Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000790.htm

Las cardiopatías y la depresión

Las cardiopatías y la depresión a menudo van de la mano.

  • Es más probable que se sienta triste o deprimido luego de un ataque cardíaco o una cirugía del corazón, o cuando los síntomas de la cardiopatía cambian su vida.
  • Las personas que padecen depresión tienen más probabilidades de desarrollar cardiopatías.

La buena noticia es que tratar la depresión podría ayudar a mejorar tanto su salud mental como su salud física.

¿Cuál es la conexión?

Las cardiopatías y la depresión están vinculadas de múltiples maneras. Algunos síntomas de la depresión, como una falta de energía, pueden hacer que sea más difícil que cuide su salud. Las personas que presentan depresión podrían tender más a:

  • Beber alcohol, comer en exceso o fumar para lidiar con sus sentimientos de depresión
  • No hacer ejercicio
  • Sentir estrés, lo que incrementa su riesgo de ritmos cardíacos anormales e hipertensión.
  • No tomar sus medicamentos correctamente

Todos estos factores:

  • Incrementan su riesgo de padecer un ataque cardíaco
  • Incrementan su riesgo de morir luego de un ataque cardíaco
  • Incrementan el riesgo de que deba reingresar al hospital
  • Prolongan su recuperación luego de un ataque cardíaco o cirugía cardíaca

Señales de depresión

Es bastante común sentirse decaído o triste luego de tener un ataque cardíaco o realizarse una cirugía del corazón. Sin embargo, debe de comenzar a sentirse más optimista conforme se recupera.

Si los sentimientos de tristeza no desaparecen o si se presentan más síntomas, no se sienta avergonzado. En lugar de eso, llame a su proveedor de atención médica. Usted puede tener depresión, que debe tratarse.

Otras señales de depresión incluyen:

  • Sentirse irritable
  • Tener problemas para concentrarse o tomar decisiones
  • Sentirse cansado o no tener energía
  • Sentirse desesperanzado o impotente
  • Problemas para dormir, o dormir demasiado
  • Un cambio importante en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
  • Dejar de sentir placer con las actividades que solía disfrutar, incluso el sexo
  • Sentimientos de falta de valor, odio contra sí mismo y culpa
  • Pensamientos repetidos de muerte o suicidio

Tratar la depresión

El tratamiento para la depresión depende de su gravedad.

Existen dos tipos principales de tratamiento para la depresión:

  • Terapia conversacional (talk therapy). La terapia cognitiva conductual (TCC) es un tipo de terapia conversacional que se usa comúnmente para tratar la depresión. Esta terapia le ayuda a cambiar patrones de pensamiento y comportamientos que pueden empeorar su depresión. Otros tipos de terapia también pueden ser útiles.
  • Medicinas antidepresivas. Existen muchos tipos de antidepresivos. Los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS) y los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN) son dos de los más usados para tratar la depresión. Su proveedor o terapeuta puede ayudarle a encontrar uno que funcione para usted.

Si su depresión es leve, la terapia conversacional puede ser suficiente para ayudar. Si presenta depresión moderada a grave, su proveedor podría sugerir tanto terapia conversacional como medicinas.

Qué puede hacer

La depresión puede hacer que sea difícil tener ganas de hacer cualquier cosa. Pero siempre hay maneras en las que se puede ayudar a sentirse mejor. He aquí algunos consejos:

  • Muévase más. El ejercicio regular puede ayudar a reducir la depresión. Sin embargo, si se está recuperando de problemas cardíacos, debe recibir el visto bueno de su médico antes de comenzar a hacer ejercicio. Es posible que su médico le recomiende unirse a un programa de rehabilitación cardíaca. Si este programa no es lo mejor para usted, pídale a su médico que le sugiera otros programas de ejercicio.
  • Tome un papel activo en su salud. Estudios han mostrado que participar en su recuperación y en su salud en general puede ayudarlo a sentirse más optimista. Esto incluye tomar sus medicinas como se le indique y apegarse a su plan de alimentación.
  • Reduzca su estrés. Pase tiempo todos los días haciendo cosas que encuentre relajantes como escuchar música. O considere hacer meditación, taichí u otros métodos de relajación.
  • Busque apoyo social. Compartir sus sentimientos y temores con gente en la que puede confiar puede ayudarle a sentirse mejor. También puede ayudarle a manejar mejor el estrés y la depresión. Algunos estudios han mostrado que puede incluso ayudarle a vivir más tiempo.
  • Tenga hábitos saludables. Duerma suficiente y lleve una dieta saludable. Evite el alcohol, la marihuana y otras drogas recreativas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al 911, a una línea directa de prevención del suicidio o acuda a una sala de emergencias cercana si tiene pensamientos de hacerse daño a usted mismo o a los demás.

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • Escucha voces que no están ahí.
  • Llora frecuentemente sin una razón.
  • Su depresión ha afectado su capacidad de participar en su recuperación o en su trabajo o vida familiar por más de 2 semanas.
  • Tiene 3 o más síntomas de depresión.
  • Cree que una de sus medicinas podría estarlo haciendo sentir deprimido. NO cambie ni deje de tomar ninguna medicina sin antes consultar con su proveedor.

Referencias

Lichtman JH, Froelicher ES, Blumenthal JA, Carney RM, Doering LV, Frasure-Smith N, et al. Depression as a Risk Factor for Poor Prognosis Among Patients With Acute Coronary Syndrome: Systematic Review and Recommendations: A Scientific Statement From the American Heart Association. Circulation. 2014 Mar 25;129(12):1350-1369. PMID: 24566200 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24566200.

Vaccarino V, Bremner JD. Psychiatric and behavioral aspects of cardiovascular disease. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 86.

Wei J, Rooks C, Ramadan R, Shah AJ, et al. Meta-analysis of mental stress-induced myocardial ischemia and subsequent cardiac events in patients with coronary artery disease. Am J Cardiol. 2014;114(2):187-192. PMID: 24856319 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24856319.

Williams R. Cardiology patient page. Depression after a heart attack: why should I be concerned about depression after a heart attack?. Circulation. 2011;123:e639-e640. PMID: 21709066 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21709066.

Ultima revisión 2/24/2016

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados