Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000180.htm

Alta tras cerclaje gástrico laparoscópico

Le practicaron una cirugía de cerclaje gástrico laparoscópico para ayudarle a bajar de peso. Este artículo le dirá cómo cuidarse después del procedimiento.

Cuando está en el hospital

Le practicaron una cirugía de cerclaje gástrico laparoscópico para ayudarle a bajar de peso. El cirujano colocó una banda alrededor de la parte superior del estómago para separarla de la parte inferior. La parte superior del estómago ahora es una bolsa pequeña con una abertura estrecha que entra en la parte más grande y más baja del estómago.

La cirugía se realizó usando una cámara puesta en el abdomen. Esta se denomina laparoscopio. Este tipo de cirugía se llama laparoscopia.

Qué esperar en el hogar

Usted puede bajar de peso rápidamente durante los primeros 3 a 6 meses. Durante este tiempo, usted puede experimentar:

  • Dolores en el cuerpo
  • Cansancio y frío
  • Piel seca
  • Cambios en el estado anímico
  • Pérdida o adelgazamiento del cabello

Estos problemas deben desaparecer a medida que el cuerpo se acostumbra a la pérdida de peso y el peso se estabiliza. La pérdida de peso puede ser más lenta después de esto.

Actividad

Estar activo poco después de la cirugía le ayudará a recuperarse más rápidamente. Durante la primera semana:

  • Realice caminatas cortas y suba y baje escaleras.
  • Intente levantarse y moverse de un lado a otro si está teniendo algo de dolor en el abdomen. Esto le puede ayudar a aliviar el dolor.

Si le duele cuando hace algo, suspenda esa actividad.

Si le practican una cirugía laparoscópica, usted debe ser capaz de realizar la mayoría de sus actividades normales en 2 a 4 semanas.

Dieta

El cerclaje gástrico laparoscópico le redujo el estómago, cerrando parte de este con una banda ajustable. Después de la cirugía, usted comerá menos alimento y no podrá comer rápido.

Su proveedor de atención médica le enseñará respecto a los alimentos que puede comer y los que debe evitar. Es muy importante seguir estas pautas de alimentación.

Usted ingerirá solo líquidos o alimentos en puré durante 2 o 3 semanas después de la cirugía. Lentamente irá agregando alimentos suaves y luego alimento regular.

Cuidado de la herida

Mantenga sus apósitos (vendaje) sobre las heridas limpios y secos. Si tiene suturas (puntos) o grapas, se le retirarán aproximadamente de 7 a 10 días después de la cirugía. Algunas suturas se pueden disolver por sí solas. Su proveedor le dirá si usted tiene este tipo de suturas.

Cambie los apósitos (vendajes) todos los días si se le indicó hacerlo. Asegúrese de cambiarlos con más frecuencia si se ensucian o se humedecen.

Usted puede tener hematomas alrededor de la herida. Esto es normal. Desaparecerán por sí solos. La piel alrededor de la incisión puede estar un poco roja. Esto también es normal.

No use ropa apretada que haga fricción contra las incisiones mientras sanan.

A menos que le digan lo contrario, no se duche sino hasta después de la cita de control con su proveedor. Cuando pueda bañarse, deje que el agua corra sobre la incisión, pero no la frote ni permita que el chorro la golpee.

No se sumerja en una bañera, piscina o jacuzzi (hidromasaje) hasta que su médico le diga que puede hacerlo.

Control

Cuando salga del hospital, probablemente tendrá una cita del control programada con su cirujano al cabo de unas pocas semanas. Usted visitará a su cirujano varias veces más en el primer año después de su cirugía.

Usted también puede tener citas con:

  • Un nutricionista o un dietista que le enseñarán cómo comer correctamente con su estómago más pequeño. También aprenderá acerca de qué alimentos y bebidas debe consumir después de la cirugía.
  • Un psicólogo, que puede ayudarlo a cumplir con las pautas de ejercicio y alimentación y hacerle frente a los sentimientos o preocupaciones que usted pueda tener después de la cirugía.

La banda alrededor del estómago se llena con una solución salina (agua con sal). Va conectada a un recipiente (puerto de acceso) que se pone bajo la piel en la parte superior del abdomen. El cirujano puede apretar o aflojar la banda aumentando o disminuyendo la cantidad de solución salina en ella. Para hacer esto, introducirá una aguja a través de la piel dentro del puerto de acceso.

El cirujano puede apretar o aflojar la banda en cualquier momento después de la operación. La banda se puede apretar o aflojar si usted:

  • No está bajando de peso lo suficiente.
  • Está teniendo problemas para comer.
  • Está vomitando después de comer.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Tiene temperatura de más de 101°F (38.3°C).
  • Las incisiones están sangrando, están rojas o calientes al tacto o tienen una secreción espesa o lechosa de color amarillo o verde.
  • Tiene dolor que no se alivia con el analgésico.
  • Tiene problemas para respirar.
  • Tiene una tos que no desaparece.
  • No puede beber ni comer.
  • La piel o la esclerótica de los ojos se tornan amarillas.
  • Las heces son sueltas o tiene diarrea.
  • Está vomitando después de comer.

Nombres alternativos

Lap-Band - alta; Cerclaje o banda gástrica ajustable por vía laparoscópica - alta; Cirugía bariátrica - cerclaje gástrico laparoscópico - alta; Alta después de cirugía de banda gástrica para la obesidad; Pérdida de peso - alta después de cirugía de banda gástrica

Referencias

Mechanick JI, Apovian C, Brethauer S, et al. Clinical practice guidelines for the perioperative nutritional, metabolic, and nonsurgical support of the bariatric surgery patient—2019 update: cosponsored by American Association of Clinical Endocrinologists/American College of Endocrinology, the Obesity Society, American Society for Metabolic & Bariatric Surgery, Obesity Medicine Association, and American Society of Anesthesiologists. Surg Obes Relat Dis. 2020;16(2):175-247. PMID: 31917200 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31917200/.

Richards WO. Morbid obesity. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 47.

Sullivan S, Edmundowicz SA, Morton JM. Surgical and endoscopic treatment of obesity. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 8.

Ultima revisión 7/20/2020

Versión en inglés revisada por: Jonas DeMuro, MD, Assistant Professor of Surgery, Stony Brook School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados