Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007232.htm

Leucomalacia periventricular

Es un tipo de lesión cerebral que afecta a los bebés. La afección involucra la muerte de pequeñas zonas de tejido cerebral alrededor de las áreas llenas de líquido, llamadas ventrículos. El daño crea "orificios" en el cerebro. "Leuco" se refiere a la materia blanca del cerebro y "periventricular" se refiere a la zona alrededor de los ventrículos.

Causas

La LPV es mucho más común en bebés prematuros que en recién nacidos a término.

Se cree que una causa importante de esta afección son los cambios en el flujo sanguíneo al área alrededor de los ventrículos del cerebro, una zona frágil y propensa a las lesiones, especialmente antes de las 32 semanas de gestación.

Una infección para el momento del parto también puede jugar un papel como causa de la LPV. El riesgo de LPV es más alto para los bebés que son más prematuros o que están más enfermos al nacer.

Los bebés prematuros que presentan hemorragia intraventricular (HIV) también están en mayor riesgo de desarrollar esta afección.

Pruebas y exámenes

Los exámenes empleados para diagnosticar la leucomalacia periventricular abarcan una ecografía y una resonancia magnética de la cabeza.

Tratamiento

No existe tratamiento para la LPV. Se vigila cuidadosamente la actividad cardíaca, pulmonar, intestinal y renal de los bebés prematuros y se realiza tratamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN). Esto ayuda a reducir el riesgo de desarrollo de LPV.

Expectativas (pronóstico)

La LPV a menudo lleva a que se presenten problemas del desarrollo y del sistema nervioso en los bebés en crecimiento. Estos problemas con frecuencia ocurren durante el primero al segundo año de vida. Esta afección puede causar parálisis cerebral (PC), especialmente rigidez o aumento del tono muscular (espasticidad) en las piernas.

Los bebés con LPV están en riesgo de presentar problemas mayores del sistema nervioso. Estos probablemente incluirán los que comprometen movimientos como sentarse, gatear, caminar y mover los brazos. Estos bebés pueden necesitar fisioterapia. Los bebés extremadamente prematuros tienen más problemas con el aprendizaje que con el movimiento.

A un bebé a quien se le ha diagnosticado LPV debe ser vigilado por un pediatra del desarrollo o un neurólogo pediátrico. El niño debe visitar a su pediatra habitual para realizar exámenes programados.

Nombres alternativos

LPV; Lesión cerebral - bebés

Referencias

Greenberg JM, Narendran V, Schibler MD, Warner B, et al. Neonatal morbidities of prenatal and perinatal origin. In: Creasy RK, Resnick R, Iams JD, et al, eds. Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 72.

Johnston MV. Encephalopathies. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 598.

Marlow N, Wolke D, Bracewell MA, Samara M; EPICure Study Group. Neurologic and developmental disability at six years of age after extremely preterm birth. N Engl J Med. 2005;352(1):9-19. PMID: 15635108 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15635108.

Volpe JJ. Hypoxic-ischemic encephalopathy: neuropathology and pathogenesis. In: Volpe JJ, ed. Neurology of the Newborn. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2008:chap 8.

Actualizado 11/3/2015

Versión en inglés revisada por: Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados