Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000792.htm

Uso de sustancias - anfetaminas

Las anfetaminas son drogas. Pueden ser legales o ilegales. Son legales cuando las receta un médico y se utilizan para tratar problemas de salud tales como obesidad, narcolepsia o trastorno por déficit de atención por hiperactividad (ADHD). El uso de anfetaminas puede conducir a la adicción.

Las anfetaminas son ilegales cuando se usan sin receta para drogarse o mejorar el desempeño. En este caso, son conocidas como drogas ilegales o recreativas y pueden provocar adicción. Este artículo describe este aspecto de las anfetaminas.

Tipos de anfetaminas ilegales

Existen distintos tipos de anfetaminas ilegales. Las más comunes y algunos de sus nombres en la calle son:

  • Anfetamina: goey, louee, speed, elevadores, whiz.
  • Dextroanfetamina (medicamento para el trastorno por déficit de atención por hiperactividad usada ilegalmente): dexies, kiddie-speed, pep pills, elevadores; belleza negra (cuando se combina con anfetaminas).
  • Metanfetamina (en forma de cristal sólido): base, cristal, d-meth, fast, vidrio, hielo, meta, speed, whiz, pure, wax.
  • Metanfetamina (en forma líquida): sangre de leopardo, rojo líquido, sangre de buey, speed rojo.

Las anfetaminas ilegales vienen en distintas presentaciones:

  • Pastillas y cápsulas
  • Polvo y pasta
  • Cristal
  • Líquido

Pueden usarse de diferentes maneras:

  • Tragadas
  • Frotadas contra las encías
  • Inhaladas por la nariz (aspirada)
  • Inyectadas en una vena (disparada)
  • Fumadas

Los efectos de las anfetaminas en su cerebro

Las anfetaminas son drogas estimulantes. Provocan que la comunicación entre el cerebro y el cuerpo se acelere. Como resultado, usted está más alerta y físicamente activo. Algunas personas utilizan anfetaminas para mantenerse despiertas en el trabajo o para estudiar para un examen. Otras las utilizan para mejorar su desempeño deportivo.

Las anfetaminas también provocan que el cerebro libere dopamina. La dopamina es un químico relacionado con el estado de ánimo, el pensamiento y el movimiento. También es conocida como el químico cerebral ligado a sentirse bien. Por lo tanto el usar anfetaminas puede causar efectos placenteros como:

  • Alegría (euforia, o flash o rush) y disminución de las inhibiciones, parecido a estar ebrio
  • La sensación de que los pensamientos son extremadamente claros
  • Sensación de estar más en control, seguro de sí mismo
  • Ganas de convivir y hablar con la gente (más sociable)
  • Aumento de energía

La rapidez con la que usted siente los efectos de las anfetaminas depende de la manera en la que las consuma:

  • Fumadas o inyectadas en una vena (disparada): Los efectos (el rush) comienzan de inmediato, son intensos y duran algunos minutos.
  • Inhaladas: Los efectos (la sensación de "ligereza") tardan de 3 a 5 minutos, son menos intensos que cuando se fuma o se inyecta, y duran de 15 a 30 minutos.
  • Tomadas por vía oral: Los efectos (la sensación de "ligereza") tarda de 15 a 20 minutos y duran más que fumadas, inyectadas o inhaladas según la cantidad ingerida.

Efectos perjudiciales de las anfetaminas

Las anfetaminas pueden dañar el cuerpo de muchas maneras y provocar problemas de salud como:

  • Disminución del apetito y pérdida de peso
  • Problemas cardíacos como frecuencia cardíaca acelerada, latidos irregulares y aumento en la presión sanguínea
  • Temperatura corporal alta y enrojecimiento de la piel
  • Pérdida de memoria y dificultad para pensar claramente
  • Problemas emocionales y con el estado de ánimo como puede ser un comportamiento agresivo o violento
  • Inquietud y temblores
  • Úlceras en la piel
  • Problemas para dormir
  • Deterioro de los dientes (boca de metanfetamina)

Las personas que consumen este tipo de drogas, especialmente la metanfetamina, tienen una alta probabilidad de contraer VIH y hepatitis B y C. Esto puede suceder por compartir agujas con alguien que esté infectado. O puede ser a causa de tener relaciones sexuales sin protección ya que el consumo de drogas puede llevar a comportamientos riesgosos.

Las anfetaminas pueden ser adictivas

Normalmente usted NO se vuelve adicto a las anfetaminas de receta médica si toma la dosis adecuada para tratar su afección.

La adicción se presenta cuando usted usa las anfetaminas para drogarse o mejorar su desempeño. Adicción significa que su cuerpo y mente dependen de la droga. Usted no es capaz de controlar su consumo y la necesita para funcionar en su vida diaria.

La adicción puede generar tolerancia. Esto significa que usted necesita una cantidad cada vez mayor de la droga para sentir la misma sensación de bienestar. Y si intenta dejar de consumirla, su mente y cuerpo pueden tener reacciones. Estas reacciones son conocidas como síntomas de abstinencia y pueden incluir:

  • Deseos intensos de consumir la droga.
  • Tener cambios de humor que vayan de sentirse deprimido a agitado a ansioso.
  • No ser capaz de concentrarse.
  • Ver o escuchar cosas que no están ahí (alucinaciones).
  • Reacciones físicas que pueden incluir dolor de cabeza, dolores y malestares, incremento del apetito, no dormir bien.

Opciones de tratamiento

El tratamiento comienza con reconocer el problema. Una vez que decide hacer algo acerca de su consumo de drogas, el siguiente paso es buscar ayuda y apoyo.

Los programas de tratamiento utilizan técnicas de modificación del comportamiento a través de orientación (terapia de conversación). El propósito es ayudarle a entender sus comportamientos y la razón por la cual utiliza las anfetaminas. Involucrar a la familia y amigos durante la orientación puede ayudar a apoyarlo y evitar que vuelva a usar drogas (recaer).

Si usted padece síntomas de abstinencia graves, podría necesitar ingresar a un programa de tratamiento residencial (live-in). Ahí, su salud y su seguridad pueden ser supervisadas mientras se recupera.

Actualmente, no existe un medicamento que pueda ayudar a reducir el consumo de anfetaminas bloqueando sus efectos. Sin embargo, los científicos se encuentran investigando tales medicamentos.

Su recuperación continua

Conforme se recupera, concéntrese en lo siguiente para ayudar a evitar una recaída:

  • Siga asistiendo a sus sesiones de tratamiento.
  • Busque nuevas actividades y metas para reemplazar aquellas que involucraban su consumo de drogas.
  • Pase más tiempo con familiares y amigos con los que haya perdido contacto mientras consumía. Considere no ver a los amigos que sigan consumiendo.
  • Haga ejercicio y coma alimentos saludables. Cuidar su cuerpo ayuda a curarlo de los efectos dañinos del consumo de drogas. Además se sentirá mejor.
  • Evite los desencadenantes. Estos pueden ser las personas con las que solía consumir drogas. También pueden ser lugares, cosas o emociones que lo hagan querer volver a consumir.

Recursos

Algunos recursos que pueden ayudarle en su camino a la recuperación incluyen:

El programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés) en su lugar de trabajo es también un buen recurso.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor de atención médica si usted o alguien que conoce es adicto a las anfetaminas y necesita ayuda para dejarlas. Llame también si está sufriendo síntomas de abstinencia que le preocupan.

Nombres alternativos

Abuso de sustancias - anfetaminas; Abuso de drogas - anfetaminas; Uso de drogas - anfetaminas

Referencias

Kowalchuk A, Reed BC. Substance use disorders. In: Rakel RE, Rakel DP, eds. Textbook of Family Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 50.

National Institute on Drug Abuse. Methamphetamines. www.drugabuse.gov/publications/research-reports/methamphetamine/what-methamphetamine. Accessed June 7, 2016.

Weiss RD. Drugs of abuse. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 34.

Ultima revisión 5/14/2016

Versión en inglés revisada por: Jesse Borke, MD, FACEP, FAAEM, Attending Physician at FDR Medical Services / Millard Fillmore Suburban Hospital, Buffalo, NY. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados