Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000451.htm

Artritis idiopática juvenil

Es un término que se utiliza para describir un grupo de trastornos en niños, el cual abarca la artritis. Se trata de enfermedades crónicas (prolongada) que causan dolor e inflamación articular. 

Causas

La causa de la artritis idiopática juvenil (AIJ) se desconoce. Se piensa que es una enfermedad autoinmunitaria. Esto significa que el cuerpo ataca y destruye por error el tejido corporal sano.

La artritis idiopática juvenil generalmente ocurre antes de los 16 años. Los síntomas pueden empezar incluso desde los 6 meses de edad.

Hay varios tipos de AIJ:

  • La AIJ sistémica (generalizada) implica dolor o inflamación articular, al igual que fiebres y erupciones cutáneas. Este es el tipo menos común.
  • La AIJ poliarticular compromete muchas articulaciones. Esta forma de AIJ puede convertirse en artritis reumatoidea. Puede comprometer cinco o más articulaciones grandes y pequeñas de las piernas y los brazos, al igual que la articulación de la mandíbula y el cuello.
  • La AIJ pauciarticular compromete 4 o menos articulaciones, por lo regular, las muñecas o las rodillas. También afecta los ojos.
  • La espondiloartritis en niños se asemeja al trastorno en adultos y a menudo compromete la articulación sacro-ilíaca.

Síntomas

Los síntomas de la AIJ pueden incluir:

  • Articulación hinchada, roja o caliente
  • Cojera o problemas para usar una extremidad
  • Fiebre alta y repentina
  • Erupción cutánea (en el tronco o las extremidades) que va y viene con la fiebre
  • Rigidez, dolor y rango de movimiento limitado en una articulación
  • Lumbago que no desaparece
  • Síntomas generalizados como piel pálida, inflamación de los ganglios linfáticos y apariencia de enfermo.

La artritis idiopática juvenil también puede causar problemas oculares llamados uveítis, iridociclitis o iritis. Puede no haber síntomas. Cuando los hay, pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El examen físico puede mostrar articulaciones inflamadas, calientes y sensibles que duelen al moverlas. El niño también puede presentar una erupción. Otros signos incluyen:

Los exámenes de sangre pueden incluir:

Algunos o todos estos exámenes de sangre pueden ser normales en niños con AIJ.

El proveedor de atención médica puede colocar una pequeña aguja dentro de una articulación inflamada para extraer líquido. Esto puede ayudar a encontrar la causa de la artritis. También puede ayudar a aliviar el dolor. El proveedor de atención puede inyectar esteroides dentro de la articulación para ayudar a reducir la hinchazón.

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Cuando sólo un número pequeño de articulaciones está comprometido, los antinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno o naproxeno, pueden ser suficientes para controlar los síntomas.

Se pueden usar corticoesteroides para reagudizaciones más graves con el fin de ayudar a controlar los síntomas.

Los niños que tienen artritis en muchas articulaciones, o que tienen fiebre, erupción e inflamación de los ganglios pueden necesitar otros medicamentos. Estos medicamentos se denominan fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés). Ellos pueden ayudar a disminuir la hinchazón en las articulaciones o el cuerpo. Los DMARD incluyen:

  • El metotrexato
  • Los fármacos biológicos, como etanercept, infliximab y fármacos relacionados

Los niños con AIJ deben mantenerse activos.

El ejercicio ayudará a mantener los músculos y articulaciones fuertes y móviles.

  • Caminar, montar en bicicleta y nadar pueden ser buenas actividades.
  • Los niños deben aprender a hacer calentamiento antes de hacer ejercicio.
  • Hable con el médico o el fisioterapeuta acerca de ejercicios que se deben hacer cuando el niño sienta dolor.

Los niños que experimentan tristeza o ira por su artritis pueden necesitar apoyo adicional.

Algunos niños con AIJ pueden necesitar cirugía, lo que incluye artroplastia.

Expectativas (pronóstico)

Es posible que los niños que tienen pocas articulaciones afectadas no tengan síntomas por un período largo de tiempo.

En muchos niños, la enfermedad se vuelve inactiva y causa muy poco daño a las articulaciones.

La gravedad de la enfermedad depende del número de articulaciones comprometidas. Es menos probable que los síntomas desaparezcan en estos casos. Estos niños son más propensos a tener dolor crónico (prolongado), discapacidad y problemas en la escuela.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Desgaste o destrucción de las articulaciones (puede ocurrir en personas con AIJ más grave)
  • Tasa de crecimiento lenta
  • Crecimiento desigual de un brazo o una pierna
  • Pérdida de la visión o disminución de la visión a raíz de la uveítis crónica (este problema puede ser grave, incluso cuando la artritis no sea tan seria)
  • Anemia
  • Inflamación alrededor del corazón (pericarditis)
  • Dolor crónico, ausentismo escolar

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención si:

  • Usted o su hijo notan síntomas de AIJ.
  • Los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento.
  • Se presentan síntomas nuevos.

Prevención

No hay una forma de prevención conocida para la AIJ. 

Nombres alternativos

Artritis reumatoide juvenil (ARJ); Poliartritis crónica juvenil; Enfermedad de Still; Espondiloartritis juvenil

Referencias

Beukelman T, Patkar NM, Saag KG, et al. 2011 American College of Rheumatology recommendations for the treatment of juvenile idiopathic arthritis: initiation and safety monitoring of therapeutic agents for the treatment of arthritis and systemic features. Arthritis Care Res (Hoboken). 2011;63(4):465-82. PMID: 21452260 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21452260.

Colbert RA. Classification of juvenile spondyloarthritis: Enthesitis-related arthritis and beyond. Nat Rev Rheumatol. 2010;6(8):477-85. PMID: 20606622 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20606622.

Long AR, Rouster-Stevens KA. The role of exercise therapy in the management of juvenile idiopathic arthritis. Curr Opin Rheumatol. 2010;22(2):213-7. PMID: 20010296 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20010296.

Nordal E, Rygg M, Fasth A. Clinical features of juvenile idiopathic arthritis. In: Hochberg MC, Silman AJ, Smolen JS, Weinblatt ME, Weisman MH, eds. Rheumatolgy. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2015:chap 101.

Prince FH, Otten MH, van Suijlekom-Smit LW. Diagnosis and management of juvenile idiopathic arthritis. BMJ. 2010;341:c6434. PMID: 21131338 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21131338.

Rabinovich CE. Evaluation of suspected rheumatic disease. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 147.

Actualizado 4/28/2015

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados