Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003281.htm

Turgencia cutánea

Es la elasticidad de la piel. Es la capacidad para cambiar de forma y retornar a la normalidad.

Consideraciones

La turgencia cutánea es un signo de la pérdida de líquidos o la deshidratación. La diarrea o el vómito pueden causar pérdida de líquidos. Los bebés y los niños más pequeños que presentan estas afeccione pueden perder rápidamente una cantidad considerable de líquidos si no toman suficiente agua. La fiebre igualmente acelera este proceso.

Para determinar la turgencia de la piel, el médico toma la piel entre los dos dedos de manera que quede levantada. Por lo general se hace en la parte baja del brazo o del abdomen. La sostiene por unos pocos segundos y luego la suelta.

La piel con turgencia normal regresa rápidamente a su posición normal, mientras que la piel con disminución de la turgencia retorna lentamente a su posición normal.

La falta de  turgencia de la piel ocurre con deshidratación moderada o grave. La pérdida de líquidos del 5% del peso corporal se considera deshidratación leve, 10% es moderada y 15% o más se considera deshidratación grave.

El edema es una afección en la cual la acumulación de líquidos en los tejidos que causa hinchazón. Esto hace que la piel sea extremadamente difícil de pellizcar o pinzar.

Causas

Las causas comunes de la poca turgencia cutánea son:

  • Disminución en la ingesta de líquidos
  • Deshidratación
  • Diarrea
  • Diabetes
  • Pérdida extrema de peso
  • Insolación (sudoración excesiva con ingesta insuficiente de líquidos)
  • Vómitos

Otras afecciones que pueden afectar la elasticidad de la piel son:

Estos trastornos del tejido conectivo no tienen que ver con líquidos.

Cuidados en el hogar

Usted puede revisar en busca de deshidratación en el hogar. Pellizque la piel en el dorso de la mano, en el abdomen o sobre la parte frontal del pecho por debajo de la clavícula. Esto mostrará la turgencia cutánea.

La deshidratación leve hará que la piel sea ligeramente lenta para retornar a su nivel normal. Para rehidratarse, tome más líquidos, particularmente agua.

Si la turgencia es grave, lo cual es un indicio de deshidratación que puede ir de moderada a intensa, acuda al médico de inmediato.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor si:

  • La turgencia deficiente de la piel ocurre junto con vómitos, diarrea o fiebre.
  • Durante un chequeo, la piel es muy lenta para retornar a la normalidad o se queda "levantada". Esto puede indicar la presencia de una deshidratación tan grave que requiere tratamiento rápido.
  • Usted tiene una reducción en la turgencia cutánea y es incapaz de incrementar la ingesta de líquidos (por ejemplo, debido al vómito).

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica, como las siguientes:

  • ¿Hace cuánto tiempo ha tenido síntomas?
  • ¿Qué otros síntomas precedieron al cambio en la turgencia de la piel (vómitos, diarrea, otros)?
  • ¿Qué ha hecho para intentar tratar esta afección?
  • ¿Hay factores que empeoran o mejoran la afección?
  • ¿Qué otros síntomas presenta (como labios secos, disminución del gasto urinario y disminución del lagrimeo)?

Entre los exámenes que se pueden realizar están:

Puede ser necesario aplicar líquidos intravenosos para una deshidratación grave. Usted puede necesitar medicamentos para tratar otras enfermedades que afectan la turgencia y la elasticidad de la piel.

Nombres alternativos

Turgencia deficiente de la piel; Piel pastosa; Disminución de la turgencia cutánea; Buena turgencia de la piel

Referencias

Ball JW, Dains JE, Flynn JA, Solomon BS, Stewart RW. Skin, hair, and nails. In: Ball JW, Dains JE, Flynn JA, Solomon BS, Stewart RW, eds. Seidel's Guide to Physical Examination. 8th ed. Elsevier Mosby; 2015:chap 8.

Ferri FF. Ehlers-Danlos syndrome. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:451-451.

Gorgas DL, McGrath JL. Vital signs measurement. In: Roberts JR, ed. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 1.

Greenbaum LA. Deficit therapy. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 57.

Van Mater HA, Rabinovich CE. Scleroderma and Raynaud phenomenon. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 160.

Ultima revisión 1/10/2016

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.