Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002418.htm

Cromo en la dieta

El cromo es un mineral esencial que no es producido por el cuerpo. Debe obtenerse de la alimentación.

Funciones

El cromo es importante en el metabolismo de las grasas y de los carbohidratos. Estimula la síntesis de los ácidos grasos y del colesterol, los cuales son importantes para la función cerebral y otros procesos corporales. El cromo también ayuda en la acción de la insulina y el metabolismo de la glucosa.

Fuentes alimenticias

La mejor fuente de cromo es la levadura de cerveza. Sin embargo, muchas personas no la utilizan porque causa hinchazón (distensión abdominal) y náuseas. Las carnes y granos enteros son fuentes relativamente buenas.

Otras buenas fuentes de cromo son las siguientes:

  • Carne
  • Hígado
  • Huevos
  • Pollo
  • Ostras
  • Germen de trigo
  • Brocolí

La pimienta negra y las melazas también son buenas fuentes de cromo.

Efectos secundarios

La deficiencia de cromo se puede observar como un deterioro de la tolerancia a la glucosa. Se presenta en personas mayores con diabetes tipo 2 y en los bebés con desnutrición proteico-calórica. Tomar suplementos de cromo puede ayudar, sin embargo, no es un sustituto para otros tratamientos.

Debido a la baja absorción y a la alta tasa de excreción de cromo, su toxicidad no es común.

Recomendaciones

El Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina (Food and Nutrition Board of the Institute of Medicine) recomienda los siguientes consumos de cromo en la dieta:

Bebés

  • De 0 a 6 meses: 0.2 microgramos por día (mcg/día)*
  • De 7 a 12 meses: 5.5 mcg/día*

Niños

  • De 1 a 3 años: 11 mcg/día*
  • De 4 a 8 años: 15 mcg/día*
  • Hombres de 9 a 13 años: 25 mcg/día*
  • Mujeres de 9 a 13 años: 21 mcg/día*

Adolescentes y adultos

  • Hombres de 14 a 50 años: 35 mcg/día*
  • Hombres de 51 años en adelante: 30 mcg/día*
  • Mujeres de 14 a 18 años: 24 mcg/día*
  • Mujeres de 19 a 50 años: 25 mcg/día*
  • Mujeres de 51 años en adelante: 20 mcg/día*
  • Mujeres embarazadas de 19 a 50 años: 30 mcg/día
  • Mujeres lactantes de 19 a 50 años: 45 mcg/día

IA o ingesta adecuada*

La mejor manera de obtener los requerimientos diarios de vitaminas esenciales es consumir una dieta equilibrada que contenga una variedad de alimentos del plato de guía alimentaria.

Las recomendaciones específicas dependen de la edad, el sexo y otros factores (como el embarazo). Las mujeres embarazadas o que estén produciendo leche materna (lactantes) necesitan cantidades mayores. Pregúntele a su proveedor de atención médica cuál es la mejor cantidad en su caso.

Nombres alternativos

Dieta - cromo

Referencias

Mason JB. Vitamins, trace minerals, and other micronutrients. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 218.

Salwen MJ. Vitamins and trace elements. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 23rd ed. St Louis, MO: Elsevier; 2017:chap 26.

Ultima revisión 1/7/2017

Versión en inglés revisada por: Emily Wax, RD, The Brooklyn Hospital Center, Brooklyn, NY. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.