últimos 6 a 12 meses).

EVAR tiene un menor riesgo de complicaciones en comparación con la cirugía abierta. Su proveedor muy probablemente sugerirá esta cirugía si tiene otros problemas de salud serios o si usted es una persona de avanzada edad.

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Los riesgos de esta cirugía son:

  • Sangrado alrededor del injerto que necesita más cirugía
  • Sangrado antes o después del procedimiento
  • Obstrucción de la endoprótesis vascular (stent)
  • Daño a un nervio, causando debilidad, dolor o entumecimiento en la pierna
  • Insuficiencia renal
  • Riego sanguíneo deficiente a las piernas, los riñones u otros órganos
  • Problemas para lograr y mantener una erección
  • La cirugía no es efectiva y usted necesita una cirugía abierta
  • La endoprótesis vascular se corre

Antes del procedimiento

Su proveedor lo examinará y ordenará exámenes antes de que le realicen la cirugía.

Coméntele siempre a su proveedor qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Si usted es fumador, debe dejar el cigarrillo. Su proveedor le puede ayudar. Las siguientes son algunas cosas que deberá que hacer antes de la cirugía.

  • Aproximadamente dos semanas antes de la cirugía, usted visitará a su proveedor para verificar que problemas como diabetes, hipertensión arterial y problemas cardíacos y pulmonares se estén tratando bien.
  • Igualmente, le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Estos incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) y naproxeno (Aleve y Naprosyn).
  • Pregunte qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Siempre hágale saber a su proveedor si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquiera otra enfermedad antes de la cirugía.

La noche antes de la cirugía:

  • NO beba nada después de la medianoche, ni siquiera agua.

En el día de la cirugía:

  • Tome los medicamentos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua.
  • Se le dirá cuándo debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas permanecen hospitalizadas por algunos días después de esta cirugía, según el tipo de procedimiento que se hizo. En la mayoría de los casos, la recuperación de este procedimiento es más rápida y provoca menos dolor que la de la cirugía abierta. Además, muy probablemente será capaz de irse a casa con más rapidez.

Durante una hospitalización, usted puede:

  • Estar en la unidad de cuidados intensivos (UCI), donde lo vigilarán atentamente al principio
  • Tener una sonda vesical
  • Recibir medicamentos para diluir la sangre
  • Lo pueden animar a sentarse en el lado de la cama y luego caminar
  • Usar medias especiales para prevenir coágulos de sangre en las piernas
  • Recibir analgésicos intravenosos o dentro del espacio que rodea la médula espinal (epidural)

Expectativas (pronóstico)

La recuperación después de la reparación endovascular es rápida en la mayoría de los casos.

Será necesario que lo vigilen y revisen regularmente para asegurarse de que el aneurisma aórtico reparado no está filtrando sangre.

Nombres alternativos

EVAR; Reparación de aneurisma endovascular - aorta; AAA - Reparación endovascular; Reparación - aneurisma aórtico - endovascular

Referencias

Desgranges P, Kobeiter H, Katsahian S, et al. Editor's choice - ECAR (endovasculaire ou chirurgie dans les anévrysmes aorto-iliaques rompus): a French randomized controlled trial of endovascular versus open surgical repair of ruptured aorto-iliac aneurysms. Eur J Vasc Endovasc Surg. 2015;50(3):303-310. PMID: 26001320 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26001320.

Holt PJE, Thompson MM. Abdominal aortic aneurysms: evaluation and decision making. In: Cronenwett JL, Johnston KW, eds. Rutherford's Vascular Surgery. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 130.

Lal BK, Zhou W, Li Z, et al. Predictors and outcomes of endoleaks in the veterans affairs open versus endovascular repair (OVER) trial of abdominal aortic aneurysms. J Vasc Surg. 2015;62(6):1394-1404. PMID: 26598115 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26598115.

Tracci MC, Cherry KJ. The aorta. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 61.

Ultima revisión 11/11/2016

Versión en inglés revisada por: Mary C. Mancini, MD, PhD, Department of Surgery, Louisiana State University Health Sciences Center-Shreveport, Shreveport, LA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.