Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003529.htm

Anticuerpo antimitocondrial

Los anticuerpos antimitocondriales (AAM) son sustancias (anticuerpos) que se forman contra las mitocondrias. Estas son una parte importante de las células. Son la fuente de energía en el interior de las células. Además ayudan a que dichas células funcionen apropiadamente.

Este artículo aborda el examen utilizado para medir la cantidad de anticuerpos antimitocondriales en la sangre.

Forma en que se realiza el examen

Se necesita una muestra de sangre, la cual con frecuencia se toma de una vena. El procedimiento se denomina venopunción.

Preparación para el examen

Es posible que su proveedor de atención médica le solicite no comer ni beber nada durante 6 horas antes del examen (a menudo durante la noche).

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado. Otras pueden sentir un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Puede necesitar este examen si tiene signos de daño hepático. Este examen se utiliza con mayor frecuencia para diagnosticar colangitis biliar primaria, antes llamada cirrosis biliar primaria (CBP).

También se puede utilizar para establecer la diferencia entre cirrosis relacionada con el sistema biliar y problemas hepáticos debidos a otras causas como una obstrucción, hepatitis viral o cirrosis alcohólica.

Resultados normales

Normalmente, no hay anticuerpos presentes.

Significado de los resultados anormales

Este examen es importante para diagnosticar la cirrosis biliar primaria. Casi todas las personas con esta afección dan positivo para este examen. Es raro que una persona sin esta afección tenga un resultado positivo.

En pocas ocasiones también se pueden encontrar resultados anormales. Esto puede ocurrir debido a otras enfermedades hepáticas y algunas algunas enfermedades autoinmunitarias.

Riesgos

Los riesgos que existen al tener una extracción de sangre son leves pero pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Imágenes

Referencias

Beuers U, Gershwin ME, Gish RG, et al. Changing nomenclature for PBC: From 'cirrhosis' to 'cholangitis'. Clin Res Hepatol Gastroenterol. 2015;39(5):e57-e59. PMID: 26433440 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26433440.

Chernecky CC, Berger BJ. A. In: Chernecky CC, Berger BJ, eds. Laboratory Tests and Diagnostic Procedures. 6th ed. St Louis, MO: Elsevier Saunders; 2013:84-180.

Eaton JE, Lindor KD. Primary biliary cirrhosis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 91.

Zhang J, Zhang W, Leung PS, et al. Ongoing activation of autoantigen-specific B cells in primary biliary cirrhosis. Hepatology. 2014;60(5):1708-1716. PMID: 25043065 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25043065.

Ultima revisión 2/8/2017

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.