Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007209.htm

Trasplante de aloinjerto meniscal

El trasplante de aloinjerto meniscal es una cirugía en la cual se coloca un menisco, un cartílago en forma de C de una rodilla, en su rodilla. El nuevo menisco se toma de una persona que haya muerto (cadáver) y donado su tejido.

Descripción

Si el médico comprueba que usted cumple con los requisitos para un trasplante de menisco, generalmente se toman radiografías o una resonancia magnética de la rodilla para encontrar un menisco que encaje correctamente en ella. El menisco donado se evalúa en el laboratorio para descartar cualquier enfermedad o infección.

Otras cirugías, tales como la reparación del cartílago o el ligamento, se pueden llevar a cabo en el momento de un trasplante de menisco o con una cirugía aparte.

Usted probablemente recibirá anestesia general antes de esta cirugía. Esto significa que estará dormido y no podrá sentir dolor. O bien, le pueden aplicar anestesia regional. La pierna y el área de la rodilla se insensibilizan para que usted no sienta ningún dolor. Si recibe anestesia regional, también le darán un medicamento para hacerlo dormir durante la operación.

Durante la cirugía:

  • El trasplante de menisco por lo regular se realiza mediante artroscopia de rodilla. El cirujano realiza dos o tres pequeñas incisiones al rededor de la rodilla. Se bombea solución salina en la rodilla para inflarla.
  • El artroscopio se introduce en la rodilla a través de una pequeña incisión. Y el visor se conecta a un monitor de video en el quirófano.
  • El cirujano inspecciona el cartílago y los ligamentos de la rodilla para confirmar que el trasplante de menisco sea apropiado y que usted no tenga artritis grave en la rodilla.
  • El nuevo menisco se prepara para que encaje en su rodilla correctamente.
  • Si hay algún tejido remanente del viejo menisco, este se extirpa.
  • Se hace una incisión en la parte frontal de la rodilla para insertar allí el menisco nuevo.
  • El nuevo menisco se sutura (cose) en su lugar. Se pueden necesitar tornillos u otros dispositivos para mantener el menisco en su sitio.

Después de terminar la cirugía, las incisiones se cierran. Se aplica un apósito sobre la herida. Durante la artroscopia, la mayoría de los cirujanos toman imágenes del procedimiento desde un monitor de video para mostrarle a usted lo que se encontró y lo que se hizo.

Por qué se realiza el procedimiento

Existen dos anillos cartilaginosos en el centro de cada rodilla. Uno está en el interior (menisco medio) y uno afuera (menisco lateral). Cuando se presenta ruptura de menisco, comúnmente se extirpa por medio de una artroscopia de rodilla. Algunas personas aún pueden tener dolor después de que el menisco se haya extirpado.

Con el trasplante de menisco, se coloca un nuevo menisco en la rodilla en el lugar donde hace falta. Este procedimiento se realiza únicamente cuando las rupturas de meniscos son tan graves que se tiene que todo o casi todo el cartílago del menisco está desgarrado y se tiene que extirpar. El nuevo menisco puede ayudarle con el dolor de rodilla y posiblemente a prevenir artritis en el futuro.

El trasplante de aloinjerto meniscal se puede recomendar para problemas de rodillas tales como:

  • Incapacidad para practicar deportes u otras actividades
  • Dolor de rodilla
  • Rodilla que se sale de su lugar
  • Rodilla inestable
  • Hinchazón persistente de la rodilla

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y de una cirugía en general son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos de sangre, infección

Los riesgos de la cirugía de trasplante de menisco son:

  • Daño al nervio
  • Rigidez de la rodilla
  • Falta de efectividad de la cirugía para aliviar los síntomas
  • Incapacidad del menisco para sanar
  • Ruptura del nuevo menisco
  • Enfermedad a raíz del menisco trasplantado
  • Dolor en la rodilla
  • Debilidad de la rodilla

Antes del procedimiento

Coméntele a su proveedor de atención médica qué medicamentos está tomando. Esto incluye medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante las dos semanas antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar medicamentos anticoagulantes. Estos incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), naproxeno (Aleve y Naprosyn ) y otros medicamentos.
  • Pregúntele a su proveedor qué medicamentos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si tiene diabetes, una enfermedad cardíaca otras afecciones, el cirujano le pedirá que acuda a un médico que trate estas enfermedades.
  • Coméntele a su proveedor si usted ha estado bebiendo mucho alcohol, más de 1 o 2 tragos al día.
  • Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda a su proveedor . Fumar puede retardar la consolidación de huesos y la cicatrización de heridas.
  • Coméntele al cirujano respecto a cualquier resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquiera otra enfermedad que usted pueda tener antes de la cirugía. Es posible que pospongan el procedimiento

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones sobre cuánto tiempo antes de la cirugía debe dejar de comer y beber.
  • Tome los medicamentos que su proveedor le dijo con un sorbo pequeño de agua.
  • Siga las instrucciones sobre a qué hora debe llegar al hospital. No olvide llegar a tiempo.

Después del procedimiento

Siga cualquier tipo de instrucciones que le den respecto al alta y los cuidados personales.

Después de la cirugía, usted probablemente utilizará un dispositivo ortopédico para la rodilla durante las primeras 6 semanas. Igualmente, necesitará muletas durante 6 semanas para evitar cargar el peso completo sobre la rodilla. Usted tal vez podrá mover la rodilla inmediatamente después de la cirugía. Hacerlo ayuda a prevenir cualquier rigidez. El dolor generalmente se maneja con medicamento.

La fisioterapia le puede ayudar a recuperar el movimiento y la fortaleza en la rodilla. La terapia dura entre 4 y 6 meses.

La rapidez para regresar al trabajo dependerá de su ocupación. Puede tardar desde algunas semanas hasta unos cuantos meses. Pueden pasar de 6 meses a 1 año para poder regresar completamente a las actividades y los deportes.

Expectativas (pronóstico)

El trasplante de aloinjerto meniscal es una cirugía difícil y la recuperación también lo es. Sin embargo, en personas a quienes les falta el menisco y presentan dolor, puede ser muy efectivo. La mayoría de las personas presenta menos dolor de rodilla después de este procedimiento.

Nombres alternativos

Trasplante de menisco; Cirugía - rodilla - trasplante de meniscos; Cirugía - rodilla - cartílago; Artroscopia - rodilla - trasplante de meniscos

Instrucciones para el paciente

Referencias

Maak TG, Rodeo SA. Meniscal injuries. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine: Principles and Practice. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 96.

Phillips BB, Mihalko MJ. Arthroscopy of the lower extremity. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 51.

Ultima revisión 4/18/2017

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.