Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003320.htm

Tórax excavado

Es un término médico que describe una formación anómala de la caja torácica que le da al pecho una apariencia hundida o deprimida.

Consideraciones

El tórax excavado ocurre en un bebé que se está desarrollando en el útero. También puede presentarse en un bebé después del nacimiento. La afección puede ser leve o grave.

El tórax excavado se debe a un crecimiento excesivo del tejido conectivo que une las costillas al esternón. Esto ocasiona que el esternón crezca hacia adentro. Como resultado, se presenta una depresión en el pecho sobre el esternón, el cual puede parecer bastante profundo.

Si el caso es grave, el corazón y los pulmones pueden resultar afectados. Además, la manera en la que se ve el tórax puede provocar estrés emocional para el niño.

Causas

Se desconoce la causa exacta. El tórax excavado se presenta por sí solo. O puede existir un antecedente familiar de la afección. Otros problemas de salud vinculados con la afección incluyen:

  • Síndrome de Marfan (enfermedad del tejido conectivo)
  • Síndrome de Noonan (trastorno que provoca que muchas partes del cuerpo se desarrollen de manera anormal)
  • Síndrome de Poland (trastorno que causa que los músculos no se desarrollen completamente o no se desarrollen)
  • Raquitismo (ablandamiento y debilitamiento de los huesos)
  • Escoliosis (curvatura anormal de la columna vertebral)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si usted o su hijo tienen alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor torácico
  • Problemas para respirar
  • Sentimientos de depresión o de rabia a causa de esta afección
  • Se siente cansado, incluso cuando no está activo

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor llevará a cabo un examen físico. Un bebé con tórax excavado puede presentar otros síntomas y signos que, tomados en conjunto, definen una afección específica conocida como síndrome.

El proveedor también le preguntará acerca de la historia clínica, por ejemplo:

  • ¿Cuándo notó el problema por primera vez?
  • ¿Está mejorando, empeorando o se mantiene igual?
  • ¿Ha tenido algún otro miembro de la familia un tórax con forma inusual?
  • ¿Qué otros síntomas hay?

Se pueden hacer exámenes para descartar trastornos sospechosos. Entre estos exámenes están:

Se pueden hacer pruebas para determinar qué tan gravemente están afectados los pulmones y el corazón.

Esta afección se puede reparar quirúrgicamente. La cirugía generalmente se aconseja si existen otros problemas de salud, como dificultades para respirar. La cirugía también se puede llevar a cabo para mejorar la apariencia del tórax. Hable con su proveedor acerca de las opciones de tratamiento.

Nombres alternativos

Tórax en embudo; Pecho de zapatero; Tórax hundido

Instrucciones para el paciente

Referencias

Boas SR. Skeletal diseases influencing pulmonary function. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 417.

Cobben JM, Oostra RJ, van Dijk FS. Pectus excavatum and carinatum. Eur J Med Genet. 2014;57(8):414-417. PMID: 24821303 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24821303.

Martin L, Hackam D. Congenital chest wall deformities. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2017:891-898.

Ultima revisión 9/9/2017

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.