Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyandopioids.html

Embarazo y el uso de opioides

Otros nombres: Embarazo y el uso de opiáceos

Introducción

Muchas mujeres tienen que tomar medicamentos durante el embarazo. Pero no todos los medicamentos son seguros. Muchas medicinas pueden ser riesgosas para usted, su bebé o ambos. Los opioides, especialmente su mal uso, pueden causarle problemas a usted y a su bebé mientras está embarazada.

¿Qué son los opioides?

Los opioides, a veces llamados narcóticos, son un tipo de medicamento. Incluyen analgésicos fuertes recetados como la oxicodona, hidrocodona, fentanilo y tramadol. También es un opioide la heroína, una droga ilegal.

Un médico puede recetarle un opioide para el dolor tras sufrir una lesión importante o después de una cirugía. Puede recibirlos si tiene dolor severo debido a enfermedades como el cáncer. Algunos proveedores de atención médica los recetan para el dolor crónico.

Los opioides recetados para aliviar el dolor generalmente son seguros cuando se toman por un tiempo breve y según lo prescrito por su proveedor de atención médica. Sin embargo, quienes los toman corren el riesgo de dependencia y adicción, así como una sobredosis. Estos riesgos aumentan cuando los opioides son mal utilizados. El mal uso significa que no está tomando los medicamentos según las instrucciones de su proveedor, los está usando para drogarse o toma las medicinas recetadas para otra persona.

¿Cuáles son los riesgos de tomar opioides durante el embarazo?

Tomar opioides durante el embarazo puede causarle problemas a usted y a su bebé. Los posibles riesgos incluyen:

  • Síndrome de abstinencia neonatal: Los síntomas de abstinencia son irritabilidad, convulsiones, vómitos, diarrea, fiebre y mala alimentación en recién nacidos
  • Defectos del tubo neural: Defectos congénitos del cerebro, la columna vertebral o la médula espinal
  • Defectos cardíacos congénitos: Problemas con la estructura del corazón del bebé
  • Gastrosquisis: Defecto congénito del abdomen del bebé en el cual los intestinos salen al exterior del cuerpo por un orificio al lado del ombligo
  • Pérdida del bebé: Ya sea por aborto espontáneo (antes de las 20 semanas de embarazo) o parto de feto muerto (después de 20 o más semanas)
  • Parto prematuro: Parto antes de las 37 semanas
  • Retraso del crecimiento que conduce a bajo peso al nacer

Algunas mujeres necesitan tomar opioides mientras están embarazadas. Si su proveedor de atención médica se lo sugiere, primero debe pensar sobre los riesgos y beneficios. Si ambos deciden que debe tomarlos, deben trabajar juntos para minimizar los riesgos. Algunas de las formas incluyen:

  • Tomarlos por el menor tiempo posible
  • Tomar la dosis más baja posible
  • Seguir cuidadosamente las instrucciones de su proveedor para tomarlos
  • Decirle a su proveedor si tiene efectos secundarios
  • Ir a todas sus citas de seguimiento

Si ya tomo opioides y estoy embarazada, ¿qué debo hacer?

Si ha estado tomando opioides y queda embarazada, hable con su proveedor de atención médica. No debe dejar de tomar los opioides por su cuenta. Si deja de tomarlos en forma repentina, usted o su bebé podría tener graves problemas de salud. En algunos casos, parar los medicamentos repentinamente durante el embarazo puede ser más dañino que tomarlos.

¿Puedo amamantar mientras tomo opioides?

Muchas mujeres que toman opioides regularmente pueden amamantar. Depende de qué medicamento esté tomando. Consulte con su proveedor de atención médica antes de amamantar.

Hay algunas mujeres que no deberían dar pecho, como las que tienen VIH o consumen drogas ilegales.

¿Cuáles son los tratamientos para los trastornos por uso de opiáceos en el embarazo?

Si está embarazada y tiene un trastorno por uso de opioides, no deje de tomarlos en forma repentina. Consulte a su proveedor de atención médica para obtener ayuda. El tratamiento para la adicción de opioides es la terapia asistida por medicamentos, la que incluye medicinas y asesoramiento:

  • Los medicamentos pueden reducir sus ansias y síntomas de abstinencia. Para las mujeres embarazadas, los proveedores de atención médica usan buprenorfina o metadona
  • Asesoramiento, incluyendo terapias conductuales, que pueden ayudarlo a:
    • Cambiar sus actitudes y comportamientos relacionados con el consumo de drogas
    • Desarrollar un estilo de vida sano
    • Continuar tomando su medicamento y obtener cuidado prenatal

Comience aquí

Asuntos relacionados

Asuntos específicos

Estadísticas e investigación