Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000891.htm

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Es una afección que se presenta cuando hay escape de orina de la vejiga durante una actividad física o esfuerzo. Puede ocurrir al toser, levantar algo pesado o realizar ejercicio.

Causas

La mayoría de los adultos puede contener más de 2 tazas de orina en sus vejigas. La incontinencia urinaria de esfuerzo ocurre cuando los músculos que controlan su habilidad para contener la orina se vuelven débiles o no funcionan.

  • La vejiga y la uretra están sostenidas por los músculos del piso pélvico. La orina pasa desde la vejiga a través de la uretra hacia el exterior.
  • El esfínter es un músculo ubicado alrededor de la abertura de la vejiga. Éste se comprime para evitar que la orina se escape a través de la uretra.

Cuando cualquiera de estos grupos de músculos se debilita, la orina puede pasar cuando se ejerce presión en la vejiga. Usted puede notar esto cuando:

  • Tose
  • Estornuda
  • Se ríe
  • Hace ejercicio
  • Levanta objetos pesados

El debilitamiento de los músculos puede ser causado por:

  • Parto
  • Lesión en la zona uretral
  • Algunos medicamentos
  • Cirugía de la zona pélvica o de próstata (en hombres)

La incontinencia urinaria de esfuerzo es el tipo más común en las mujeres. Ciertos factores incrementan el riesgo:

  • Si usted ha tenido más de un embarazo y parto vaginal.
  • Si tiene prolapso pélvico. Esto sucede cuando la vejiga, la uretra o el recto se deslizan hacia la vagina. Un parto puede causar daño del nervio o en los tejidos de la zona pélvica. Esto puede llevar a que se presente prolapso pélvico meses o años después del parto.

Síntomas

El principal síntoma de la incontinencia urinaria de esfuerzo es el escape de orina cuando usted:

  • Está físicamente activo.
  • Tose.
  • Hace ejercicio.
  • Tiene relaciones sexuales.
  • Estornuda.
  • Se para.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Éste incluirá:

  • Un examen genital en los hombres
  • Un examen pélvico en las mujeres
  • Un examen rectal

Los exámenes pueden incluir:

  • Cistoscopía para visualizar la parte interna de la vejiga.
  • Examen de la toalla sanitaria. Usted hace ejercicio mientras usa una toalla sanitaria. Después se pesa la toalla para saber la cantidad de orina que perdió.
  • Diario de micción: usted registra sus hábitos urinarios, pérdidas e ingesta de líquidos
  • Ecografía abdominal o pélvica.
  • Residuos posmiccionales (PVR, por sus siglas en inglés) para medir la cantidad de orina que queda después de la micción.
  • Análisis de orina para verificar si hay infección urinaria.
  • Examen de esfuerzo urinario (a usted se le pide que se ponga de pie con la vejiga llena y que luego tosa).
  • Estudios urodinámicos para medir la presión y el flujo de orina.
  • Radiografías con medio de contraste para examinar los riñones y la vejiga.

Tratamiento

El tratamiento depende de la forma en la que los síntomas afectan su vida. 

Existen cuatro tipos de tratamiento para la incontinencia urinaria de esfuerzo:

  • Cambios de comportamiento
  • Medicamentos
  • Entrenamiento de los músculos del piso pélvico
  • Cirugía

CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO

Hacer estos cambios puede ayudar:

  • Beba menos líquido (si toma más de las cantidades normales).
  • NO se aguante. Orine inmediatamente después de sentir la urgencia. Esto puede ayudar a reducir la cantidad de orina que gotea.
  • Evite saltar o correr.
  • Consuma fibra para evitar el estreñimiento ya que éste puede empeorar la incontinencia urinaria.
  • Deje de fumar. Esto puede reducir la tos y la irritación de la vejiga. Fumar también aumenta el riesgo de cáncer vesical.
  • Evite el alcohol y las bebidas con cafeína como el café. Pueden provocar ganas de orinar.
  • Baje el peso extra.
  • Evite los alimentos y las bebidas que pueden causar irritación de la vejiga. Estos incluyen las comidas picantes, las bebidas carbonatadas y los cítricos.
  • Si tiene diabetes, mantenga su azúcar en sangre bajo control.

ENTRENAMIENTO DE LOS MÚSCULOS DEL PISO PÉLVICO

Existen diferentes maneras de fortalecer los músculos del piso pélvico.

  • Biorretroalimentación. Este método puede ayudarle a aprender a identificar y a controlar los músculos del piso pélvico.
  • Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a mantener los músculos alrededor de la uretra fortalecidos y funcionando bien. Esto puede ayudar a evitar la fuga de orina.
  • Conos vaginales. Se coloca el cono en la vagina. Luego se intenta comprimir los músculos del piso pélvico para sostener el cono en su lugar. El cono se puede usar durante 15 minutos a la vez, dos veces al día. Se puede notar mejoramiento de los síntomas de 4 a 6 semanas.
  • Fisioterapia del piso pélvico. Los fisioterapeutas especialmente entrenados en el área pueden hacer una evaluación completa del problema y ayudar con ejercicios y terapias.

MEDICAMENTOS

Los medicamentos tienden a funcionar mejor si usted tiene incontinencia de leve a moderada. Su proveedor puede recetar uno o más medicamentos.

  • Los medicamentos anticolinérgicos ayudan a relajar los músculos de la vejiga. Estos incluyen: oxibutinina (Oxytrol, Ditropan), tolterodina (Detrol), darifenacina (Enablex), trospio (Sanctura) y solifenacin (Vesicare).
  • Los medicamentos antimuscarínicos bloquean las contracciones de la vejiga.
  • La terapia de estrógenos puede ayudar a mejorar los síntomas en las mujeres que han pasado por la menopausia. Estos se aplican en forma de crema o se introducen en la vagina en forma de tableta o de un anillo.
  • La imipramina, un antidepresivo tricíclico, ayuda a relajar los músculos de la vejiga.

CIRUGÍAS

Si otros tratamientos no funcionan, Su proveedor puede recomendar la cirugía. Ésta puede ayudar si se tiene incontinencia grave. La mayoría de los proveedores de atención médica sugieren la cirugía sólo después de probar con otros tratamientos.

  • Una reparación vaginal anterior ayuda a restaurar la debilidad y la flacidez de las paredes vaginales. Se utiliza cuando la vejiga sobresale dentro de la vagina (prolapso).
  • Un esfínter urinario artificial. Se trata de un dispositivo utilizado para evitar el escape de orina. Se utiliza principalmente en los hombres.
  • Las inyecciones de colágeno hacen que el área alrededor de la uretra se vuelva más gruesa. Esto ayuda a controlar la fuga de orina. Es posible que deba repetirse el procedimiento después de unos cuantos meses.
  • Un cabestrillo masculino es una cinta de malla utilizada para ejercer presión sobre la uretra. Es más fácil de hacer que colocar un esfínter urinario artificial.
  • Las suspensiones retropúbicas levantan la vejiga y la uretra.
  • La cinta vaginal sin tensión sostiene la vejiga y la uretra.
  • Los procedimientos de cabestrillo vaginal utilizan un cabestrillo que sostiene la uretra.

Si tiene problemas para vaciar completamente la vejiga, necesitará utilizar un catéter. Es un tubo muy pequeño que se coloca en la uretra para drenar la orina desde la vejiga.

Expectativas (pronóstico)

Mejorar lleva tiempo, así que trate de ser paciente. Los tratamientos no quirúrgicos generalmente mejoran los síntomas. Sin embargo, no curan la incontinencia urinaria de esfuerzo. La cirugía puede curar a algunas personas con este tipo de incontinencia.

El tratamiento no funciona tan bien si usted tiene:

  • Afecciones que impidan la cicatrización o que dificulten la cirugía
  • Otros problemas genitales o urinarios
  • Cirugía previa que no funcionó

Posibles complicaciones

Las complicaciones físicas son poco comunes y generalmente leves, pero pueden incluir:

  • Desgaste de materiales colocados durante la cirugía, como un cabestrillo o un esfínter artificial
  • Fístulas o abscesos
  • Irritación de los labios de la vagina (vulva)
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Úlceras cutáneas en personas que no pueden bajarse de la cama o de la silla
  • Olores desagradables
  • Infecciones del tracto urinario
  • Flujo vaginal

Esta afección puede limitar las actividades sociales, las carreras y las relaciones personales. También puede hacerlo sentir mal o avergonzado.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si tiene síntomas de incontinencia urinaria de esfuerzo y le causan molestia.

Prevención

La realización de los ejercicios de Kegel puede ayudar a prevenir los síntomas. Las mujeres embarazadas pueden querer hacer estos ejercicios durante y después del embarazo para ayudar a prevenir la incontinencia.

Nombres alternativos

Incontinencia - estrés; Incontinencia de la vejiga; prolapso pélvico - incontinencia urinaria de esfuerzo; Incontinencia de esfuerzo; Pérdida de orina - incontinencia urinaria de esfuerzo; Pérdida urinaria - incontinencia urinaria de esfuerzo; Piso pélvico - incontinencia urinaria de esfuerzo

Referencias

Hashim H, Abrams P. Evaluation and management of men with urinary incontinence. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 72.

Kobashi KC. Evaluation and management of women with urinary incontinence and pelvic prolapse. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 71.

Resnnick NM. Incontinence. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 26.

Actualizado 3/28/2016

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados