Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000896.htm

Diabetes gestacional

Es la presencia de glucemia alta (diabetes) que empieza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo.

Causas

Las hormonas del embarazo pueden bloquear el trabajo que hace la insulina. Cuando esto sucede, los niveles de azucar en sangre de una mujer embarazada pueden incrementar.

Usted está en mayor riesgo de padecer diabetes gestacional si:

  • Tiene más de 25 años al quedar embarazada
  • Proviene de un grupo étnico con un mayor riesgo, como hispanoamericano, afroamericano, nativo americano, del sudeste asiático o de las islas del Pacífico
  • Tiene antecedentes familiares de diabetes
  • Dio a luz a un bebé que pesó más de 9 libras (4 kg) o que tuvo una anomalía congénita
  • Tiene hipertensión arterial
  • Tiene demasiado líquido amniótico
  • Ha tenido un aborto espontáneo o mortinato de manera inexplicable
  • Tenía sobrepeso antes del embarazo
  • Aumentó excesivamente de peso durante su embarazo
  • Presenta síndrome de ovario poliquístico

Síntomas

En la mayoría de los casos no se presentan síntomas. El diagnóstico se realiza durante un estudio prenatal de rutina.

Se pueden presentar síntomas moderados, como demasiada sed o temblores. Regularmente estos síntomas no ponen en riesgo la vida de la mujer embarazada.

Otros síntomas podrían incluir:

Pruebas y exámenes

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional empieza en la mitad del embarazo. Todas las mujeres embarazadas deben recibir una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre la semana 24 y 28 del embarazo para detectar la afección. Las mujeres que tengan factores de riesgo para este tipo de diabetes pueden hacerse este examen más temprano en el embarazo.

Una vez que le diagnostican diabetes gestacional, puede ver cómo está evolucionando midiendo su nivel de glucosa en casa. La forma más común consiste en punzar un dedo y colocar una gota de sangre en un aparato que le dará una lectura de su nivel de glucosa.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son mantener los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) dentro de los límites normales durante el embarazo y asegurarse de que el feto esté saludable.

VIGILANCIA DEL BEBÉ

Su proveedor de atención médica debe tenerla a usted y a su bebé  bajo control a lo largo de todo el embarazo. Con el monitoreo fetal, se evalúa el tamaño y la salud del feto.

Una cardiotocografía en reposo es un examen indoloro y muy sencillo para usted y su bebé.

  • Se coloca una máquina que percibe y muestra los latidos cardíacos del bebé (monitor fetal electrónico) sobre su abdomen.
  • Su proveedor puede comparar el patrón de latidos del bebé con los movimientos y averiguar si el bebé está bien. 

DIETA Y EJERCICIO

La mejor manera de mejorar su alimentación es consumir una variedad de alimentos saludables. Usted debe aprender a leer las etiquetas de los alimentos y revisarlas al tomar decisiones sobre estos. Hable con su proveedor si usted es vegetariana o sigue alguna otra dieta especial.

En general, cuando usted tiene diabetes gestacional su dieta debe: 

  • Ser moderada en grasa y proteína.
  • Suministrarle carbohidratos a través de alimentos que incluyan frutas, verduras y carbohidratos complejos (tales como pan, cereal, pasta y arroz). 
  • Incluir poca cantidad de alimentos que contengan mucho azúcar, tales como bebidas gaseosas, jugos de fruta y panes dulces. 

Si el manejo de la dieta no controla los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, se le pueden recetar medicamentos tomados o tratamiento con insulina para controlar la diabetes. 

La mayoría de las mujeres que presentan diabetes gestacional no necesitarán medicamentos ni insulina, pero algunas sí.

Expectativas (pronóstico)

Existe mucho riesgo de padecer diabetes durante el embarazo si no se controla el azúcar en la sangre. Con un buen control, la mayor parte de los embarazos tiene resultados positivos.

Las mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional tienden a tener bebés más grandes al nacer. Esto puede aumentar la probabilidad de problemas en el momento del parto, como:

  • Lesión (traumatismo) al nacer debido al gran tamaño del bebé
  • Parto por cesárea

El bebé es más propenso a tener períodos de nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) durante los primeros días de vida.

Las madres con diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial durante el embarazo.

Después del parto

  • Sus niveles altos de azúcar (glucosa) en la sangre suelen volver a la normalidad.
  • Usted debe ser vigilada cuidadosamente para buscar signos de diabetes durante los siguientes 5 a 10 años después del parto. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si está embarazada y tiene síntomas de diabetes.

Prevención

Recibir cuidado prenatal tempranamente y tener revisiones regulares ayuda a mejorar su salud y la de su bebé. Someterse a pruebas de detección prenatales entre las semanas 24 y 28 del embarazo ayudará a detectar la diabetes gestacional de manera temprana.

Si usted tiene sobrepeso, bajar su peso de vuelta a un índice de masa corporal (IMC) normal disminuirá su riesgo de presentar diabetes gestacional.

Nombres alternativos

Intolerancia a la glucosa durante el embarazo

Referencias

American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes—2016. Diabetes Care. 2016;39(suppl 1):S1-S106.

Landon MB, Catalano PM, Gabbe SG. Diabetes mellitus complicating pregnancy. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2017:chap 40.

Metzger BE. Diabetes mellitus and pregnancy. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 45.

Moyer VA. Screening for gestational diabetes mellitus: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Ann Intern Med. 2014;160:414-420. PMID: 24424622 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24424622.

Ultima revisión 5/16/2016

Versión en inglés revisada por: Irina Burd, MD, PhD, Associate Professor of Gynecology and Obstetrics at Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados