Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002096.htm

Dieta y cáncer

La dieta puede tener un impacto sobre el riesgo de padecer varios tipos de cánceres. Usted puede reducir su riesgo general siguiendo una dieta saludable que incluya frutas, vegetales y granos enteros.

Información

LA DIETA Y EL CÁNCER DE MAMA

El vínculo entre la alimentación y el cáncer de mama se ha estudiado muy bien. Para reducir el riesgo de cáncer de mama, la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society, ACS) recomienda que usted:

  • Realice actividad física de manera regular durante al menos 30 minutos al día, 5 veces por semana.
  • Mantenga un peso saludable durante la vida.
  • Consuma una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros. Coma al menos 2 ½ tazas (300 gramos) de frutas y verduras al día.
  • Limite las bebidas alcohólicas a no más de 2 tragos al día para los hombres y 1 trago para las mujeres. Un trago es equivalente a 12 onzas (360 mililitros) de cerveza, 1 onza (30 mililitros) de licor o 4 onzas (120 mililitros) de vino.

Otros factores a considerar:

  • Una alta ingesta de soya (en forma de suplementos) es controversial en mujeres con un diagnóstico de cánceres sensibles a las hormonas. Consumir una dieta que contenga cantidades moderadas de alimentos de soya antes de la adultez puede ser beneficioso.
  • Amamantar puede reducir el riesgo de la madre de presentar cáncer de mama o cáncer de ovario.

LA DIETA Y EL CÁNCER DE PRÓSTATA

La ACS recomienda las siguientes opciones de estilo de vida para reducir el riesgo de cáncer de próstata:

  • Realizar actividad física de manera regular durante al menos 30 minutos al día, cinco veces por semana.
  • Mantener un peso saludable durante la vida.
  • Consumir una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros. Comer al menos 2 ½ tazas (300 gramos) de frutas y verduras al día.
  • Limitar las bebidas alcohólicas a no más de 2 tragos al día para los hombres. Un trago es equivalente a 12 onzas (360 mililitros) de cerveza, 1 onza (30 mililitros) de licor o 4 onzas (120 mililitros) de vino.

Otros factores a considerar:

  • Su proveedor de atención médica puede sugerir que los hombres limiten su consumo de suplementos de calcio y no excedan la cantidad recomendada de calcio en los alimentos y en las bebidas.

LA DIETA Y EL CÁNCER COLORRECTAL

La ACS recomienda lo siguiente para reducir el riesgo de cáncer colorrectal:

  • Reducir la ingesta de carne roja y procesada. Evite la carne al carbón.
  • Consumir una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros. Comer al menos 2 ½ tazas (300 gramos) de frutas y verduras al día. El brócoli puede ser benéfico.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Consumir la cantidad recomendada de calcio y suficiente vitamina D.
  • Comer más ácidos grasos omega 3 (pescado graso, aceite de linaza, nueces) que ácidos grasos omega 6 (aceite de maíz, aceite de cártamo y aceite de girasol).
  • Mantener un peso saludable durante la vida. Evitar la obesidad y la acumulación de grasa en el vientre.
  • Participar en actividades físicas de mayor intensidad durante períodos más largos.
  • Hacerse exámenes colorrectales con regularidad basados en sus antecedentes de salud y en su edad.

LA DIETA Y EL CÁNCER GÁSTRICO O ESOFÁGICO

La ACS recomienda las siguientes opciones de estilo de vida para reducir el riesgo de cáncer de estómago y de esófago:

  • Consumir una dieta rica en frutas, verduras, y granos enteros. Comer al menos 2 ½ tazas (300 gramos) de frutas y verduras al día.
  • Reducir el consumo de carnes procesadas, ahumadas, curadas con nitrito y alimentos preservados con sal; dar preferencia a las proteínas vegetales.
  • Realizar actividad física de manera regular durante al menos 30 minutos al día, 5 veces por semana.
  • Mantener un peso saludable durante la vida.

RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER

Las 10 recomendaciones del Instituto Americano de Investigación sobre el Cáncer (American Institute for Cancer Research) para la prevención de esta enfermedad incluyen:

  1. Mantenerse tan delgado como sea posible sin llegar a tener un peso insuficiente.
  2. Mantenerse físicamente activo durante al menos 30 minutos cada día.
  3. Evitar las bebidas azucaradas. Reducir el consumo de alimentos muy energéticos. (No se ha demostrado que tomar endulzantes artificiales en cantidades moderadas cause cáncer).
  4. Consumir más de una variedad de verduras, frutas, granos enteros y legumbres como frijoles.
  5. Reducir el consumo de carnes rojas (como carne de res, cerdo y cordero) y evitar las carnes procesadas.
  6. Si hay consumo, reducir las bebidas alcohólicas a 2 tragos diarios en los hombres y 1 trago en las mujeres.
  7. Reducir el consumo de alimentos salados y alimentos procesados con sal (sodio).
  8. NO usar suplementos para protegerse contra el cáncer.
  9. Se recomienda a las madres amamantar exclusivamente hasta los 6 meses y luego añadir otros líquidos y alimentos.
  10. Después del tratamiento, los supervivientes de cáncer deben seguir las recomendaciones para la prevención de esta enfermedad.

RECURSOS:

Dietary Guidelines for Americans (Pautas Dietarias para los Estadounidenses) -- www.myplate.gov

La American Cancer Society (Sociedad Americana para el Cáncer) es una excelente fuente de información sobre la prevención del cáncer -- www.cancer.org.

El American Institute for Cancer Research (Instituto Americano de Investigación sobre el Cáncer) -- www.aicr.org/new-american-plate

La Academy of Nutrition and Dietetics (Academia de Nutrición y Dietética) brinda consejos dietéticos sanos sobre un amplio abanico de temas -- www.eatright.org.

La National Cancer Institute´s CancerNet (Red para el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer) es un medio gubernamental de acceso a la información precisa sobre la prevención del cancer -- www.cancer.gov.

Nombres alternativos

Fibra y cáncer; Cáncer y fibra; Nitratos y cáncer; Cáncer y nitratos

Referencias

Bevers TB, Brown PH, Colbert Maresso K, Hawk ET. Cancer prevention, screening, and early detection. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 23.

Kumar V, Abbas AK, Aster JC. Environmental and nutritional diseases. In: Kumar V, Abbas AK, Aster JC, eds. Robbins and Cotran Pathologic Basis of Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 9.

Kushi LH, Doyle C, McCullough M, et al; American Cancer Society 2010 Nutrition and Physical Activity Guidelines Advisory Committee. American Cancer Society guidelines on nutrition and physical activity for cancer prevention: reducing the risk of cancer with healthy food choices and physical activity. CA Cancer J Clin. 2012;62(1):30-67. PMID: 22237782 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22237782.

National Institutes of Health, National Cancer Institute website. SEER training modules, cancer risk factors. training.seer.cancer.gov/disease/cancer/risk.html. Accessed July 13, 2017.

US Department of Agriculture, Dietary Guidelines Advisory Committee. Scientific Report of the 2015 Dietary Guidelines Advisory Committee. health.gov/dietaryguidelines/2015-scientific-report/pdfs/scientific-report-of-the-2015-dietary-guidelines-advisory-committee.pdf. Published January 28, 2015. Accessed July 13, 2017.

US Department of Health and Human Services and US Department of Agriculture. 2015 - 2020 Dietary Guidelines for Americans. 8th ed. health.gov/dietaryguidelines/2015/guidelines/. Published December 2015. Accessed July 13, 2017.

Ultima revisión 5/7/2017

Versión en inglés revisada por: Emily Wax, RD, The Brooklyn Hospital Center, Brooklyn, NY. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.