Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001322.htm

Coccidioidomicosis aguda

Es una infección que ocurre cuando las esporas del hongo Coccidioides immitis ingresan al cuerpo a través de los pulmones.

Causas

La fiebre del Valle es una infección micótica que se observa con mayor frecuencia en las regiones desérticas del sudeste de los Estados Unidos, al igual que en América del Sur y Central. Se contrae inhalando hongos del suelo. La infección empieza en los pulmones. Afecta comúnmente a personas de más de 60 años de edad.

Esta fiebre también se denomina coccidioidomicosis.

Viajar a un área donde el hongo se observa comúnmente aumenta el riesgo de contraer esta infección. Sin embargo, usted es más propenso a desarrollar una infección seria si tiene un sistema inmunitario debilitado debido a:

  • Terapia antifactor de necrosis tumoral
  • Cáncer
  • Quimioterapia
  • Glucocorticoides (prednisona)
  • Afecciones cardiopulmonares
  • VIH/SIDA
  • Trasplante de órganos
  • Embarazo (especialmente el primer trimestre)

Las personas de ascendencia de nativos norteamericanos, africanos o filipinos también pueden contraer casos más graves.

Síntomas

La mayoría de las personas con la fiebre del Valle nunca tiene síntomas. Otras pueden tener síntomas de resfriado, síntomas seudogripales o de neumonía. Si se presentan síntomas, típicamente empiezan de 5 a 21 días después de estar expuesto al hongo.

Los síntomas comunes incluyen:

  • Hinchazón de tobillo, piernas y pies
  • Dolor torácico (puede variar de leve a grave)
  • Tos, posiblemente con flema (esputo) teñida de sangre
  • Fiebre y sudoración nocturna
  • Dolor de cabeza
  • Dolor y rigidez articular o dolores musculares
  • Falta de apetito
  • Tumoraciones rojizas y dolorosas en la parte inferior de las piernas (eritema nodular)

En raras ocasiones, la infección se propaga desde los pulmones a través del torrente sanguíneo hasta comprometer la piel, los huesos, las articulaciones, los ganglios linfáticos y el sistema nervioso central u otros órganos. Esta propagación se denomina coccidioidomicosis diseminada.

Las personas con esta forma más generalizada pueden resultar muy enfermas. Los síntomas pueden incluir:

Las lesiones cutáneas de la fiebre del Valle a menudo son un signo de enfermedad generalizada (diseminada). Con la infección más generalizada, las úlceras o lesiones cutáneas casi siempre se observan en la cara.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará un examen físico y hará preguntas acerca de los síntomas. Los exámenes que se realizan para las formas más leves de esta enfermedad incluyen:

Los exámenes que se hacen para las formas generalizadas o más graves de la infección incluyen:

Tratamiento

Si usted tiene un sistema inmunitario sano, la enfermedad casi siempre desaparece sin tratamiento. El proveedor puede recomendar reposo en cama y el tratamiento de los síntomas seudogripales hasta que desaparezca la fiebre.

Si usted tiene un sistema inmunitario debilitado, puede necesitar tratamiento antimicótico con anfotericina B, fluconazolo itroconazol. El itraconazol es la mejor opción farmacológica en personas con dolor articular o muscular.

Algunas veces, se necesita cirugía para extirpar la parte infectada del pulmón (en caso de enfermedad crónica o grave).

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la forma de la enfermedad que usted tenga y de su salud general.

Es probable que el desenlace clínico en la enfermedad aguda sea bueno. Con tratamiento, el desenlace clínico para las formas crónica o grave de la enfermedad también suele ser bueno (aunque puede haber recaídas). Las personas con la enfermedad diseminada tienen una tasa alta de mortalidad.

Posibles complicaciones

La fiebre del Valle diseminada puede causar:

  • Acumulaciones de pus en los pulmones (absceso pulmonar)
  • Cicatrización del pulmón

Estos problemas son mucho más probables si usted tiene un sistema inmunitario debilitado.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el proveedor si presenta síntomas de fiebre del Valle o si su estado no mejora con el tratamiento.

Prevención

Las personas con problemas inmunitarios (como las personas con SIDA y aquellas que usan fármacos que inhiben el sistema inmunitario) deben evitar ir a lugares en donde se encuentra este hongo. Si usted ya vive en esas áreas, otras medidas que se pueden tomar incluyen:

  • Cerrar las ventanas durante las tormentas de polvo
  • Evitar actividades que involucren la manipulación de tierra, tales como la jardinería

Tome los medicamentos preventivos según las indicaciones de su proveedor.

Nombres alternativos

Fiebre del Valle San Joaquín; Coccidioidomicosis, Cocci; Reumatismo del desierto

Referencias

Ameen M, Robles WS. Coccidioidomycosis. In: Lebwohl MG, Heymann WR, Berth-Jones J, Coulson I, eds. Treatment of Skin Disease: Comprehensive Therapeutic Strategies. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2014:chap 45.

Galgiani JN. Coccidioidomycosis (Coccidioides species). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 267.

Galgiani JN. Coccidioidomycosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 333.

Valley Fever (Coccidioidomycosis). Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Updated January 28, 2016. www.cdc.gov/fungal/diseases/coccidioidomycosis/index.html. Accessed August 26, 2016.

Ultima revisión 7/31/2016

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.