Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000377.htm

Diabetes insípida

La diabetes insípida (DI) es una afección poco frecuente por la cual los riñones son incapaces de evitar la eliminación de agua.

La DI no es lo mismo que la diabetes mellitus tipo 1 y 2. Sin embargo, tanto la DI y la diabetes mellitus sin tratamiento provocan sed constante y evacuación urinaria frecuente. Las personas con diabetes mellitus tienen elevado el nivel de azúcar en sangre (glucosa) debido a que el cuerpo no es capaz de usar el azúcar en sangre como energía. Aquellos con DI tienen los niveles de azúcar en sangre normales, pero sus riñones no son capaces de mantener el equilibrio de líquidos en el organismo.

Causas

Durante el día, los riñones filtran toda la sangre muchas veces. Normalmente, la mayor parte del agua se reabsorbe y solo se elimina una pequeña cantidad de orina concentrada. La DI ocurre cuando los riñones no pueden concentrar la orina normalmente y se elimina una gran cantidad de orina diluida.

La cantidad de agua eliminada en la orina es controlada por la hormona antidiurética (HAD). La HAD también se conoce como vasopresina. La HAD se produce en una región del cerebro llamada hipotálamo. Luego se almacena y se secreta desde la hipófisis. Esta es una pequeña glándula ubicada justo debajo de la base del cerebro.

La DI causada por falta de HAD se denomina diabetes insípida central. Cuando la DI es ocasionada por la insuficiencia del riñón para responder a la HAD, la afección se denomina diabetes insípida nefrógena. Nefrógena significa relacionada con el riñón.

La DI central puede ser provocada por un daño al hipotálamo o a la hipófisis como resultado de:

  • Problemas genéticos
  • Traumatismo craneal
  • Infección
  • Problema con las células que producen-HAD debido a una enfermedad autoinmunitaria
  • Pérdida del riego sanguíneo a la hipófisis
  • Cirugía en el área de la hipófisis o del hipotálamo
  • Tumores en o cerca de la hipófisis

La DI nefrógena involucra un defecto en los riñones. En consecuencia, estos órganos no responden a la HAD. Como ocurre con la DI central, la DI nefrógena es muy poco frecuente. La DI nefrógena puede ser ocasionada por:

Síntomas

Los síntomas de la diabetes insípida son:

  • Sed excesiva que puede ser intensa o incontrolable, por lo general con la necesidad de beber grandes cantidades de agua o una ansiedad por agua helada
  • Volumen excesivo de orina
  • Micción excesiva, a menudo con la necesidad de orinar cada hora a lo largo del día y la noche
  • Orina muy diluida y pálida

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica hará preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas.

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen:

Su proveedor puede pedirle que vea a un médico especializado en enfermedades de la hipófisis para ayudar a diagnosticar la DI

Tratamiento

Se tratará la causa de la afección subyacente cuando sea posible.

La DI central puede controlarse con vasopresina (desmopresina, DDAVP). Usted toma vasopresina como inyección, aerosol nasal o tabletas.

Si la DI nefrógena es ocasionada por medicamentos, la suspensión de estos puede ayudar a restaurar el funcionamiento normal del riñón. Sin embargo, después de muchos años de usar algunos medicamentos, como el litio, la DI nefrógena puede ser permanente.

La DI nefrógena hereditaria y la DI nefrógena inducida por litio se tratan tomando suficiente líquido para equilibrar la diuresis.También es necesario tomar medicamentos que disminuyan la diuresis. 

La DI nefrógena se trata con antiinflamatorios y diuréticos.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico depende del trastorno subyacente. Con tratamiento, la DI no causa problemas graves ni ocasiona la muerte prematura.

Posibles complicaciones

Si el control de la sed corporal es normal y usted es capaz de tomar suficientes líquidos, no hay efectos significativos sobre el equilibrio de líquidos o de sales en el cuerpo.

Un consumo inadecuado de líquidos puede llevar a deshidratación y desequilibrio de electrólitos, lo que puede ser muy peligroso.

Si la DI se trata con vasopresina y el control de la sed en el cuerpo no es normal, beber más líquidos de los que su cuerpo necesita también puede causar un desequilibrio electrolítico peligroso. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si presenta síntomas de DI.

Si ya padece DI, póngase en contacto con su proveedor si la micción frecuente o la sed extrema reaparecen.

Referencias

Hannon MJ, Thompson CJ. Vasopressin, diabetes insipidus, and the syndrome of inappropriate antidiuresis. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 18.

Verbalis JG. Disorders of water balance. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 16.

Ultima revisión 5/6/2019

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.