Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000938.htm

Trasplante de médula ósea en niños - alta

Su hijo se sometió a un trasplante de médula ósea. Tomará de 6 a 12 meses o más para que los conteos sanguíneos y el sistema inmunitario de su hijo se recuperen completamente. Durante este tiempo, el riesgo de infección, sangrado o problemas de la piel son mayores que antes del trasplante. Siga las instrucciones del proveedor de atención médica de su hijo acerca de cómo cuidar de su hijo en casa.

Qué esperar en casa

El cuerpo de su bebé todavía está débil. Puede tomar hasta un año para que su hijo se sienta como antes del trasplante. Es probable que canse muy fácilmente y que tenga poco apetito.

Si su hijo recibió médula ósea de otra persona, busque signos de enfermedad de injerto contra huésped (EICH). Pregúntele a su proveedor a qué signos de EICH debe estar atento.

Prevención de enfermedades

Cuide a su hijo como se lo indicó el equipo de atención médica, para disminuir el riesgo de infecciones.

  • Es importante mantener la casa limpia para ayudar a evitar una infección. Pero no aspire ni limpie mientras su hijo está en la habitación.
  • Mantenga a su hijo lejos de las multitudes.
  • Pida a los visitantes que tienen un resfriado que utilicen una máscara o que se abstengan de visitarlo.
  • No deje que su hijo juegue en el patio ni manipule tierra hasta que su proveedor indique que su sistema inmunológico está listo.

Asegúrese de que su hijo siga las reglas para comer y beber de forma segura durante su tratamiento.

  • No deje que coma ni beba nada que esté mal cocinado o echado a perder en casa o cuando coma fuera de esta. Aprenda cómo cocinar y almacenar alimentos de forma segura.
  • Asegúrese de el agua sea segura para beber.

Asegúrese de que su hijo se lava las manos con agua y jabón frecuentemente, incluyendo:

  • Después de tocar fluidos corporales, por ejemplo, moco o sangre
  • Antes de manipular alimentos
  • Después de ir al baño
  • Después de usar el teléfono
  • Después de estar al aire libre

Pregúntele al médico qué vacunas puede necesitar su hijo y cuándo aplicárselas. Se deben evitar ciertas vacunas (vacunas vivas) hasta que el sistema inmune de su hijo esté listo y responda adecuadamente.

Cuidado bucal

El sistema inmune de su hijo es débil. Así que es importante cuidar bien de su salud bucal. Esto ayudará a evitar infecciones que puedan llegar a ser graves y extenderse. Dígale al dentista que su hijo tuvo un trasplante de médula ósea. De esa manera pueden trabajar juntos para asegurar la mejor el cuidado bucal para su hijo.

  • Haga que su hijo se cepille los dientes y encías de 2 a 3 veces al día durante 2 a 3 minutos cada vez. Use un cepillo de dientes con cerdas suaves. Use hilo dental cuidadosamente una vez al día.
  • Deje secar el cepillo de dientes al aire entre cepilladas.
  • Use pasta dental con fluoruro.
  • El médico de su hijo puede recetarle un enjuague bucal. Asegúrese de que no contenga alcohol.
  • Cuide los labios de su hijo con productos con lanolina. Coméntele al médico de su hijo si desarrolla nuevas llagas en la boca o dolor.
  • No deje que su hijo coma alimentos y bebidas que tengan mucha azúcar. Dele goma de mascar, paletas de helado o caramelos duros sin azúcar.

Cuide los frenillos, retenedores u otros productos dentales de su hijo:

  • Los niños pueden continuar usando aparatos bucales, como retenedores toda vez se ajusten bien.
  • Limpie los retenedores y sus estuches diariamente con una solución antibacterial. Pídale al médico o dentista que le recomiende uno.
  • Si las áreas de apoyo permanentes irritan las encías de su hijo, use protectores bucales o cera dental para proteger el tejido delicado de la boca.

Cuidados generales

Si su hijo tiene una vía venosa central o catéter central de inserción periférica (CCIP), asegúrese de aprender a cuidarlo.

  • Si el proveedor le dice que el conteo de plaquetas de su hijo es bajo, aprenda cómo evitar el sangrado durante el tratamiento.
  • Dé a su hijo suficientes proteínas y calorías para mantener su peso.
  • Pregúntele al proveedor de su hijo sobre suplementos de alimentos líquidos que puedan ayudarlo a obtener suficientes calorías y nutrientes.
  • Proteja a su hijo del sol. Asegúrese de que lleve un sombrero con borde ancho y protector solar con un FPS de 30 o superior en cualquier parte de su piel expuesta.

Cuide a su hijo cuando juega con juguetes:

  • Asegúrese de que su hijo sólo juega con juguetes que pueden limpiarse fácilmente. Evite juguetes que no puedan lavarse.
  • Lave los juguetes seguros para lavavajillas en el lavaplatos. Limpie otros juguetes con agua caliente y jabón.
  • No permita que su hijo juegue con juguetes que otros niños han puesto en su boca.
  • Evite el uso de juguetes de baño que retienen el agua, como pistolas de chorro o juguetes exprimibles que puedan sacar agua.

Tenga cuidado con las mascotas y animales:

  • Si tiene un gato, manténgalo dentro. No traiga animales nuevos a la casa.
  • No deje que su hijo juegue con animales desconocidos. Los arañazos y mordeduras pueden infectarse fácilmente.
  • No permita que su hijo se acerque a la caja de arena de su gato.
  • Si tiene una mascota, hable con su proveedor e infórmese de lo que él o ella piensa que es seguro para su hijo.

De regreso a la escuela y al trabajo escolar:

  • La mayoría de los niños tendrá que hacer tareas escolares en casa durante su recuperación. Hable con el maestro de su hijo sobre cómo mantenerse al día con tareas y mantenerse en contacto con compañeros de clase.
  • Su hijo puede recibir asistencia especial por medio de la Ley de Educación para las Personas con Discapacidades (IDEA, en inglés). Hable con el trabajador social del hospital para averiguar más.
  • Una vez que su hijo está listo para regresar a la escuela, reúnase con maestros, enfermeros y otro personal de la escuela para ayudarles a comprender la situación médica de su hijo. Haga los arreglos para que reciba la asistencia o cuidado especial que necesite.

Seguimiento

Su hijo necesita seguimiento estricto del médico que realizó el trasplante y del personal de enfermería durante al menos 3 meses. Al principio, su hijo puede necesitar ser visto semanalmente. Asegúrese de asistir a todas las citas.

Cuándo contactar al médico

Si su hijo le informa que se siente mal o tiene síntomas negativos contacte al equipo de atención médica de su hijo. Un síntoma puede ser un signo de advertencia de una infección. Esté pendiente de estos síntomas:

  • Fiebre
  • Diarrea que no desaparece o tiene sangre
  • Náuseas, vómitos severos o pérdida del apetito
  • Incapacidad para comer o beber
  • Debilidad
  • Enrojecimiento, hinchazón o drenaje de cualquier lugar donde se ha insertado una línea IV
  • Dolor en el abdomen
  • Fiebre, escalofríos o sudoración, que pueden ser signos de una infección
  • Una nueva erupción cutánea o ampollas
  • Ictericia (la piel o la parte blanca del ojo se torna amarilla)
  • Dolor de cabeza muy fuerte o que no desaparece
  • Tos
  • Dificultad para respirar cuando está en reposo o al realizar tareas simples
  • Ardor al orinar

Nombres alternativos

Trasplante de médula ósea - niños - alta; Trasplante de células madre - niños - alta; Trasplante de células madre hematopoyéticas - niños - alta; Trasplante no mieloablativo de intensidad reducida - niños - alta; Minitrasplante - niños - alta; Alotrasplante de médula ósea - niños - alta; Autotrasplante de médula ósea - niños - alta; Trasplante de sangre de cordón umbilical - niños - alta

Referencias

Huppler AR. Infectious complications of hematopoietic stem cell transplantation. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 164.

Im A, Pavletic SZ. Hematopoietic stem cell transplantation. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Kastan MB, Doroshow JH, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 28.

National Cancer Institute website. Childhood Hematopoietic Cell Transplantation (PDQ®) - Health Professional Version. www.cancer.gov/types/childhood-cancers/child-hct-hp-pdq. Updated June 8, 2020. Accessed October 8, 2020.

Ultima revisión 7/21/2020

Versión en inglés revisada por: Adam S. Levy, MD, Division of Pediatric Hematology/Oncology, The Children's Hospital at Montefiore, Bronx, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados