Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002507.htm

Sobredosis de naproxeno sódico

El naproxeno sódico es un medicamento antiinflamatorio no esteroide (AINE) que se utiliza para aliviar dolores y molestias que van de leves a moderados y la hinchazón. La sobredosis de naproxeno sódico ocurre cuando alguien accidental o intencionalmente toma más de la cantidad normal o recomendada de este medicamento. Las personas con enfermedad renal o hepática son más propensas a desarrollar efectos secundarios graves o empeorar su enfermedad a causa de los AINES.

Como grupo, y debido a su uso generalizado, los AINES son responsables de más efectos secundarios relacionados con medicamentos que cualquier otra clase de analgésicos. 

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse con el centro de toxicología local directamente llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Naproxeno

Dónde se encuentra

El naproxeno sódico se vende bajo una variedad de marcas comerciales, por ejemplo:

  • Aleve
  • Anaprox
  • Anaprox DS
  • Naprelan
  • Naprosyn

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

Los síntomas de una sobredosis de naproxeno sódico incluyen:

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida
  • Si un médico le recetó el medicamento a la persona

Sin embargo, NO espere para buscar ayuda si esta información no está disponible de inmediato.

Centro de Toxicología

Se puede comunicar directamente con el centro de control de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de control de toxicología local en los Estados Unidos usan este número nacional. Usted debe llamar si tiene inquietudes acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lleve consigo el envase al hospital, si es posible. 

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

Los síntomas se tratarán como resulte apropiado. La persona puede recibir:

  • Carbón activado
  • Soporte para las vías respiratorias, incluyendo oxígeno, una sonda respiratoria a través de la boca (intubación) y un ventilador (respirador artificial)
  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografías del tórax
  • ECG (electrocardiograma, o rastreo cardíaco)
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Laxantes
  • Medicamentos para tratar los síntomas

En casos poco frecuentes y graves, pueden ser necesarios más tratamientos, incluyendo diálisis renal. La mayoría de las personas será dada de alta del departamento de emergencias luego de ser observada por un período de tiempo.

Expectativas (pronóstico)

La recuperación es probable.

Referencias

Aronson JK. Naproxen and piproxen. In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier; 2016:27-32.

Hatten BW. Aspirin and nonsteroidal agents. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 144.

Ultima revisión 12/21/2018

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.