Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000036.htm

Objetos extraños - ingestión

Si usted se traga un objeto extraño, éste puede atorarse en el tracto gastrointestinal (GI), del esófago (tubo digestivo) al colon (intestino grueso). Esto puede causar una infección, una oclusión o una ruptura en el tracto GI.

Consideraciones

Los niños de 6 meses a 3 años están en el grupo de edad que tiene más probabilidad de tragar un objeto extraño. 

Estos elementos pueden incluir una moneda, una canica, alfileres, el borrador de un lápiz, botones, cuentas u otros elementos o alimentos pequeños.

Los adultos también pueden tragar objetos extraños por intoxicación, enfermedades mentales o demencia. Los adultos mayores que tienen problemas para tragar pueden tragar accidentalmente sus dentaduras. Los trabajadores de construcción con frecuencia tragan clavos o tornillos y los sastres y costureros también tragan alfileres o botones. 

Causas

A los niños pequeños les gusta explorar las cosas con sus bocas y pueden tragar algún objeto a propósito o por accidente. Si el objeto pasa a través del esófago hacia el estómago sin atorarse, probablemente atravesará todo el tracto GI. Los objetos afilados, con punta o cáusticos como las baterías, pueden causar serios problemas.

Estos objetos con frecuencia pasarán por el tracto GI en una semana. En la mayoría de los casos, el objeto pasa sin causar daño a la persona.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Asfixia
  • Tos
  • Sibilancias
  • Ruidos respiratorios
  • Problemas para respirar o dejar de hacerlo (estrés respiratorio) 
  • Dolor de pecho, garganta o cuello
  • Rostro que se torna azul, rojo o blanco
  • Dificultad para tragar saliva 

Algunas veces, solo se observan síntomas menores inicialmente. El objeto se puede olvidar hasta que se presentan síntomas como inflamación o infección.

Primeros auxilios

Se debe vigilar a cualquier niño que se crea que ha ingerido un objeto extraño, en caso de presentar:

  • Dolor (de boca, garganta, pecho o abdominal)
  • Fiebre
  • Salivación (babeo)
  • Respiración anormal
  • Vómitos
  • Sensibilidad localizada

Se deben examinar las heces (deposiciones) para ver si el objeto pasó a través del cuerpo. Esto puede tomar varios días y en ocasiones puede causar sangrado rectal o anal.

Se puede necesitar un procedimiento llamado endoscopía para confirmar si el niño ha tragado un objeto y removerlo. Se realizará una endoscopía si el objeto es largo o afilado, si es un imán o una batería de disco. También se realizará si el niño está babeando y tiene dificultad para respirar, fiebre, vómitos o dolor, también se pueden hacer radiografías.

En casos graves, se puede necesitar cirugía para extraer el objeto. 

No se debe

NO obligue a comer a los bebés que estén llorando o respirando rápidamente. Esto puede provocar que el bebé inhale líquido o alimento sólido hacia las vías respiratorias.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor de atención médica al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si piensa que un niño ha tragado un objeto extraño.

Prevención

Las medidas preventivas incluyen:

  • Corte los alimentos pedazos pequeños para niños pequeños. Enséñeles a masticar bien.
  • Enséñele a los niños a no reírse, hablar ni jugar mientras tengan comida en la boca.
  • No les dé a los niños menores de tres años alimentos que puedan representar un riesgo potencial como perros calientes, uvas enteras, nueces, palomitas de maíz, alimentos con huesos o semillas, caramelos duros.
  • Mantenga los objetos pequeños fuera del alcance de los niños pequeños.
  • Enséñele a los niños a evitar colocar objetos extraños en su nariz o en otras aberturas del cuerpo.

Nombres alternativos

Ingestión de un objeto extraño

Referencias

Khan S, Orenstein SR. Foreign bodies in the esophagus. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 327.

Pfau PR, Hancock SM. Foreign bodies, bezoars, and caustic ingestions. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 27.

Schoem SR, Rosbe KW, Bearelly S. Aerodigestive foreign bodies and caustic ingestions. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 207.

Thomas SH, Goodloe JM. Foreign bodies. In Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 53.

Ultima revisión 4/4/2018

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.