Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001252.htm

Osteítis fibrosa

Es una complicación del hiperparatiroidismo, una afección en la cual ciertos huesos se tornan anormalmente débiles y deformes.

Causas

Las paratiroides son 4 glándulas pequeñas localizadas en el cuello. Estas glándulas producen la hormona paratiroidea (PTH, en Inglés). Esta hormona ayuda a controlar los niveles de calcio, fósforo y vitamina D en la sangre y es importante para tener huesos sanos.

Demasiada cantidad de hormona paratiroidea (hiperparatiroidismo) puede llevar al incremento de la descomposición de los huesos, lo cual puede causar que estos se debiliten y se vuelvan más frágiles. Muchas personas con hipertiroidismo desarrollan osteoporosis. No todos los huesos responden de la misma manera al PTH. Algunos desarrollan zonas anormales donde el hueso es muy suave y prácticamente no contiene calcio. Esto es la osteítis fibrosa.

En ocasiones poco frecuentes, cáncer de paratiroides causa osteitis fibrosa.

Síntomas

La osteítis fibrosa puede ocasionar dolor o sensibilidad en los huesos. Se pueden presentar fracturas (rupturas) en los brazos, en las piernas o en la columna, al igual que otros problemas óseos.

El hiperparatiroidismo puede causar cualquiera de lo siguiente:

  • Náusea
  • Estreñimiento
  • Fatiga
  • Orinar frecuentemente
  • Debilidad

Pruebas y exámenes

Los exámenes de sangre muestran un alto nivel de calcio, hormona paratiroidea y fosfatasa alcalina (un químico de los huesos). Los niveles de fósforo en la sangre pueden estar bajos.

Las radiografías pueden revelar huesos delgados, fracturas, arqueamiento y quistes. Asimismo, las radiografías dentales pueden ser anormales.

Se puede tomar una radiografía del hueso. Las personas con hiperparatiroidismo tienen más probabilidad de padecer osteopenia (huesos delgados) u osteoporosis (huesos muy delgados) que padecer de osteítis fibrosa completamente desarrollada.

Tratamiento

La mayoría de los problemas óseos de la osteítis fibrosa se pueden revertir con cirugía para extirpar la o las glándulas paratiroideas anormales. Algunas personas pueden optar por no someterse a cirugía y en su lugar tener exámenes de sangre y mediciones óseas.

Si la cirugía no es posible, algunas veces se pueden usar medicamentos para bajar los niveles de calcio.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la osteítis fibrosa incluye cualquiera de lo siguiente:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta dolor o sensibilidad en los huesos o síntomas de hiperparatiroidismo.

Prevención

Los exámenes de sangre rutinarios efectuados durante una revisión médica o por otro problema de salud usualmente detectan un nivel alto de calcio antes de que cause un daño severo.

Nombres alternativos

Osteítis fibroquística; Hiperparatiroidismo - osteitis fibrosa 

Referencias

Silverberg SJ, Bilezikian JP. Primary hyperparathyroidism. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 63.

Thakker RV. The parathyroid glands, hypercalcemia and hypocalcemia. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 245.

Ultima revisión 5/2/2016

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.