Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003707.htm

Testosterona

Un examen de testosterona mide la cantidad de la hormona masculina testosterona en la sangre. Tanto los hombres como las mujeres producen esta hormona.

El examen descrito en el presente artículo mide la cantidad total de testosterona en la sangre. Mucha de esta testosterona va unida a una proteína llamada globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG, por sus siglas en inglés). Otro examen de sangre puede medir la testosterona "libre". Sin embargo, este tipo de examen a menudo no es muy preciso.

Forma en que se realiza el examen

Se toma una muestra de sangre de una vena. El mejor momento para hacerse tomar una muestra de sangre es entre las 7 a.m. y las 10 a.m. A menudo se necesita una segunda muestra para confirmar un resultado que sea más bajo de lo esperado.

Preparación para el examen

El médico le puede recomendar que deje de tomar medicamentos que puedan afectar el examen.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se introduce la aguja, se puede sentir un ligero pinchazo o picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen se puede llevar a cabo si usted tiene síntomas de producción anormal de la hormona masculina (andrógenos).

En los hombres, los testículos producen la mayor parte de la testosterona en el cuerpo. Los niveles casi siempre se analizan para evaluar signos de testosterona anormal:

  • Pubertad precoz o tardía (en niños)
  • Impotencia, disfunción eréctil, bajo nivel de interés sexual, esterilidad, adelgazamiento de los huesos (en hombres)

En las mujeres, los ovarios producen la mayor parte de la testosterona. Las glándulas suprarrenales también pueden producir demasiada cantidad de otros andrógenos que se convierten en testosterona. Los niveles casi siempre se analizan para evaluar signos de niveles más altos de testosterona, como:

  • Acné, piel grasosa
  • Cambio en la voz
  • Disminución del tamaño de las mamas
  • Crecimiento de vello en exceso (vello oscuro y grueso en la zona del bigote, la barba, las patillas, el pecho, las nalgas y la parte interna de los muslos)
  • Aumento del tamaño del clítoris
  • Ausencia o irregularidad en los periodos menstruales
  • Calvicie de patrón masculino o adelgazamiento del cabello

Resultados normales

Las mediciones normales para estos exámenes:

  • Hombres: 300 a 1,000 ng/dL
  • Mujeres: 15 a 70 ng/dL

Nota: ng/dL = nanogramos por decilitro

Los ejemplos de arriba son mediciones comunes para los resultados de estos exámenes. Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Algunos laboratorios utilizan diferentes mediciones o analizan muestras diferentes. Hable con su proveedor acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Significado de los resultados anormales

Ciertas afecciones médicas, medicinas o lesiones pueden llevar a un nivel de testosterona bajo. El nivel de testosterona también desciende naturalmente con la edad. Un nivel bajo de testosterona puede afectar el deseo sexual, el estado de ánimo, y el cuerpo de los hombres.

El aumento en los niveles de testosterona puede deberse a:

  • Enfermedad crónica
  • Hipófisis que no produce cantidades normales de algunas de sus hormonas
  • Problemas en las zonas del cerebro que controlan las hormonas
  • Tiroides hipoactiva
  • Retraso en la pubertad
  • Enfermedades de los testículos (traumatismo, infección, inmunitaria)
  • Tumor benigno de las células de la hipófisis que producen demasiada hormona prolactina
  • Demasiada grasa corporal (obesidad)

La disminución en la testosterona puede deberse a:

  • Resistencia a la acción de las hormonas masculinas (resistencia a los andrógenos)
  • Tumor de los ovarios
  • Cáncer testicular
  • Hiperplasia suprarrenal congénita
  • Tomar medicamentos o drogas que incrementen los niveles de testosterona

Nombres alternativos

Testosterona sérica

Referencias

Rosenfield RL, Barnes RB, Ehrmann DA. Hyperandrogenism, hirsuitism, and polycystic ovary syndrome. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 133.

Swerdloff RS, Wang C. The testis and male sexual function. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 234.

Ultima revisión 2/3/2016

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados