Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000613.htm

Meningitis estafilocócica

La meningitis es una infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal. Estas membranas se llaman meninges.

Las bacterias son un tipo de gérmenes que pueden causar la meningitis. La bacteria estafilocócica es el tipo de bacteria que causa la meningitis.

Causas

La meningitis estafilocócica es causada por las bacterias Staphylococcus. Cuando es causada por la bacteria Staphylococcus aureus o por Staphylococcus epidermidis, generalmente se desarrolla como una complicación de una cirugía o como una infección que se disemina por vía sanguínea desde otro sitio.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Infecciones de las válvulas cardíacas
  • Infección pasada del cerebro
  • Antecedentes de meningitis debida a derivaciones del líquido cefalorraquídeo
  • Neurocirugía reciente
  • Derivación del líquido cefalorraquídeo
  • Traumatismo

Síntomas

Los síntomas pueden aparecer rápidamente y pueden incluir:

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

  • Agitación
  • Fontanelas abultadas en los bebés
  • Disminución del estado de conciencia
  • Alimentación deficiente o irritabilidad en los niños
  • Respiración rápida
  • Postura inusual con la cabeza y el cuello arqueados hacia atrás (opistótonos)

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica hará un examen físico. Las preguntas se centrarán en los síntomas y los factores de riesgo.

Si el médico cree que la meningitis es posible, se hace una punción lumbar (punción raquídea) para extraer una muestra de líquido cefalorraquídeo para su análisis. Si usted tiene una derivación del líquido cefalorraquídeo, la muestra se puede tomar de allí en su lugar.

Los exámenes pueden incluir:

Tratamiento

El tratamiento con antibióticos se iniciará lo más pronto posible. La vancomicina es la primera opción para la meningitis estafilocócica sospechosa. En vez de esta, algunas veces se utiliza la nafcilina. 

A menudo, el tratamiento incluirá la búsqueda y eliminación de las posibles fuentes de bacterias en el cuerpo. Estas incluyen derivaciones o válvulas cardíacas artificiales.

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento oportuno mejora el pronóstico. Sin embargo, algunas personas no sobreviven. Los niños pequeños y las personas adultas mayores de 50 años tienen el mayor riesgo de muerte.

La meningitis por estafilococos con frecuencia mejora más rápidamente con menos complicaciones, si se elimina la fuente de la infección. Las fuentes pueden incluir derivaciones, metales en las articulaciones o válvulas cardíacas artificiales.

Posibles complicaciones

Las complicaciones a largo plazo pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si sospecha meningitis en un niño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

Llame al número local de emergencias si presenta cualquiera de los síntomas graves que aparecen en la lista de arriba. La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

El uso preventivo de antibióticos en personas que estén en alto riesgo, antes de procedimientos diagnósticos o quirúrgicos, puede ayudar a reducir el riesgo. Hable de esto con el médico.

Nombres alternativos

Meningitis por estafilococos

Referencias

Nath A. Meningitis: bacterial, viral, and other. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 412.

Tunkel AR, Van de Beek D, Scheld WM. Acute meningitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 89.

Ultima revisión 7/31/2016

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.