Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000978.htm

Alta después de COVID-19 grave

Usted ha estado en el hospital con COVID-19, la cual causa una infección en los pulmones y puede causar problemas con otros órganos, incluyendo los riñones, el corazón y el hígado. Con mucha frecuencia, ocasiona una enfermedad respiratoria que causa fiebre, tos y falta de aliento. Ahora que regresa a casa, siga las instrucciones de su proveedor de atención médica acerca del cuidado personal en casa. Utilice la siguiente información como recordatorio.

Cuando está en el hospital

En el hospital, sus proveedores de atención médica le ayudan a respirar mejor. Pueden darle oxígeno y fluidos IV (administrados a través de una vena) y nutrientes. Usted puede estar entubado o con un respirador. Si sus riñones están lesionados, es posible que le hagan diálisis. También es posible que reciba medicamentos para ayudarle a recuperarse.

Una vez que pueda respirar por sí mismo y sus síntomas mejoren, puede pasar tiempo en un centro de rehabilitación para recuperar su fuerza antes de ir a casa. O puede ir directamente a su casa.

Qué esperar en casa

Una vez en casa, sus proveedores de atención médica continuarán trabajando con usted para ayudarle a recuperarse.

Probablemente aún tendrá síntomas de COVID-19, incluso después de dejar el hospital.

  • Es posible que necesite usar oxígeno en casa a medida que se recupera.
  • Es posible que todavía tenga tos que mejora lentamente.
  • Es posible que sus riñones no se hayan recuperado por completo.
  • Puede sentirse cansado fácilmente y dormir mucho.
  • Puede que no tenga ganas de comer. Es posible que no pueda saborear u oler la comida.
  • Puede sentirse mentalmente confundido o tener pérdida de memoria.
  • Puede sentirse ansioso o deprimido.
  • Puede tener otros síntomas molestos, como dolor de cabeza, diarrea, dolor en las articulaciones o dolor muscular, palpitaciones cardíacas y problemas para dormir.

La recuperación puede tomar semanas o incluso meses. Algunas personas tendrán síntomas persistentes.

Asegúrese de seguir las instrucciones de su proveedor para el cuidado personal en casa. Estas pueden incluir algunas de las siguientes recomendaciones.

MEDICAMENTOS

Su proveedor puede recetarle medicamentos para ayudar en su recuperación, como antibióticos o anticoagulantes. Asegúrese de tomar los medicamentos como se los recetaron. No omita ninguna dosis.

NO tome medicamentos para la tos o el resfriado, a menos que su médico le diga que está bien. Toser ayuda a su cuerpo a eliminar las mucosidades de sus pulmones.

Su proveedor le dirá si está bien tomar paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil o Motrin) para el dolor. Si puede tomar estos medicamentos, el proveedor le dirá la dosis que debe tomar y la frecuencia.

TERAPIA DE OXÍGENO

Su médico puede recetarle oxígeno para utilizar en casa. El oxígeno le ayuda a respirar mejor.

  • Nunca cambie la cantidad de oxígeno que fluye sin preguntarle a su médico.
  • Siempre tenga en casa un suministro de oxígeno de respaldo o llévelo consigo cuando salga.
  • Lleve consigo el número de su proveedor de oxígeno todo el tiempo.
  • Aprenda a utilizar el oxígeno de manera segura en casa.
  • Nunca fume cerca del tanque de oxígeno.

Si fuma, este es el momento de dejar de hacerlo. No permita que fumen en su casa.

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN

Hacer ejercicios de respiración cada día puede ser importante para ayudar a fortalecer los músculos que usa para respirar y ayudar a abrir las vías respiratorias. Su proveedor puede darle instrucciones acerca de cómo hacer ejercicios de respiración. Esto puede incluir:

Espirometría de incentivo - Lo pueden enviar a casa con un espirómetro para usarlo varias veces al día. Este es un dispositivo manual de plástico trasparente con un tubo de respiración y un indicador móvil. Usted hace respiraciones profundas y prolongadas para mantener el indicador al nivel que especificó su proveedor.

Inhalación y tos rítmicas - Respire profundamente varias veces y luego tosa. Esto puede ayudar a sacar la mucosidad de los pulmones.

Golpeteo en el tórax - Mientras yace acostado, golpee su tórax suavemente unas cuantas veces al día. Esto puede ayudar a sacar la mucosidad de los pulmones.

Es posible que encuentre estos ejercicios difíciles de hacer, pero hacerlos cada día puede ayudarle a recuperar su función pulmonar más rápido.

NUTRICIÓN

Los síntomas persistentes de COVID-19 incluyendo la pérdida del gusto y el olfato, náuseas o cansancio pueden impedir que desee comer. Consumir una dieta saludable es importante para su recuperación. Estas sugerencias pueden ayudar:

  • Intente consumir alimentos saludables que disfruta todo el tiempo. Coma en cualquier momento que sienta ganas, no solo a la hora de las comidas.
  • Incluya una variedad de frutas, vegetales, granos enteros, lácteos y proteínas. Incluya un alimento con proteínas en cada comida (tofu, frijoles, legumbres, queso, pescado, aves de corral o carnes magras).
  • Pruebe añadir hierbas, especias, cebolla, ajo, jengibre, salsa caliente o picante, mostaza, vinagre, pepinillos u otros sabores fuertes para disfrutarlos más.
  • Pruebe alimentos con diferentes texturas y temperaturas para saber cuál le parece más apetitoso.
  • Consuma pequeñas cantidades de comida a lo largo del día.
  • Si necesita ganar peso, su proveedor puede recomendarle agregar más calorías a sus comidas con yogur sin descremar, queso, crema, mantequilla, leche en polvo, aceites, nueces y mantequilla de nueces, miel, jarabes, jamón y otros alimentos ricos en calorías para agregar calorías adicionales.
  • Como refrigerio, pruebe malteadas o batidos, frutas y jugos de fruta y otros alimentos nutritivos.
  • Su proveedor también puede recomendarle un suplemento nutricional o vitamínico para asegurarse de que consuma todos los nutrientes que necesita.

Tener dificultad para respirar también puede hacer que comer sea difícil. Para hacerlo más fácil:

  • Consuma porciones más pequeñas con frecuencia a lo largo del día.
  • Consuma alimentos suaves que pueda masticar y tragar fácilmente.
  • No coma apresuradamente. Tome bocados pequeños y respire según lo necesite entre bocados.

Tome mucho líquido, siempre y cuando su proveedor diga que está bien. Solo evite llenarse de líquidos antes o durante sus comidas.

  • Tome agua, jugo o té suave.
  • Tome al menos de 6 a 10 tazas al día (de 1.5 a 2.5 litros).
  • No beba alcohol.

EJERCICIO

Incluso si no tiene mucha energía, es importante mantener su cuerpo en movimiento todos los días. Esto le ayudará a recobrar su fuerza.

  • Siga las recomendaciones del proveedor para actividad física.
  • Es posible que sea más fácil para usted respirar acostado boca abajo con una almohada bajo su tórax.
  • Intente moverse y cambiar de posición a lo largo del día, y siéntese derecho tanto como pueda.
  • Intente caminar alrededor de su casa durante períodos cortos. Trate de hacerlo durante 5 minutos, 5 veces al día. Aumente el tiempo lentamente cada semana.
  • Si le dan un oxímetro de pulso, úselo para verificar su ritmo cardíaco y nivel de oxígeno. Deténgase y descanse si el nivel de oxígeno es muy bajo.

SALUD MENTAL

Es común que las personas que han sido hospitalizadas con COVID-19 experimenten un rango de emociones, incluyendo ansiedad, depresión, tristeza, aislamiento y rabia. Algunas personas experimentan el trastorno de estrés postraumático (TEPT) como resultado.

Muchas de las cosas que hace para recuperarse, como una dieta saludable, actividad física regular y dormir lo suficiente, también le ayudarán a mantener una perspectiva más positiva.

Usted puede reducir el estrés practicando técnicas de relajación como:

  • Meditación
  • Relajación muscular progresiva
  • Yoga suave

Evite el aislamiento mental comunicándose con personas en las que confía por teléfono, redes sociales o videollamadas. Hable acerca de su experiencia y cómo se siente.

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si los sentimientos de tristeza, ansiedad o depresión:

  • Afectan su capacidad de recuperarse
  • Le dificultan dormir
  • Le hacen sentirse abrumado
  • Le hacen sentir ganas de lastimarse

Cuando llamar al médico

Llame al 911 o al centro local de emergencias si los síntomas reaparecen o si nota algún signo de empeoramiento de sus síntomas, como:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión en el tórax
  • Debilidad o insensibilidad en un miembro o en un lado de la cara
  • Confusión
  • Convulsiones
  • Mala pronunciación
  • Coloración azulada en los labios o la cara
  • Hinchazón en las piernas o brazos

Nombres alternativos

Coronavirus 2019 grave - alta; SARS-CoV-2 grave - alta

Imágenes

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. COVID-19: Interim guidance for implementing home care of people not requiring hospitalization for coronavirus disease 2019 (COVID-19). www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/clinical-guidance-management-patients.html. Updated October 16, 2020. Accessed February 7, 2021.

COVID-19 Treatment Guidelines Panel. Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Treatment Guidelines. National Institutes of Health. www.covid19treatmentguidelines.nih.gov. Updated: February 3, 2021. Accessed February 7, 2021.

Prescott HC, Girard TD. Recovery From Severe COVID-19: Leveraging the Lessons of Survival From Sepsis. JAMA. 2020;324(8):739-740. PMID: 32777028 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32777028/.

Spruit MA, Holland AE, Singh SJ, Tonia T, Wilson KC, Troosters T. COVID-19: Interim Guidance on Rehabilitation in the Hospital and Post-Hospital Phase from a European Respiratory Society and American Thoracic Society-coordinated International Task Force [published online ahead of print, 2020 Dec 3]. Eur Respir J. 2020 Dec; 56(6): 2002197. doi: 10.1183/13993003.02197-2020. PMID: 32817258 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32817258/.

WHO website. Report of the WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). February 16-24, 2020. www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/who-china-joint-mission-on-covid-19-final-report.pdf#:~:text=Using%20available%20preliminary%20data%2C,severe%20or%20critical%20disease. Accessed February 7, 2021.

Ultima revisión 2/7/2021

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.