Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000914.htm

Cómo hacer frente al cáncer - pérdida del cabello

A muchas personas que pasan por un tratamiento para el cáncer les preocupa la pérdida del cabello. Si bien este puede ser un efecto secundario de algunos tratamientos, no les sucede a todos. Algunos tratamientos son menos propensos a hacer que se le caiga el cabello. Incluso con el mismo fármaco, algunas personas pierden el cabello y otras no. Su proveedor de atención médica puede decirle qué tan probable es que su tratamiento haga que pierda el cabello.

Por qué los tratamientos para el cáncer pueden causar pérdida del cabello

Muchos fármacos para la quimioterapia atacan las células de crecimiento rápido. Esto se debe a que las células cancerosas se dividen rápidamente. Dado que las células en los folículos pilosos también crecen rápidamente, los fármacos para el cáncer que atacan la enfermedad a menudo atacan al mismo tiempo las células pilosas. Con la quimioterapia, su cabello puede adelgazarse, pero no caer. También es posible que pierda las pestañas, las cejas y el vello púbico.

Al igual que la quimioterapia, la radioterapia ataca las células de crecimiento rápido. Mientras que la quimioterapia puede causar pérdida del cabello en todo el cuerpo, la radioterapia afecta únicamente el vello o el cabello en la zona que se está tratando.

Qué esperar

La pérdida del cabello generalmente sucede de 1 a 3 semanas luego del primer tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

El cabello puede caer en mechones. Probablemente verá cabellos en su cepillo, en la ducha y en su almohada.

Consejos para manejar la pérdida del cabello

Si su proveedor le ha dicho que su tratamiento puede causar pérdida del cabello, es posible que desee cortárselo muy corto antes de su primer tratamiento. Esto puede hacer que perder el cabello sea menos impactante e inquietante. Si decide rasurarse la cabeza, utilice una rasuradora eléctrica y tenga cuidado de no cortarse el cuero cabelludo.

Algunas personas compran pelucas y otras se cubren la cabeza con pañuelos o sombreros. Algunas personas no cubren sus cabezas. Lo que usted decida hacer depende de usted.

Opciones de pelucas:

  • Si cree que deseará usar una peluca, acuda al salón de belleza antes de que se le caiga el cabello de manera que puedan preparar una peluca con un color similar al color de su cabello. Es posible que su proveedor cuente con nombres de salones de belleza que fabrican pelucas para personas con cáncer.
  • Pruebe distintos estilos de peluca para decidir cuál le gusta más.
  • Si lo desea, también puede probar un color de cabello distinto. El estilista puede ayudarle a encontrar un color que luzca bien con su tono de piel.
  • Averigüe si su seguro cubre el costo de la peluca.

Otras sugerencias:

  • Los pañuelos, sombreros y turbantes son opciones cómodas.
  • Pregúntele a su proveedor si puede utilizar la hipotermia terapéutica. Con esta terapia, se enfría el cuero cabelludo. Esto hace que los folículos capilares entren en un período de descanso. Como resultado se puede limitar la pérdida de cabello.
  • Utilice un material suave en las telas que estarán en contacto con su piel.
  • En días soleados, recuerde proteger su cuero cabelludo con un sombrero, un pañuelo y protector solar.
  • En clima frío, no olvide usar un sombrero o un pañuelo en la cabeza para mantenerla caliente.

Cuidados para el adelgazamiento del cabello

Si pierde una parte de su cabello pero no todo, hay muchas maneras en las que puede tratar con delicadeza el cabello que aún tiene.

  • Lávese el cabello dos veces por semana o menos.
  • Use champú y acondicionador suave.
  • Séquese el cabello con toques suaves con una toalla. Evite frotarlo o jalarlo.
  • Evite productos con químicos potentes. Esto incluye permanentes y tintes de cabello.
  • Guarde todo lo que pueda dañar su cabello. Esto incluye las planchas de rizado y los tubos para el cabello.
  • Si se seca el cabello con secadora, ajústela para que el aire esté frío o tibio, pero no caliente.

Sentimientos que puede tener sobre la pérdida del cabello

Puede llevarle un tiempo ajustarse a no tener cabello. La pérdida de cabello puede ser el signo más visible de su tratamiento para el cáncer.

  • Si la idea de salir en público lo hace sentir cohibido, pídale a un amigo o familiar cercano que vaya con usted las primeras veces.
  • Piense por adelantado qué tanto desea decirle a los demás. Si alguien le hace una pregunta que no quiere responder, usted tiene derecho de truncar la conversación. Puede decir algo como: "Este es un tema del que me cuesta trabajo hablar".
  • Un grupo de apoyo para personas con cáncer podría ayudarle a sentirse menos solo al saber que otras personas también están pasando por esto.

Su nuevo cabello

El cabello a menudo crece de nuevo de 2 a 3 meses después de su último tratamiento de quimioterapia o radioterapia. Cuando vuelva a crecer puede ser de un color diferente. También puede crecer rizado en lugar de lacio. Con el paso del tiempo, su cabello puede volver a la forma en la que solía ser.

Cuando su cabello comience a crecer de nuevo, trátelo con delicadeza de manera que pueda fortalecerse de nuevo. Considere usar un peinado corto que sea fácil de cuidar. Siga evitando productos como tintes potentes o planchas rizadoras que pueden dañar su cabello.

Nombres alternativos

Tratamiento contra el cáncer - alopecia; Quimioterapia - pérdida del cabello; Radiación - pérdida del cabello

Referencias

American Cancer Society. Hair loss. Cancer.org Web site. Updated June 8, 2015. www.cancer.org/treatment/treatments-and-side-effects/physical-side-effects/hair-loss.html. Accessed January 20, 2017.

American Cancer Society. Cooling caps (scalp hypothermia) to reduce hair loss. Cancer.org Web site. Updated December 15, 2015. www.cancer.org/treatment/treatments-and-side-effects/physical-side-effects/hair-loss/cold-caps.html. Accessed January 20, 2017.

Pappas-Taffer L, Lee K, Higgins HW, Robinson-Bostom L, McDonald CJ. Dermatologic toxicities of anticancer therapy. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 44.

Ultima revisión 12/10/2016

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.