Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000068.htm

Histiocitosis

Es el nombre general para un grupo de trastornos o "síndromes" que involucran un incremento anormal en el número de glóbulos blancos especializados que se denominan histiocitos.

Recientemente, nuevos hallazgos acerca de esta familia de enfermedades ha llevado a los expertos a desarrollar una nueva clasificación. Cinco categorías se han propuesto:

  • Grupo L: incluye histiocitosis de células de Langerhans y la enfermedad de Erdheim-Chester
  • Grupo C: incluye histiocitosis de células no-Langerhans que involucran la piel
  • Grupo M: incluye histiocitosis malignos
  • Grupo R: incluye enfermedad de Rosai- Dorfman
  • Grupo H: incluye linfohistiocitosis hemofagocítica

Este artículo solo se enfoca en el Grupo L, que incluye la histiocitosis de células de Langerhans y la enfermedad de Erdheim-Chester.

Causas

Ha habido un debate de si la histiocitosis de células de Langerhans y la enfermedad de Erdheim-Chester son enfermedades inmunitarias inflamatorias o afecciones parecidas al cáncer. Recientemente, con el uso de la genómica, los científicos han encontrado que estas formas de histiocitosis muestran cambios en los genes (mutaciones) en los glóbulos blancos inmaduros. Esto causa un comportamiento anormal en las células. Luego, las células anormales se incrementan en varias partes del cuerpo que incluyen los huesos, la piel, los pulmones y otras áreas.

La histiocitosis de células de Langerhans es un trastorno poco frecuente que puede afectar a personas de todas las edades. El rango más alto se encuentra en niños entre 5 a 10 años. Algunas formas del trastorno son genéticas, lo que significa que son hereditarias. 

La  enfermedad de Erdheim-Chester es una forma poco común de histiocitosis que afecta múltiples partes del cuerpo principalmente en adultos. 

Síntomas

Tanto la histiocitosis de células de Langerhans y la enfermedad de Erdheim-Chester afectan todo el cuerpo (trastorno sistémico).

Los síntomas pueden variar entre niños y adultos, pero pueden tener algunos de los mismos síntomas. Los tumores en los huesos que soportan peso, como las piernas o la columna, pueden causar fracturas sin una razón obvia.

Los síntomas en niños pueden incluir:

  • Dolor abdominal
  • Dolor de huesos
  • Retraso de la pubertad
  • Mareo
  • Drenaje crónico de los oídos
  • Ojos que parecen sobresalir más y más
  • Irritabilidad
  • Retraso del desarrollo
  • Fiebre
  • Orina frecuente
  • Dolor de cabeza
  • Ictericia
  • Cojera
  • Deterioro mental
  • Erupción 
  • Dermatitis seborreica del cuero cabelludo
  • Convulsiones
  • Estatura corta
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Sed
  • Vómitos
  • Pérdida de peso

Nota: Los niños mayores de 5 años a menudo solo presentan compromiso óseo.

Los síntomas en adultos pueden incluir:

Pruebas y exámenes

No hay pruebas de sangre específicas para la histiocitosis de células de Langerhans o con la enfermedad de Erdheim-Chester. Los tumores producen una apariencia de "perforaciones" en una radiografía del hueso. Los exámenes específicos varían, según la edad de la persona..

Los exámenes en niños pueden incluir:

Los exámenes en adultos pueden incluir:

  • Biopsia de cualquier masa o tumor
  • Pruebas de imágenes de todo el cuerpo incluyendo radiografías, tomografía computarizada, resonancia magnética o tomografía computarizada por emisión de positrones (PET)
  • Broncoscopia con biopsia
  • Pruebas de la función pulmonar
  • Pruebas para la mutación de genes en sangre y tejido incluyendo BRAF V600E. Puede ser necesario hacer estas pruebas en un centro especializado

La histiocitosis de células de Langerhans algunas veces se asocia con cáncer. Una tomografía computarizada y una biopsia se deben realizar para descartar un posible cáncer.

Tratamiento

Las personas con histiocitosis de células de Langerhans que involucra una sola área (como el hueso o la piel) pueden ser tratadas con cirugía local. Sin embargo, van a necesitar un seguimiento estricto en busca de signos que indiquen que la enfermedad se ha diseminado.

Las personas con histiocitosis de células de Langerhans o con la enfermedad de Erdheim-Chester ampliamente diseminadas requieren medicamentos para disminuir los síntomas y controlar la diseminación de la enfermedad. Estudios recientes demuestran que casi todos los adultos con histiocitosis ampliamente diseminada tienen mutación de genes en los tumores, lo cual parece provocar el trastorno. Los medicamentos que inhiben estas mutaciones genéticas, como el vemurafenib están disponibles actualmente. Otros fármacos similares también están en desarrollo. 

La histiocitosis de células de Langerhans y la enfermedad de Erdheim-Chester son trastornos muy poco frecuentes. Por tal motivo hay información limitada sobre la mejor opción de tratamiento. Las personas con estas afecciones pueden querer participar en ensayos clínicos en curso diseñados para identificar nuevos tratamientos. 

Otros medicamentos o tratamientos pueden ser utilizados, dependiendo de la expectativa (pronóstico) y la respuesta a los medicamentos iniciales. Dichos tratamientos pueden incluir:

  • Interferón alfa
  • Ciclofosfamida o vinblastina
  • Etopósido
  • Metotrexato
  • Vemurafenib, si se encuentra mutación de BRAF V600E
  • Trasplante de células madre

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Antibióticos para combatir infecciones
  • Soporte respiratorio (con un respirador)
  • Terapia de reemplazo hormonal
  • Fisioterapia
  • Champús especiales para problemas del cuero cabelludo
  • Cuidado de apoyo (cuidado paliativo) para aliviar los síntomas

Además, se debe animar a las personas que padecen estas afecciones a que dejen de fumar ya que el tabaquismo puede empeorar la respuesta al tratamiento.

Grupos de apoyo

Histiocytosis Association www.histio.org

Expectativas (pronóstico)

La histiocitosis de células de Langerhans y la enfermedad de Erdheim-Chester pueden afectar muchos órganos y puede llevar a la muerte.

Aproximadamente la mitad de las personas con histiocitosis mejora, mientras que otros experimentan pérdida permanente de la función pulmonar con el tiempo.

En personas muy jóvenes, el pronóstico depende de la histiocitosis específica y de lo grave que sea. Algunos niños pueden llevar una vida normal con compromiso mínimo de la enfermedad, mientras que otros pueden tener un pronóstico desalentador. Los niños pequeños, especialmente los bebés, tienen mayor probabilidad de presentar síntomas generalizados que conducen a la muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Los niños también pueden presentar:

  • Anemia causada por la diseminación de tumores a la médula ósea
  • Diabetes insípida (una rara forma de diabetes)
  • Problemas del pulmón que llevan a insuficiencia pulmonar
  • Problemas con la hipófisis que conducen a retraso en el crecimiento

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si usted o su hijo tienen síntomas de este trastorno. Acuda la sala de urgencias si se presenta dificultad respiratoria o dolor de pecho.

Prevención

Evite fumar. El hecho de dejar de fumar puede mejorar el pronóstico en personas con histiocitosis de células de Langerhans que afecta los pulmones.

No existe ninguna prevención conocida para esta enfermedad.

Nombres alternativos

Histiocitosis de las células de Langerhans; Enfermedad de Erdheim-Chester

Referencias

Diamond EL, Durham BH, Haroche J, et al. Diverse and targetable kinase alterations drive histiocytic neoplasms. Cancer Discov. 2016; 6(2):154-165. PMID: 26566875. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26566875.

Diamond EL, Dagna L, Hyman DM, et al. Consensus guidelines for the diagnosis and clinical management of Erdheim-Chester disease. Blood. 2014;124 (4):483-492. PMID: 24850756  www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24850756.

Emile J-F, Abla O, Fraitag S, et al. Revised classification of histiocytoses and neoplasms of the macrophage-dendritic cell lineages. Blood. 2016;127(22):2672-2681. PMID: 26966089  www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26966089.

Haupt R, Minkov M, Astigarraga I, et al. Langerhans cell histiocytosis (LCH): guidelines for diagnosis, clinical work-up, and treatment for patients till the age of 18 years. Pediatr Blood Cancer. 2013;60(2):175-184. PMID: 23109216 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23109216.

Hyman DM, Puzanov I, Subbiah V, et al. Vemurafenib in multiple nonmelanoma cancers with BRAF V600 mutations. N Engl J Med. 2015;373(8):726-736. PMID: 26287849 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26287849.

Milne P, Bigley V, Bacon CM, et al. Hematopoietic origin of Langerhans cell histiocytosis and Erdheim-Chester disease in adults. Blood. 2017; 130(2):167-175. PMID: 28512190 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28512190.

Ozkaya N, Rosenblum MK, Durham BH, et al. The histopathology of Erdheim-Chester disease: a comprehensive review of a molecularly characterized cohort. Mod Pathol. 2018 31(4):581-597. PMID: 29192649 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29192649.

Zinn DJ, Chakraborty R, Allen CE. Langerhans cell histiocytosis: emerging insights and clinical implications. Oncology. 2016;30(2):122-132, 139. PMID: 26888790  www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26888790.

Ultima revisión 4/12/2018

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, ABIM Board Certified in Rheumatology, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.