Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007429.htm

Planificación de las comidas para la diabetes tipo 2

Cuando usted tiene diabetes tipo 2, tomarse el tiempo para planificar sus comidas ayuda mucho para el control de su azúcar en la sangre y el peso.

Funciones

Su objetivo principal es mantener su nivel de azúcar en la sangre (glucosa) dentro de un rango esperado. Para ayudar a controlar su azúcar en la sangre, siga un plan de comidas que tenga:

  • Alimentos de todos los grupos
  • Menos calorías
  • Aproximadamente la misma cantidad de carbohidratos en cada comida y refrigerio
  • Grasas saludables

Junto con una alimentación saludable, usted puede mantener su azúcar en la sangre en el rango esperado teniendo un peso saludable. Las personas con diabetes tipo 2 a menudo tienen sobrepeso. Perder sólo 10 libras (unos 5 kg) puede ayudarle a controlar mejor su diabetes. Comer saludablemente y mantenerse activo (por ejemplo, 30 a 60 minutos de caminata por día) pueden ayudarle a alcanzar y mantener su meta de pérdida de peso.

CÓMO AFECTAN LOS CARBOHIDRATOS AL AZÚCAR EN LA SANGRE

Los carbohidratos en los alimentos proporcionan energía al cuerpo. Usted tiene que consumir carbohidratos para mantener su energía, pero los carbohidratos también aumentan su azúcar en la sangre más alto y más rápido que otros tipos de alimentos.

Los principales tipos de carbohidratos son azúcares, almidones y fibra. Aprenda qué alimentos tienen carbohidratos. Esto le ayudará con la planificación de las comidas de manera que pueda mantener su azúcar en la sangre en el rango esperado.

PLANIFICACIÓN DE LAS COMIDAS PARA LOS NIÑOS CON DIABETES TIPO 2

Los planes de comidas deben contemplar la cantidad de calorías que los niños necesitan para crecer. En general, tres comidas pequeñas y tres refrigerios al día pueden ayudar a satisfacer las necesidades calóricas. Muchos niños con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso. El objetivo debe ser un peso saludable consumiendo alimentos sanos y realizando más actividad (60 minutos cada día).

Colabore con un nutricionista certificado para diseñar un plan de comidas para su hijo. Un nutricionista certificado es un experto en alimentación y nutrición.

Los siguientes consejos pueden ayudar a que su niño siga por el buen camino:

  • Ningún alimento está prohibido. Conocer la forma como diferentes alimentos afectan el azúcar en la sangre de su hijo le ayuda a usted y a él a mantenerlo en el rango esperado.
  • Ayude a su hijo a aprender qué tanto alimento es una cantidad saludable. Esto se llama control de porciones.
  • Procure que su familia cambie gradualmente de tomar gaseosas y otras bebidas azucaradas, como bebidas para deportistas y jugos, a tomar agua o leche con contenido bajo de grasa.

PLANIFICACIÓN DE COMIDAS

Todo el mundo tiene necesidades individuales. Colabore con su médico, nutricionista certificado o educador en diabetes para desarrollar un plan de comidas que funcione para usted.

Al ir de compras, lea las etiquetas de los alimentos para hacer mejores elecciones.

Una buena manera de asegurarse de obtener todos los nutrientes que necesita durante las comidas es utilizar el método del plato. Se trata de una guía visual de alimentos que le ayudará a elegir los mejores tipos y cantidades adecuadas de los alimentos que consume. Estimula el consumo de grandes porciones de verduras sin almidón (la mitad del plato) y porciones moderadas de proteína (la cuarta parte del plato) y almidón (un cuarto del plato). Usted puede encontrar más información sobre el método del plato en el sitio web de la Asociación Estadounidense para la Diabetes: www.diabetes.org/food-and-fitness/food/planning-meals/create-your-plate.

COMER UNA VARIEDAD DE ALIMENTOS

Comer una variedad amplia de alimentos le ayuda a mantenerse saludable. Trate de incluir alimentos de todos los grupos de alimentos en cada comida.

VERDURAS (2½ a 3 tazas por día)

Elija verduras frescas o congeladas sin salsas, grasas ni sal agregadas. Las verduras sin almidón abarcan las verduras de color verde oscuro y amarillo profundo, como el pepino, la espinaca, el brócoli, la lechuga romana, el repollo, la acelga y los pimientos. Las verduras con almidón incluyen el maíz, las arvejas, las habas, las zanahorias, los ñames y el taro. Tome en cuenta que la papa debe considerarse como almidón puro, como el pan blanco y el arroz blanco, en lugar de como verdura.

FRUTAS (1½ a 2 tazas al día)

Elija frutas frescas, congeladas, enlatadas (sin azúcar añadida ni jarabe) o frutos secos no endulzados. Pruebe con manzanas, plátanos (bananos), bayas, cerezas, coctel de frutas, uvas, melón, naranjas, melocotones, peras, papaya, piña, uvas pasas. Beba jugos que sean 100% de frutas sin edulcorantes ni jarabes agregados.

GRANOS (3 a 4 onzas al día)

Existen 2 tipos de granos:

  • Los granos integrales que son sin procesar y tienen semillas de grano entero. Los ejemplos son harina de trigo entero, avena, harina de maíz entero, amaranto, cebada, arroz integral y arroz silvestre, trigo negro y quinua.
  • Granos refinados que han sido procesados (molidos) para eliminar el salvado y el germen. Los ejemplos son harina de maíz desgerminado, harina blanca, pan blanco y arroz blanco.

Los granos tienen almidón, un tipo de carbohidrato. Los carbohidratos elevan su nivel de azúcar en la sangre. Así que, para una alimentación saludable, asegúrese de que la mitad de los granos que come cada día sean granos enteros, los cuales tienen mucha fibra. La fibra en la dieta impide que el nivel de azúcar en la sangre se eleve demasiado rápido.

ALIMENTOS PROTEICOS (5 a 6½ onzas al día)

Los alimentos con proteína incluyen carne, aves de corral, mariscos, huevos, frijoles y guisantes, nueces, semillas y alimentos de soya procesados. Coma pescado y aves con más frecuencia. Retire la piel de pollo y el pavo. Seleccione cortes magros de carne de res, ternera, cerdo o animales salvajes. Recorte toda la grasa visible de la carne. Hornee, ase, cocine a la parrilla, hierva en lugar de freír. Al freír proteínas, use aceites saludables como el aceite de oliva.

PRODUCTOS LÁCTEOS (3 tazas por día)

Elija productos lácteos bajos en grasa. Tenga en cuenta que la leche, el yogur y otros productos lácteos tienen azúcar natural incluso cuando no contienen azúcar agregado. Tenga esto en cuenta al planificar las comidas para permanecer en el rango de azúcar en la sangre deseado.

Algunos productos lácteos sin grasa tienen mucha azúcar agregada. Asegúrese de leer la etiqueta.

ACEITES/GRASAS (no más de 7 cucharaditas al día)

Los aceites no se consideran un grupo de alimentos, pero tienen nutrientes que ayudan al cuerpo a mantenerse sano. Los aceites son diferentes de las grasas, ya que los primeros permanecen líquidos a temperatura ambiente. Las grasas permanecen sólidas a temperatura ambiente.

Reduzca la ingesta de alimentos grasos, especialmente aquellos ricos en grasas saturadas, como hamburguesas, alimentos fritos, tocino y mantequilla.

En lugar de esto, elija alimentos que sean ricos en grasas poliinsaturadas o monoinsaturadas. Estos incluyen pescado, nueces y aceites vegetales.

Los aceites pueden elevar el azúcar en la sangre, pero no tan rápido como el almidón. Los aceites también son ricos en calorías. Trate de no usar más del límite diario recomendado de 7 cucharaditas.

¿QUÉ PASA CON EL ALCOHOL Y LOS DULCES?

Si usted decide tomar alcohol, reduzca la cantidad y hágalo con un alimento. Consulte con su proveedor de atención médica sobre la forma como el alcohol afectará su azúcar en la sangre y para determinar una cantidad segura para usted.

Los dulces son ricos en grasa y azúcar. Mantenga los tamaños de las porciones pequeños.

Estos son consejos para ayudarle a evitar que coma demasiados dulces:

  • Pida tenedores y cucharas adicionales y divida el postre con los demás.
  • Coma dulces que no tengan azúcar.
  • Siempre pregunte por el tamaño de la porción más pequeña o una de tamaño para niños.

Nombres alternativos

Dieta en caso de diabetes tipo 2; Dieta - diabetes - tipo 2

Referencias

American Diabetes Association. Foundations of care: education, nutrition, physical activity, smoking cessation, psychosocial care, and immunization. Sec. 4. Standards of medical care in diabetes - 2015. Diabetes Care. 2015;38:S20-S30. PMID: 25537706 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25537706.

Dungan KM. Management of type 2 diabetes mellitus. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 48.

Ghosh S, Collier A. Initial management and education. Ghosh S, Collier A, eds. Churchill's Pocketbook of Diabetes. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2012:section 2.

Actualizado 7/24/2015

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.