Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/esp_presentations/100127.htm

Alargamiento de la pierna - Serie—Indicaciones

Indicaciones

Resúmenes

Los huesos más comunes que se tratan con procedimientos de elongación (alargamiento) son los huesos de la pierna, especialmente la tibia y el fémur.

El tratamiento quirúrgico puede recomendarse para longitudes desiguales severas de la pierna, causadas por:

  • Poliomielitis y parálisis cerebral
  • Músculos pequeños y débiles (atrofiados) o músculos cortos o rígidos (espásticos), los cuales pueden ocasionar deformidades y pueden impedir el crecimiento normal de la pierna
  • Enfermedades de la cadera, como la enfermedad de Legg-Perthes
  • Lesiones anteriores o fracturas del hueso que pueden estimular el crecimiento excesivo del hueso
  • Curvaturas anormales de la columna vertebral (escoliosis)
  • Defectos de nacimiento (deformidades congénitas) de huesos, articulaciones, músculos, tendones o ligamentos

Actualizado 11/12/2012

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados