Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000135.htm

Cuidados personales en caso de cálculos renales

Un cálculo renal es una masa sólida formada por cristales diminutos. Su proveedor de atención médica puede pedirle que tome medidas de cuidados personales para tratar los cálculos renales o impedir que regresen.

Qué esperar en el hogar

Usted acudió al proveedor o al hospital debido a que tiene un cálculo renal. Tendrá que tomar algunas medidas de cuidados personales. Las medidas que tome dependen del tipo de cálculo que usted tenga, pero pueden incluir:

  • Beber más agua y otros líquidos
  • Comer más de algunos alimentos y reducir el consumo de otros
  • Tomar medicamentos para ayudar a prevenir los cálculos
  • Tomar medicamentos para ayudarlo a expulsar un cálculo (medicamentos antiinflamatorios, alfa-bloqueadores)

Se le puede pedir que trate de atrapar el cálculo renal. Puede hacerlo recolectando toda la orina y colándola. El proveedor le dirá cómo hacer esto.

Qué es un cálculo renal

Un cálculo renal es un pedazo de material que se forma en un riñón. Un cálculo puede atascarse a medida que sale del riñón. Se puede alojar en uno de los dos uréteres (los conductos que llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga), la vejiga o la uretra (el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo desde la vejiga).

Los cálculos renales pueden ser del tamaño de arena o grava, tan grandes como una perla, o incluso más grandes. Un cálculo puede bloquear el flujo de orina y causar un gran dolor. Igualmente, puede desprenderse y viajar a través de las vías urinarias todo el trayecto hasta salir del cuerpo sin causar demasiado dolor.

Hay cuatro tipos principales de cálculos renales.

  • El de calcio es el tipo de cálculo más común. El calcio se puede combinar con otras sustancias, como el oxalato (la sustancia más común), para formar el cálculo.
  • Un cálculo de ácido úrico se puede formar cuando la orina contiene demasiado ácido.
  • Un cálculo de estruvita se puede formar después de una infección en el aparato urinario.
  • Los cálculos de cistina son poco comunes. La enfermedad que causa estos cálculos es hereditaria.

Líquidos

Beber mucho líquido es importante para tratar y prevenir todos los tipos de cálculos renales. Permanecer hidratado (tener suficiente líquido en el cuerpo) mantendrá la orina diluida. Esto hace más difícil que se formen los cálculos.

  • El agua es lo mejor.
  • Usted también puede tomar refresco de jengibre (ginger ale), gaseosas de lima limón y jugos de fruta.
  • Tome suficientes líquidos a lo largo del día para producir al menos 2 cuartos (2 litros) de galón de orina cada 24 horas.
  • Beba bastante para tener la orina de color claro. La orina de color amarillo oscuro es un signo de que usted no está tomando suficiente líquido.

Reduzca el café, el té y las bebidas de cola a 1 o 2 tazas (250 o 500 mililitros) por día. La cafeína puede hacer que pierda líquido demasiado rápido, lo que puede llevar a que se deshidrate.

Alimentación y cálculos de calcio

Siga estos lineamientos si tiene cálculos renales de calcio:

  • Beba muchas líquidos, especialmente agua.
  • Coma menos sal. La comida china y mexicana, el jugo de tomate, los alimentos regulares enlatados y los alimentos procesados normalmente son ricos en sal. Busque productos bajos en sal o sin sal agregada.
  • Consuma solo 2 o 3 porciones al día de alimentos con mucho calcio, como leche, queso, yogur, ostras y tofu.
  • Coma limones o naranjas, o beba limonada fresca. El citrato que contienen estos alimentos evita la formación de cálculos.
  • Reduzca la cantidad de proteína que consume. Escoja carnes magras.
  • Coma una dieta baja en grasa.

NO tome calcio ni vitamina D adicionales, a menos que el proveedor que está tratando sus cálculos se lo recomiende.

  • Tenga cuidado con los antiácidos que contienen calcio extra. Pregúntele al proveedor qué antiácidos son seguros para que los tome.
  • Su cuerpo aún necesita la cantidad normal de calcio que usted obtiene de la alimentación diaria. Limitar el calcio en realidad podría aumentar la probabilidad de que se formen cálculos.

Pregúntele al proveedor antes de tomar vitamina C o aceite de pescado. Pueden ser dañinos para usted.

Si el proveedor dice que usted tiene cálculos de oxalato de calcio, es posible que también deba reducir los alimentos que son ricos en oxalato. Estos alimentos incluyen:

  • Frutas: ruibarbo, pasas de Corinto, ensalada de frutas enlatada, fresas y uvas Concord
  • Verduras: remolachas, puerros, calabaza, batatas, espinaca y sopa de tomate
  • Bebidas: té y café instantáneo
  • Otros alimentos: sémola, tofu, nueces y chocolate

Alimentación y cálculos de ácido úrico

Evite estos alimentos si tiene cálculos de ácido úrico:

  • Alcohol
  • Anchoas
  • Espárragos
  • Levadura de cerveza o polvo de hornear
  • Coliflor
  • Consomé
  • Salsas
  • Arenque
  • Legumbres (frijoles secos y arvejas)
  • Hongos
  • Aceites
  • Carne de órganos (hígado, rinón y mollejas)
  • Sardinas
  • Espinaca

Otras sugerencias para su alimentación incluyen:

  • NO coma más de 3 onzas (85 gramos) de carne en cada comida.
  • Evite alimentos grasos tales como aderezos, helados y alimentos fritos.
  • Coma suficientes carbohidratos.
  • Coma más limones y naranjas, y beba limonada ya que el citrato en estos alimentos evita que se formen cálculos.
  • Beba suficientes líquidos, en particular agua.

Si está bajando de peso, hágalo lentamente. La pérdida rápida de peso puede causar la formación de cálculos de ácido úrico.

Cuándo llamar al médico

Llame al proveedor si usted tiene:

  • Dolor muy intenso en la espalda o el costado que no desaparece
  • Sangre en la orina
  • Fiebre y escalofríos
  • Vómitos
  • Orina que huele mal o luce turbia
  • Sensación de ardor al orinar

Nombres alternativos

Cálculos renales y cuidados personales; Nefrolitiasis y cuidados personales; Cálculos y riñón - cuidados personales; Cálculos de calcio y cuidados personales; Cálculos de oxalato y cuidados personales; Cálculos de ácido úrico y cuidados personales

Imágenes

Referencias

Bushinsky DA. Nephrolithiasis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 126.

Lipkin ME, Ferrandino MN, Preminger GM. Evaluation and medical management of urinary lithiasis. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 52.

Ultima revisión 10/4/2016

Versión en inglés revisada por: Jennifer Sobol, DO, urologist with the Michigan Institute of Urology, West Bloomfield, MI. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados