Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000709.htm

Enfermedad de Ménière: cuidados personales

Usted ha consultado con su médico a causa de la enfermedad de Ménière. Durante los ataques de esta enfermedad, usted puede tener vértigo o la sensación de que está dando vueltas. También puede tener pérdida auditiva (generalmente en un oído) y zumbidos o rugidos en el oído afectado, llamados tinitus. También puede experimentar presión o llenura en los oídos.

Durante los ataques, algunas personas descubren que el reposo en cama les ayuda a aliviar los síntomas de vértigo. Su proveedor de atención médica puede recetar medicinas como diuréticos o antihistamínicos para ayudar. La cirugía puede usarse en algunos casos con síntomas persistentes, aunque esto tiene riesgos y rara vez se recomienda.

No existe cura para la enfermedad de Ménière. Sin embargo, hacer algunos cambios de estilo de vida puede ayudar a prevenir o reducir los ataques.

Dieta

Consumir una dieta baja en sal (sodio) ayuda a reducir la presión del líquido en el oído interno. Esto puede ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad de Ménière. Su proveedor puede recomendar que reduzca a 1500 a 2000 mg de sodio por día. Esto es aproximadamente ¾ de una cucharadita (4 gramos) de sal.

Empiece por quitar el salero de la mesa y no les agregue más sal a los alimentos. Usted obtiene mucha de los alimentos que consume.

Estos consejos pueden ayudarle a reducir la sal extra de su dieta.

Cuando vaya de compras, busque opciones saludables que sean naturalmente bajas en sal, como:

  • Frutas o verduras frescas o congeladas.
  • Carne de res, pollo, pavo y pescado fresca o congelada. Tenga en cuenta que a menudo se le agrega sal al pavo relleno, así que asegúrese de leer la etiqueta.

Aprenda a leer las etiquetas.

  • Revise todas las etiquetas para ver cuánta sal hay en cada porción del alimento. Un producto con menos de 100 mg de sal por porción es bueno.
  • Los ingredientes aparecen en lista en el orden de la cantidad que contiene el alimento. Evite los alimentos que tengan sal encabezando la lista de ingredientes.
  • Busque estas palabras: contenido bajo de sodio (low-sodium), sin sodio (sodium-free), sin sal agregada (no salt added), con contenido reducido de sodio (sodium-reduced) o sin sal (unsalted).

Los alimentos a evitar son:

  • La mayoría de alimentos enlatados, a menos que la etiqueta diga bajo en sal o sin sodio. Los alimentos enlatados a menudo contienen sal para preservar el color del alimento y para mantenerlo de aspecto fresco.
  • Alimentos procesados, tales como carnes curadas o ahumadas, tocino, perros calientes, salchichas, mortadela, jamón y salami.
  • Alimentos empacados tales como mezclas de arroz y macarrones con queso.
  • Anchoas, aceitunas, encurtidos y chucrut.
  • Salsas de soya y Worcestershire.
  • Jugos de tomate y otras verduras.
  • La mayoría de los quesos.
  • Muchos aderezos para ensaladas y mezclas de aderezos para ensaladas que vienen embotellados.
  • La mayoría de los alimentos para refrigerios como patatas (papas) fritas o galletas saladas.

Cuando cocine y coma en casa:

  • Reemplace la sal por otros condimentos. La pimienta, el ajo, las hierbas y el limón son buenas opciones.
  • Evite las mezclas de especias envasadas. A menudo contienen sal.
  • Use polvo de ajo y cebolla y no sal de ajo y cebolla.
  • NO coma alimentos que contengan glutamato monosódico (GMS).
  • Reemplace su salero por una mezcla de condimentos sin sal.
  • Use aceite y vinagre en las ensaladas. Agregue hierbas frescas o secas.
  • Coma frutas frescas o sorbete de postre.

Cuando salga a comer:

  • Elija alimentos al vapor, a la plancha, al horno, hervidos y asados a la parrilla sin sal, salsas o quesos agregados.
  • Si piensa que el restaurante podría utilizar GMS, solicíteles que no se lo agreguen a su pedido.

Trate de comer la misma cantidad de alimento y beber la misma cantidad de líquido a la misma hora todos los días. Esto puede ayudar a reducir los cambios en el equilibrio de líquidos en el oído.

Otros cambios de estilo de vida

Hacer los siguientes cambios también podría ayudar:

  • Algunas medicinas de venta libre, como antiácidos y laxantes, contienen mucha sal. Si necesita estas medicinas, pregúntele a su proveedor o al farmacéutico qué marcas contienen poca o ninguna sal.
  • Los filtros de agua caseros le agregan sal al agua. Si tiene uno, reduzca la cantidad de agua del grifo que bebe. Beba agua embotellada en vez de esto.
  • Evite la cafeína y el alcohol, los cuales pueden empeorar los síntomas.
  • Si fuma, deje de hacerlo. Dejar de fumar puede ayudar a reducir los síntomas.
  • Algunas personas descubren que controlar los síntomas de alergias y evitar factores desencadenantes de estas ayuda a disminuir los síntomas de la enfermedad de Ménière.
  • Duerma bien y tome medidas para reducir el estrés.

Medicamentos

Para algunas personas, la alimentación sola no será suficiente. Si es necesario, su proveedor también puede darle píldoras diuréticas para ayudar a reducir el líquido en su cuerpo y la presión de este en el oído interno. Usted debe someterse a exámenes de control regulares y análisis de laboratorio de acuerdo con las sugerencias de su proveedor. También le pueden recetar antihistamínicos. Estas medicinas pueden causarle somnolencia, así que debe tomarlas por primera vez cuando no tenga que conducir ni estar despierto para tareas importantes.

Cirugía

Si la cirugía se recomienda para su afección, no olvide hablar con el cirujano respecto a cualquier restricción específica que tenga después de la operación.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene síntomas de la enfermedad Ménière o si los síntomas empeoran. Estos incluyen pérdida auditiva, zumbido en los oídos, presión o llenura en los oídos, o vértigo.

Nombres alternativos

Hidropesía - cuidados personales; Hidropesía endolinfática - cuidados personales; Mareos - cuidados personales para la enfermedad de Ménière; Vértigo - cuidados personales para la enfermedad de Ménière; Pérdida de equilibrio - cuidados personales para la enfermedad de Ménière

Referencias

Crane BT, Minor LB. Peripheral Vestibular Disorders. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 165.

Ferri FF. Ménière's disease. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:780-780.

Syed I, Aldren C. Ménière's disease: an evidence based approach to assessment and management. Int J Clin Pract. 2012;66(2):166-170. PMID: 22257041 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22257041.

Ultima revisión 2/1/2016

Versión en inglés revisada por: Sumana Jothi MD, Specialist in Laryngology, Clinical Instructor UCSF Otolaryngology, NCHCS VA, SFVA, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados