Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007563.htm

Cirugías de vías respiratorias nasales

Las paredes internas de la nariz tienen tres pares de huesos largos y delgados cubiertos con tejido poco denso. Estos huesos se denominan cornetes nasales.

Las alergias u otros problemas nasales pueden provocar que los cornetes se hinchen y bloqueen el flujo de aire. La cirugía se puede hacer para arreglar las vías respiratorias bloqueadas y mejorar la respiración.

Descripción

Hay varios tipos de cirugía de cornetes:

Turbinectomía:

  • Se saca todo o parte del cornete inferior. Esto se puede hacer de varias maneras diferentes, pero a veces, se usa un pequeño dispositivo de alta velocidad (microdesbridador) para cortar el tejido extra.
  • La cirugía se puede realizar a través de una cámara con luz (endoscopio) que se coloca dentro de la nariz.
  • Usted puede recibir anestesia general o anestesia local con sedación, por lo que estará dormido y sin dolor durante la cirugía.

Turbinoplastia:

  • Se coloca una herramienta en la nariz para cambiar la posición del cornete. Esto se conoce como la técnica de fractura quirúrgica.
  • Se puede rasurar una parte del tejido.
  • Usted puede recibir anestesia general o anestesia local con sedación, por lo que estará dormido y sin dolor durante la cirugía.

Ablación con radiofrecuencia o láser:

  • Se coloca una sonda delgada en la nariz. La luz del láser o la radioenergía pasa a través de esta sonda y reduce el tamaño del tejido de los cornetes.
  • El procedimiento se puede realizar en el consultorio del médico mediante anestesia local.

Por qué se realiza el procedimiento

El médico puede recomendarle este procedimiento si:

  • Usted tiene problemas para respirar a través de su nariz porque las vías respiratorias están hinchadas o bloqueadas.
  • Otros tratamientos, como los medicamentos para las alergias, las vacunas antialérgicas y los aerosoles nasales no le han ayudado a su respiración.

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Problemas cardíacos
  • Sangrado
  • Infección

Los riesgos para esta cirugía son:

  • Formación de costras o tejido cicatricial en la nariz
  • Un agujero en el tejido que divide los lados de la nariz (tabique)
  • Pérdida de la sensibilidad en la piel de la nariz
  • Cambio en el sentido del olfato
  • Acumulación de líquido en la nariz
  • Retorno del bloqueo nasal después de la cirugía

Antes del procedimiento

Coméntele siempre a su proveedor de atención médica:

  • Si está o podría estar embarazada.
  • Qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.
  • Si toma más de una o dos bebidas alcohólicas al día.

Durante los días antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn), clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) y cualquier otro medicamento que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico qué medicamentos debe tomar aún el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • Se le solicitará no beber ni comer nada después de media noche la noche anterior a la cirugía.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua.
  • Su proveedor de atención médica le dirá a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Muchas personas tienen un buen alivio a corto plazo a raíz de la radioablación. Los síntomas de obstrucción nasal pueden reaparecer, pero muchas personas todavía tienen mejor respiración dos años después del procedimiento.

Casi todas las personas que se someten a una turbinoplastia con un microdesbridador todavía presentan mejoramiento en su respiración tres años después de la cirugía. Algunas ya no necesitan usar medicamentos nasales.

Expectativas (pronóstico)

Regresará a su casa el mismo día de la cirugía.

Sentirá algo de molestia y dolor en el rostro durante 2 o 3 días. Sentirá la nariz obstruida hasta que baje la hinchazón.

El personal de enfermería le enseñará cómo cuidarse la nariz durante su recuperación.

Usted podrá volver al trabajo o a la escuela en una semana y a sus actividades normales después de tres semanas.

La curación completa puede tardar hasta dos meses.

Nombres alternativos

Turbinectomía (extirpación de cornetes); Turbinoplastia; Reducción de cornetes; Cirugía de vías respiratorias nasales

Referencias

Chhabra N, Houser SM. The surgical management of allergic rhinitis. Otolaryngol Clin N Am. 2011;44:779-5. PMID: 21621061 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21621061.

Joe SA, Patel S. Nonallergic rhinitis. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2010:chap 46.

Actualizado 11/25/2014

Versión en inglés revisada por: Ashutosh Kacker, MD, BS, Professor of Clinical Otolaryngology, Weill Cornell Medical College, and Attending Otolaryngologist, New York-Presbyterian Hospital, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.