Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/genetica/entender/pruebas/significadoresultados/

¿Qué significan los resultados de las pruebas genéticas?

Los resultados de las pruebas genéticas no siempre son sencillos, lo que a menudo dificulta su interpretación y explicación. Por ello, es importante que los pacientes y sus familias hagan preguntas sobre el potencial significado de los resultados de las pruebas genéticas, tanto antes como después de llevarse a cabo. Al interpretar los resultados de las pruebas, los profesionales de la salud consideran la historia clínica de la persona, sus antecedentes familiares y el tipo de prueba genética que se hizo.

Un resultado positivo de la prueba significa que el laboratorio encontró un cambio en un gen, cromosoma o proteína de interés en particular. Dependiendo del propósito de la prueba, este resultado puede confirmar un diagnóstico, indicar que una persona es portadora de una variante genética particular, identificar un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad (como cáncer) o sugerir la necesidad de pruebas adicionales. Debido a que los miembros de la familia tienen algo de material genético en común, un resultado positivo de la prueba también puede tener implicaciones para ciertos parientes consanguíneos de la persona que se somete a la prueba. En general, es importante señalar que un resultado positivo de una prueba genética predictiva o presintomática no es capaz establecer el riesgo exacto de desarrollar un trastorno. Además, en general los profesionales de la salud no pueden usar un resultado positivo de la prueba para predecir el curso o la gravedad de una afección. En raras ocasiones, los resultados de las pruebas pueden ser falsos positivos, lo que ocurre cuando los resultados indican un mayor riesgo de una afección genética cuando en realidad no existe ese riesgo para la persona.

Un resultado negativo de la prueba significa que el laboratorio no encontró ningún cambio que se conozca que afecte la salud o el desarrollo en el gen, cromosoma o proteína en estudio. Este resultado puede indicar que una persona no se ve afectada por un trastorno en particular, no es portadora de una variante genética específica o no posee un mayor riesgo de desarrollar una determinada enfermedad. Sin embargo, es posible que la prueba no haya detectado una alteración genética que causa la enfermedad porque muchas pruebas no pueden detectar todos los cambios genéticos que pueden causar un trastorno en particular. Es posible que se requieran más pruebas, o volver a realizar la prueba más adelante, para confirmar un resultado negativo. En raras ocasiones, los resultados de las pruebas pueden ser falsos negativos, lo que ocurre cuando los resultados indican una disminución del riesgo o una afección genética cuando en realidad la persona si tiene ese riesgo.

En algunos casos, es posible que el resultado de una prueba no entregue información útil. Este tipo de resultado se denomina no informativo, indeterminado, inconcluso o ambiguo. A veces, los resultados de las pruebas no son informativos porque todo el mundo tiene variaciones naturales comunes en su ADN que no afectan la salud, llamados polimorfismos. Si una prueba genética encuentra un cambio en el ADN que no se ha confirmado que juegue un papel en el desarrollo de una afección, conocido como una variante de significado incierto (VUS o VOUS, por sus siglas en inglés), puede ser difícil saber si se trata de un polimorfismo natural o una variante que causa una enfermedad. Para estas variantes, es posible que no haya suficiente investigación científica para confirmar o refutar una relación con la enfermedad o que la investigación sea contradictoria. Un resultado no informativo no puede confirmar o descartar un diagnóstico específico y no puede indicar si una persona tiene un mayor riesgo de desarrollar un trastorno. En algunos casos, evaluar a otros miembros de la familia afectados y no afectados puede ayudar a aclarar este tipo de resultado.

La información disponible en este sitio no debe utilizarse como sustituto de atención médica o de la asesoría de un profesional médico. Hable con un profesional de la salud si tiene preguntas sobre su salud.