Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003340.htm

Examen del oído

Un examen del oído es cuando un proveedor de atención médica mira dentro del oído mediante un instrumento denominado otoscopio.

Forma en que se realiza el examen

El proveedor de atención médica puede reducir la intensidad de las luces en la sala.

A un niño pequeño, se le pedirá que se acueste boca arriba con la cabeza volteada hacia un lado o la cabeza del niño puede descansar contra el pecho de un adulto.

Los niños mayores y los adultos se pueden sentar con la cabeza inclinada hacia el hombro opuesto al oído que se va a examinar.

El proveedor de atención médica jalará suavemente la oreja hacia arriba, hacia atrás o hacia delante para enderezar el conducto auditivo externo. Después colocará la punta del otoscopio gentilmente en el oído. Un haz de luz ilumina a través del otoscopio dentro del conducto auditivo externo. El proveedor de atención médica moverá cuidadosamente el otoscopio en diferentes direcciones para observar el interior del oído y del tímpano. Algunas veces, el cerumen puede bloquear la visibilidad. Un especialista en oídos puede usar un microscopio binocular para obtener una vista magnificada del oído.

El otoscopio puede tener una pera plástica encima, la cual libera un pequeño soplo de aire dentro del conducto auditivo externo al presionarla. Esto se hace para observar la forma como se mueve el tímpano. La disminución en el movimiento puede significar que hay líquido en el oído medio.

Preparación para el examen

No se necesita preparación para este examen.

Lo que se siente durante el examen

Puede haber algo de molestia o dolor si hay una infección en el oído. El proveedor de atención médica suspenderá el examen si el dolor empeora.

Razones por las que se realiza el examen

Un examen del oído se puede hacer si usted tiene dolor de oído, infección en el oído, hipoacusia u otros síntomas en dicho órgano.

Examinar el oído también le ayuda al proveedor de atención médica a ver si el tratamiento para un problema en dicho órgano está funcionando.

Resultados normales

El conducto auditivo externo de todas las personas varía en tamaño, forma y color. Normalmente, este conducto es del color de la piel y tiene vellosidades pequeñas. Puede haber cerumen de color marrón amarillento. El tímpano es de un color gris claro o blanco perla brillante. La luz debe reflejarse en la superficie timpánica.

Significado de los resultados anormales

Las infecciones del oído son un problema común, especialmente con niños pequeños. Un reflejo de la luz débil o ausente del tímpano puede ser un signo de presencia de líquido o infección en el oído medio. El tímpano puede estar rojo y protuberante si hay una infección. Con frecuencia, se observa un líquido color ámbar o burbujas detrás del tímpano si se acumula líquido en el oído medio.

Los resultados anormales también pueden deberse a una infección del oído externo. Usted podría sentir dolor cuando se mueve o se jala el pabellón de la oreja. El conducto auditivo externo puede estar rojo, sensible, inflamado o lleno de pus de color verde amarillento.

Otras afecciones por las que puede realizarse el examen son:

Riesgos

Una infección puede diseminarse de un oído a otro si no se limpia apropiadamente el instrumento utilizado para mirar dentro del oído.

Consideraciones

No todos los problemas del oído pueden detectarse mirando a través de un otoscopio. Es posible que se necesiten audiometrías y exámenes del oído adicionales.

Los otoscopios que se venden para uso casero son de menor calidad que los utilizados en los consultorios médicos. Es posible que los padres no puedan reconocer muchos de los signos sutiles de un problema de oído. Visite a un proveedor de atención médica si hay síntomas de:

Nombres alternativos

Otoscopia

Referencias

King EF, Couch ME. History, physical examination, and the preoperative evaluation. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2015:chap 4.

Murr AH. Approach to the patient with nose, sinus, and ear disorders. In: Goldman L, Schafer AI. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 434.

Actualizado 2/3/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.