Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001551.htm

Trastorno de hiperactividad con déficit de atención

Es un problema causado por la presencia de 1 o más de estas condiciones: no ser capaz de concentrarse, ser hiperactivo o no ser capaz de controlar el comportamiento.

Causas

El trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) a menudo comienza en la niñez. Sin embargo, puede continuar en la adultez. El THDA se diagnostica más a menudo en niños que en niñas.

No hay claridad sobre la causa del THDA. Puede estar vinculado a los genes y a factores en el hogar o sociales. Los expertos han encontrado que los niños con THDA son diferentes que aquellos niños sin este trastorno. La química cerebral también es diferente.

Síntomas

Los síntomas del THDA se dividen en tres grupos:

  • No ser capaz de concentrarse (desatención o falta de atención)
  • Ser extremadamente activo (hiperactividad)
  • No ser capaz de controlar el comportamiento (impulsividad)

Algunas personas con THDA tienen principalmente síntomas de desatención. Algunos tienen principalmente síntomas impulsivos e hiperactivos. Otros tienen una combinación de estos comportamientos.

SÍNTOMAS DE FALTA DE ATENCIÓN

  • No presta atención cuidadosa a los detalles o comete errores por descuido en el trabajo escolar.
  • Tiene problemas para enfocarse durante las tareas o juegos.
  • No escucha cuando se le habla directamente.
  • No sigue instrucciones y no termina el trabajo escolar o los deberes.
  • Tiene problemas para organizar sus tareas y actividades.
  • Evita o le disgustan las tareas que requieran esfuerzo mental continuo (como las tareas escolares).
  • Con frecuencia pierde objetos, como las tareas escolares o juguetes.
  • Se distrae fácilmente.
  • A menudo es olvidadizo.

SÍNTOMAS DE HIPERACTIVIDAD

  • Juega o se retuerce en su asiento.
  • Abandona su asiento cuando debe permanecer sentado.
  • Corre y trepa excesivamente cuando no debería hacerlo.
  • Tiene dificultad para jugar o trabajar en forma silenciosa.
  • A menudo está "en movimiento" o actúa como si fuera "impulsado por un motor".
  • Habla todo el tiempo.

SÍNTOMAS DE IMPULSIVIDAD

  • Emite respuestas antes de que termine de escuchar la pregunta.
  • Tiene problemas para esperar su turno.
  • Se entromete o interrumpe a los demás (irrumpe en conversaciones o juegos).

Muchas de las señales mencionadas anteriormente van presentándose conforme el niño crece. Para que estos problemas se diagnostiquen como THDA deben estar fuera del rango normal para la edad y desarrollo de la persona.

Pruebas y exámenes

No hay ninguna prueba que pueda diagnosticar el THDA. El diagnóstico se basa en un patrón de los síntomas mencionados anteriormente. Cuando se sospecha que un niño tiene THDA, los padres y maestros a menudo participan en la evaluación.

La mayoría de los niños con THDA tiene al menos otro problema de salud mental o del desarrollo. Este problema puede ser un trastorno del estado de ánimo, de ansiedad o de uso de sustancias. O puede ser una discapacidad de aprendizaje o un trastorno de tic.

Tratamiento

El tratamiento del THDA es una cooperación entre el proveedor de atención médica y la persona con THDA. Si es un niño, participan los padres y usualmente los profesores. Para que la terapia sea eficaz, es importante:

  • Establecer metas específicas que sean apropiadas para el niño.
  • Iniciar la medicina o la psicoterapia, o ambas.
  • Tener controles regulares con el médico para revisar las metas, los resultados y cualquier efecto secundario de las medicinas.

Si el tratamiento parece no funcionar, es posible que el proveedor de atención médica:

  • Confirme que la persona padece este trastorno.
  • Busque problemas de salud que puedan causar síntomas similares.
  • Constate que se esté siguiendo el plan de tratamiento.

MEDICINAS

Las medicinas combinadas con psicoterapia con frecuencia funcionan mejor. Diferentes medicinas para el THDA se pueden usar solas o combinadas con otras medicinas. El médico decidirá cuál medicina es la apropiada basado en los síntomas y en las necesidades de la persona.

Los psicoestimulantes (también conocidos como estimulantes) son las medicinas que más comúnmente se utilizan para el THDA. Aunque estos fármacos se denominan estimulantes, realmente tienen un efecto tranquilizante en las personas con este trastorno.

Siga las instrucciones del proveedor de atención médica sobre cómo tomar las medicinas para el THDA. El proveedor necesita vigilar si la medicina está funcionando y si hay problemas por su causa. Por esta razón, debe asegurarse de acudir a todas las citas con su proveedor.

Algunas de las medicinas para el THDA tienen efectos secundarios. Si la persona presenta estos efectos, comuníquese con el médico inmediatamente. Es posible que sea necesario cambiar la dosis o la medicina misma.

TERAPIA

Un tipo común de terapia para el THDA se llama terapia conductual. Esta les enseña a los niños y a los padres comportamientos saludables y cómo manejar comportamientos perjudiciales. Para un THDA leve, la terapia conductual sola (sin medicinas) puede ser eficaz.

Otras sugerencias para ayudar a un niño con THDA incluyen:

  • Comunicarse regularmente con el profesor del niño.
  • Mantener un horario diario, que incluya horas regulares para las tareas, las comidas y las actividades. Hacer los cambios de horarios con anticipación y no a última hora.
  • Limitar las distracciones en el ambiente del niño.
  • Asegurarse de que el niño consuma una alimentación saludable y variada, con bastante fibra y nutrientes básicos.
  • Cerciorarse de que el niño duerma lo suficiente.
  • Elogiar y premiar el buen comportamiento.
  • Mantener reglas claras y constantes para el niño.

Existen pocos datos que comprueben que los tratamientos alternativos para el THDA, por ejemplo, hierbas, suplementos y tratamientos quiroprácticos, sirvan.

Grupos de apoyo

Los recursos que cuentan con más información sobre el THDA incluyen:

  • ADHD and You: www.adhdandyou.com
  • Centers for Disease Control and Prevention: www.cdc.gov/ncbddd/adhd
  • Children and Adults with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder (CHADD): www.chadd.org

Expectativas (pronóstico)

El THDA es una afección a largo plazo. El THDA puede llevar a:

  • Drogadicción y alcoholismo
  • Bajo rendimiento escolar
  • Problemas para conservar un trabajo
  • Problemas legales

De un tercio a la mitad de los niños con THDA tienen síntomas de falta de atención o de hiperactividad-impulsividad cuando son adultos. Los adultos con THDA con frecuencia son capaces de controlar su comportamiento y de disimular sus dificultades.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted o los maestros de su hijo sospechan de THDA. Usted también debe comentarle al médico respecto a:

  • Problemas en el hogar, la escuela y en las relaciones con los compañeros
  • Efectos secundarios de las medicinas
  • Signos de depresión

Nombres alternativos

TDA; THDA; Hipercinesia en la niñez

Referencias

American Academy of Pediatrics, Subcommittee on Attention-Deficity/Hyperactivity Disorder, Steering Committee on Quality Improvement and Management. ADHD: Clinical practice guideline for the diagnosis, evaluation, and treatment of attention-deficit/hyperactivity disorder in children and adolescents. Pediatrics. 2011;128:1007-1022. PMID: 22003063 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22003063.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing. 2013.

Prince JB, Wilens TE, Spencer TJ, Biederman J. Pharmacotherapy of attention-deficit/hyperactivity disorder across the lifespan. In: Stern TA, Fava M, Wilens TE, Rosenbaum JF, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 49.

Sprich SE, Safren SA, Finkelstein D. Remmert JE, Hammerness P. A randomized controlled trial of cognitive behavioral therapy for ADHD in medication-treated adolescents. J Child Psychol Psychiatry. 2016. PMID: 26990084 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26990084.

Urion DK. Attention-deficity/hyperactivity disorder. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 33.

Actualizado 2/21/2016

Versión en inglés revisada por: Timothy Rogge, MD, Medical Director, Family Medical Psychiatry Center, Kirkland, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 5/25/2016.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.