Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000767.htm

Grasas omega-3: buenas para su corazón

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada. Necesitamos estas grasas para fortalecer las neuronas y para otras funciones importantes. Estos ácidos ayudan a mantener el corazón sano y protegido contra un accidente cerebrovascular. También ayudan a mejorar la salud del corazón si usted ya tiene una enfermedad del corazón.

Su cuerpo no produce ácidos grasos omega-3 por sí solo. Usted tiene que obtenerlos de la alimentación. Algunos pescados son las mejores fuentes de omega-3. Usted también puede obtenerlos de alimentos vegetales.

Los ácidos grasos omega-3 deben conformar del 5% al 10% de las calorías totales.

Los omega-3 y su corazón

Los omega-3 son buenos para el corazón y los vasos sanguíneos de varias maneras.

  • Reducen los triglicéridos, un tipo de grasa en la sangre.
  • Reducen el riesgo de latidos cardíacos irregulares (arritmias).
  • Disminuyen la acumulación de placa en las arterias.
  • Ayudan a bajar ligeramente la presión arterial.

Estas grasas saludables también pueden ayudar con el cáncer, la depresión, la inflamación y el THDA. Los expertos en salud todavía están descubriendo todos los posibles beneficios de los ácidos grasos omega-3.

Cuánto puede comer

La American Heart Association (Asociación Americana del Corazón o AHA, por sus siglas en inglés) recomienda comer al menos dos raciones semanales de pescado rico en omega-3. Una porción equivale a 3.5 onzas (100 gramos), que es ligeramente más grande que una chequera. Los pescados grasos ricos en omega-3 abarcan:

  • Salmón
  • Caballa
  • Atún blanco
  • Trucha
  • Sardinas

Los peces y la seguridad

Algunos peces pueden estar contaminados con mercurio y otros químicos. Comer pescado contaminado puede ser riesgoso para la salud para los niños pequeños y las mujeres embarazadas.

Si usted está preocupado por el mercurio, puede reducir su riesgo de exposición consumiendo una variedad de peces.

Los niños y las mujeres embarazadas deben evitar el pescado con niveles altos de mercurio. Estos incluyen:

  • Pez espada
  • Tiburón
  • Caballa gigante
  • Lubina

Si usted es de mediana edad o mayor, los beneficios de comer pescado superan a cualquier riesgo.

Otras fuentes de omega-3

Los pescados grasos, como el salmón y el atún, contienen 2 tipos de omega-3. Estos son EPA y DHA. Ambos tienen beneficios directos para su corazón.

Usted puede obtener otro tipo de omega-3, ALA, en algunos aceites, nueces y plantas. El ALA beneficia a su corazón, pero no tan directamente como el EPA y el DHA. Aun así, comer nueces, semillas y aceites saludables, así como pescados puede ayudarle a obtener una gama completa de estas grasas saludables.

Las fuentes de omega-3 de origen vegetal abarcan:

De todos los alimentos de origen vegetal, las semillas y el aceite de linaza tienen la mayor cantidad de ALA. Usted puede comer semillas de linaza molidas sobre granola o en batidos. El aceite de linaza va bien en aderezo para ensalada.

¿Y en cuanto a los suplementos de aceite de pescado?

La mayoría de los expertos en salud están de acuerdo que la mejor manera de aprovechar los beneficios del omega-3 es a partir de los alimentos. Los alimentos integrales contienen muchos nutrientes además de omega-3. Todos estos trabajan juntos para mantener su corazón saludable.

Si usted ya tiene una cardiopatía o triglicéridos altos, puede beneficiarse del consumo de mayores cantidades de ácidos grasos omega-3. Puede ser difícil obtener suficiente omega-3 a través de los alimentos. Pregúntele al médico si tomar suplementos de aceite de pescado podría ser una buena idea.

Nombres alternativos

Colesterol - omega-3; Ateroesclerosis - omega-3; Endurecimiento de las arterias - omega-3; Enfermedad arterial coronaria - omega-3; Enfermedad del corazón - omega-3

Referencias

Eckel RH, Jakicic JM, Ard JD, de Jesus JM, et al. 2013 AHA/ACC Guideline on Lifestyle Management to Reduce Cardiovascular Risk: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2014;63:2960-2984. PMID: 24239922 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24239922.

Effects of Omega-3 Fatty Acids on Cardiovascular Disease: Summary of Evidence Report/Technology Assessment, No. 94. Rockville, MD. Agency for Healthcare Research and Quality. March 2004. AHRQ Pub. No. 04-E009-1. archive.ahrq.gov/downloads/pub/evidence/pdf/o3cardio/o3cardio.pdf. Accessed May 5, 2016.

Health Effects of Omega-3 Fatty Acids on Lipids and Glycemic Control in Type II Diabetes and the Metabolic Syndrome and on Inflammatory Bowel Disease, Rheumatoid Arthritis, Renal Disease, Systemic Lupus Erythematosus and Osteoporosis: Structured Abstract. Rockville, MD. Agency for Healthcare Research & Quality. 2004. AHRQ Pub. No. 04-E012-2. archive.ahrq.gov/downloads/pub/evidence/pdf/o3lipid/o3lipid.pdf. Accessed May 5, 2016.

Kris-Etherton PM, Harris WS, Appel LJ. Omega-3 fatty acids and cardiovascular disease new recommendations from the American Heart Association. Arterioscle Thromb Vasc Biol. 2003;23(2):151-152. PMID: 12588750 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12588750.

Mozaffarian D, Wu HY. Omega-3 fatty acids and cardiovascular disease: effects on risk factors, molecular pathways, and clinical events. J Am Coll Cardiol. 2011;58:2047-2067. PMID: 22051327 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22051327.

US Department of Health and Human Services and US Department of Agriculture. 2015 - 2020 Dietary Guidelines for Americans. 8th Edition. Updated December 2015. health.gov/dietaryguidelines/2015/guidelines. Accessed May 5, 2016.

Ultima revisión 4/24/2016

Versión en inglés revisada por: Emily Wax, RD, The Brooklyn Hospital Center, Brooklyn, NY. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.