Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000845.htm

Diferencias entre el cáncer en niños y en adultos

Los cánceres infantiles no son iguales a los cánceres de los adultos. El tipo de cáncer, qué tan lejos se propaga y la manera de tratarlo a menudo son diferentes que en los cánceres de adultos. Los cuerpos de los niños y la forma en la que responden a los tratamientos también son particulares.

Tenga esto en mente cuando lea sobre el cáncer. Algunas investigaciones sobre el cáncer se basan en adultos únicamente. El equipo de atención oncológica de su hijo puede ayudarlo a entender su cáncer y las mejores opciones para su tratamiento.

Una gran diferencia es que la probabilidad de recuperación es más alta en los niños. La mayoría de los niños con cáncer puede curarse.

Tipos de cáncer infantiles

El cáncer es poco común en los niños, pero algunos tipos son más comunes que otros. Cuando el cáncer se presenta en niños, a menudo afecta:

El cáncer más común en los niños afecta las células sanguíneas. Se le denomina leucemia linfocítica aguda.

Si bien estos cánceres pueden presentarse en adultos, son menos comunes. Otros tipos de cáncer, como el cáncer de próstata, de mama, de colon y de pulmón son más probables en adultos que en niños.

Qué provoca el cáncer infantil

Muchas veces, la causa del cáncer infantil se desconoce.

Algunos cánceres están asociados con cambios en ciertos genes (mutaciones) transmitidos de padre a hijo. En algunos niños, los cambios genéticos que suceden durante el crecimiento temprano en el útero aumentan el riesgo de presentar leucemia. Sin embargo, no todos los niños con esta mutación presentan cáncer. Los niños que nacen con síndrome de Down también son más propensos a presentar leucemia.

A diferencia de algunos cánceres de los adultos, los cánceres infantiles no suceden debido a factores de estilo de vida, como la dieta y el tabaquismo.

Es difícil estudiar el cáncer infantil debido a que es poco frecuente. Los científicos han estudiado otros factores de riesgo incluso químicos, toxinas, y factores de la madre y el padre. Los resultados de estos estudios no están claros.

Diagnóstico

El cáncer generalmente se encuentra en estadios más tardíos en los niños que en los adultos. A menudo se ha propagado a otros órganos o tejidos. En adultos, el cáncer a menudo se encuentra en un estadio temprano, pero este no siempre es el caso.

Tratamiento

El tratamiento para el cáncer infantil es similar al tratamiento para el cáncer en adultos. Este puede incluir:

En el caso de los niños, la cantidad de terapia, el tipo de medicamento o la necesidad de una cirugía pueden ser distintos que en el caso de los adultos.

En muchos casos, las células cancerígenas en los niños responden mejor a los tratamientos en comparación con los adultos. Los niños a menudo pueden manejar dosis más altas de medicamentos para quimioterapia por períodos más breves antes de que se presenten efectos secundarios. Los niños parecen recuperarse más rápidamente de los tratamientos cuando se les compara con los adultos.

Algunos tratamientos o medicamentos que se les dan a los adultos no son seguros para los niños. Su equipo de atención médica lo ayudará a entender lo que es mejor para su hijo dependiendo de su edad.

Los niños con cáncer reciben mejor atención en centros oncológicos infantiles que son parte de hospitales infantiles o universidades importantes.

Efectos secundarios

El tratamiento para el cáncer puede provocar muchos efectos secundarios.

Los efectos secundarios leves, como erupciones cutáneas, dolor y malestar estomacal pueden ser molestas para los niños. Los medicamentos que se utilizan para ayudar a reducir estos síntomas pueden ser diferentes en los niños que en los adultos.

Otros efectos secundarios pueden afectar sus cuerpos en crecimiento. Los órganos y tejidos pueden sufrir cambios a causa de los tratamientos y verse afectados en la forma en la que funcionan. Los tratamientos para el cáncer también pueden retrasar el crecimiento en los niños o provocar que se forme otro cáncer más adelante. En ocasiones estos daños se notan desde semanas hasta varios años después del tratamiento. Estos se denominan "efectos tardíos".

Su hijo puede ser vigilado de cerca por su equipo de atención médica por muchos años para buscar cualquier efecto secundario tardío. Muchos de ellos pueden manejarse o tratarse.

Referencias

American Cancer Society. Cancer in Children: What are the Differences Between Cancers in Adults and Children? Updated September 29, 2016. www.cancer.org/cancer/cancerinchildren/detailedguide/cancer-in-children-differences-adults-children. Accessed October 25, 2016.

National Cancer Institute. Childhood Cancers: Cancer in Children and Adolescents. Updated May 12, 2014. www.cancer.gov/types/childhood-cancers/child-adolescent-cancers-fact-sheet. Accessed October 25, 2016.

National Cancer Institute. Pediatric Supportive Care (PDQ) – Patient Version. Updated November 13, 2015. www.cancer.gov/cancertopics/pdq/supportivecare/pediatric/Patient/page1#Keypoint2. Accessed October 25, 2016.

National Cancer Institute. Children with Cancer: A Guide for Parents. Updated September 2015. www.cancer.gov/publications/patient-education/young-people. Accessed October 25, 2016.

Ultima revisión 8/31/2016

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados