Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000203.htm

Insuficiencia venosa

Es una afección en la cual las venas tienen problemas para retornar la sangre de las piernas al corazón.

Insuficiencia venosa

Causas

Normalmente, las válvulas de las venas profundas de la pierna mantienen la sangre fluyendo de nuevo hacia el corazón. Cuando se presenta insuficiencia venosa por largo tiempo (crónica), las paredes de las venas se debilitan y las válvulas se dañan. Esto provoca que las venas permanezcan llenas de sangre, especialmente al estar de pie.

La insuficiencia venosa crónica es una afección prolongada. Se debe muy comúnmente al mal funcionamiento (incompetencia) de las válvulas en las venas. También puede ocurrir como resultado de un antiguo coágulo de sangre en las piernas.

Los factores de riesgo para la insuficiencia venosa incluyen:

  • Edad
  • Antecedentes familiares de esta afección
  • Ser mujer (relacionado con los niveles de la hormona progesterona)
  • Antecedentes de trombosis venosa profunda en las piernas
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Permanecer sentado o de pie por mucho tiempo
  • Estatura alta

Síntomas

El dolor u otros síntomas incluyen:

  • Dolor intenso, pesadez o calambres en las piernas
  • Picazón y hormigueo
  • Dolor que empeora al pararse
  • Dolor que mejora al levantar las piernas

Los cambios en las piel de las piernas incluyen:

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica le realizará un examen físico y preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. El diagnóstico se hace a menudo sobre la base de la apariencia de las venas de las piernas cuando está de pie o sentado, con las piernas colgando.

Un examen de ultrasonido dúplex de la pierna se puede realizar para:

  • Observar el flujo de sangre en las venas
  • Descartar otros problemas con las piernas, como un coágulo de sangre

Tratamiento

El proveedor puede sugerir que usted tome las siguientes medidas de cuidados personales para ayudar a manejar la insuficiencia venosa:

  • Evite sentarse o estar de pie por períodos prolongados. Incluso mover ligeramente las piernas ayuda a que la sangre circule.
  • Tenga cuidado con las heridas si tiene úlceras abiertas o infecciones.
  • Baje de peso si tiene sobrepeso.
  • Haga ejercicio de manera regular.

Use medias de compresión para mejorar el flujo sanguíneo en sus piernas. Estas medias aprietan suavemente sus piernas para impulsar la sangre en ellas. Esto ayuda a prevenir la hinchazón de las piernas y, en un una medida menor, los coágulos de sangre.

Cuando se presentan cambios avanzados en la piel, su proveedor:

El proveedos puede recomendar tratamientos más invasivos, si usted tiene:

  • Dolor de piernas, que puede hacer que estas se sientan pesadas o cansadas
  • Úlceras o llagas en la piel causadas por circulación deficiente en las venas que no se curan o son recurrentes
  • Engrosamiento y endurecimiento de la piel de las piernas y de los tobillos (lipodermatoesclerosis)

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Escleroterapia. Se inyecta agua con sal (solución salina) o una solución química en la vena. La vena se endurece y luego desaparece.
  • Flebotomía. Se hacen pequeños cortes quirúrgicos (incisiones) en la pierna cerca de la vena dañada. Se remueve la vena a través de una de las incisiones.
  • Procedimientos que pueden llevarse a cabo en el consultorio u oficina de un proveedor, tales como usar un láser o radiofrecuencia.
  • Extirpación de venas varicosas, usada para remover o amarrar una vena grande en la pierna, llamada la vena safena superficial.

Expectativas (pronóstico)

La insuficiencia venosa crónica tiende a empeorar con el tiempo. Sin embargo, se puede manejar si el tratamiento se inicia en las primeras etapas. Al tomar medidas de cuidados personales, usted puede aliviar la molestia y evitar que la afección empeore. Es probable que necesite procedimientos médicos para tratar la afección.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor si:

  • Tiene venas varicosas y son dolorosas.
  • Su estado empeora o no mejora con los cuidados personales, como el uso de medias de compresión o evitar permanecer de pie durante mucho tiempo.
  • Presenta un aumento repentino del dolor en la pierna o hinchazón, fiebre, enrojecimiento o úlceras en la pierna.

Nombres alternativos

Insuficiencia venosa crónica; Enfermedad venosa crónica; Úlcera en la pierna - insuficiencia venosa; Venas varicosas - insuficiencia venosa

Referencias

Freischlag JA, Heller JA. Venous disease. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2017:chap 64.

Raffetto JD, Eberhardt RT. Chronic venous disorders. In: Cronenwett JL, Johnston KW, eds. Rutherford's Vascular Surgery. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 55.

Ultima revisión 6/6/2016

Versión en inglés revisada por: Deepak Sudheendra, MD, RPVI, Assistant Professor of Interventional Radiology & Surgery at the University of Pennsylvania Perelman School of Medicine, with an expertise in Vascular Interventional Radiology & Surgical Critical Care, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.