Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/dehydration.html

Deshidratación

En esta página

Para saber más

Para ver, jugar y aprender

  • Información no disponible

Investigaciones

  • Información no disponible

Recursos

  • Información no disponible

Introducción

¿Qué es la deshidratación?

La deshidratación es una afección causada por la pérdida de demasiado líquido del cuerpo. Ocurre cuando pierde más líquidos de los que ingiere y su cuerpo no tiene suficientes líquidos para funcionar bien.

¿Qué causa la deshidratación?

Usted puede deshidratarse por lo siguiente:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Sudar demasiado
  • Orinar demasiado (por ciertos medicamentos y enfermedades)
  • Fiebre
  • No beber suficientes líquidos

¿Quién está en riesgo de deshidratación?

Algunas personas tienen un mayor riesgo de deshidratación:

  • Adultos mayores: Algunas personas pierden la sensación de sed a medida que envejecen, por lo que no beben suficientes líquidos
  • Bebés y niños pequeños: Tienen más probabilidades de tener diarrea o vómitos
  • Personas con enfermedades crónicas que les causan orinar o sudar con más frecuencia: Como diabetes, fibrosis quística o problemas renales
  • Personas que toman medicamentos que les hacen orinar o sudar más
  • Personas que hacen ejercicio o trabajan al aire libre cuando hace calor

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?

En adultos, los síntomas de deshidratación incluyen:

  • Tener mucha sed
  • Boca seca
  • Orinar y sudar menos de lo habitual
  • Orina de color oscuro
  • Piel seca
  • Sensación de cansancio
  • Mareos

En bebés y niños pequeños, los síntomas de deshidratación incluyen:

  • Sequedad de boca y lengua
  • Llorar sin lágrimas
  • No mojar los pañales por 3 horas o más
  • Fiebre alta
  • Tener sueño o somnolencia inusual
  • Irritabilidad
  • Ojos que parecen hundidos

La deshidratación puede ser leve o lo suficientemente grave como para poner en peligro la vida. Consiga ayuda médica de inmediato si los síntomas también incluyen:

  • Confusión
  • Desmayo
  • Falta de micción
  • Latidos rápidos
  • Respiración rápida
  • Shock

¿Cómo se diagnostica la deshidratación?

Para hacer un diagnóstico, su proveedor de atención médica puede:

  • Hacer un examen físico
  • Revisar sus signos vitales
  • Preguntar por sus síntomas

También puede solicitarle:

  • Exámenes de sangre para verificar sus niveles de electrolitos, especialmente potasio y sodio. Los electrolitos son minerales que tienen una carga eléctrica. Tienen muchas funciones importantes, como ayudar a mantener un equilibrio de líquidos en su cuerpo
  • Exámenes de sangre para determinar su función renal
  • Pruebas de orina para detectar deshidratación y su causa

¿Cómo se trata la deshidratación?

El tratamiento para la deshidratación consiste en reemplazar los líquidos y electrolitos que ha perdido. Para casos leves, es posible que necesite beber mucha agua. Si pierde electrolitos, las bebidas deportivas pueden ayudar. También hay soluciones de rehidratación oral para niños que puede comprar sin receta.

Los casos graves pueden tratarse con líquidos intravenosos en un hospital.

¿Se puede prevenir la deshidratación?

La clave para prevenir la deshidratación es tomar suficientes líquidos:

  • Tome suficiente agua todos los días. Las necesidades de cada persona pueden ser diferentes, así que pregúntele a su profesional de la salud cuánto debe beber cada día
  • Si hace ejercicio en el calor y pierde muchos minerales en el sudor, las bebidas deportivas pueden ayudar
  • Evite las bebidas que contengan azúcar y cafeína
  • Beba líquidos adicionales cuando haga calor o cuando está enfermo

Comience aquí

Prevención y factores de riesgo

Tratamientos y terapias

Asuntos relacionados

Niños/as

Adolescentes

Personas mayores