Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007134.htm

Anemia causada por bajo nivel de hierro en los niños

La anemia es una afección en la cual el cuerpo ya no tiene suficientes glóbulos rojos sanos. Los glóbulos rojos llevan oxígeno a los tejidos corporales. Hay muchos tipos de anemia.  El hierro ayuda a la formación de glóbulos rojos, de ahí que la falta de hierro en el cuerpo puede conducir a la anemia. El término médico de esta afección es anemia por deficiencia de hierro o anemia ferropénica. 

Causas

La anemia causada por un bajo nivel de hierro es la forma más común de anemia. El cuerpo obtiene hierro a través de ciertos alimentos. Éste también recicla hierro proveniente de glóbulos rojos viejos.

Una alimentación sin la cantidad suficiente de hierro es la causa más común de este tipo de anemia en niños. Cuando un niño crece rapidamente, como en la pubertad, se necesita incluso más hierro.

Los niños pequeños que toman demasiada leche de vaca pueden también volverse anémicos si no consumen otros alimentos saludables que contengan hierro.

Otras causas pueden ser:

  • Incapacidad del cuerpo para absorber bien el hierro, aunque el niño esté consumiendo suficiente cantidad de este elemento.
  • Pérdida de sangre lenta y prolongada, generalmente a causa de los periodos menstruales o de sangrado en el tubo digestivo.

La deficiencia de hierro en los niños también puede estar relacionada con la intoxicación con plomo.

Síntomas

Es posible que la anemia leve no presente síntomas. A medida que el nivel de hierro y los conteos sanguíneos disminuyen, su hijo puede:

Con anemia más grave su hijo puede tener:

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico.

Los exámenes que miden el nivel de hierro en el cuerpo abarcan:

Una medida llamada saturación del hierro (hierro sérico/CTFH) a menudo puede mostrar si el niño tiene o no suficiente hierro en el cuerpo.

Tratamiento

Debido a que los niños sólo absorben una pequeña cantidad del hierro que consumen, la mayoría de ellos necesitan de 8 a 10 mg de hierro por día.

Comer alimentos saludables es la forma más importante para prevenir y tratar la deficiencia de hierro. Las buenas fuentes de hierro incluyen:

  • Albaricoques
  • Pollo, pavo, pescado y otras carnes
  • Fríjoles secos, lentejas y semillas de soya
  • Huevos
  • Hígado
  • Melaza
  • Harina de avena
  • Mantequilla de maní
  • Jugo de ciruela
  • Uvas pasas y ciruelas pasas
  • Espinaca, col rizada y otras verduras

Si una dieta sana no previene o trata el bajo nivel de hierro y la anemia de su hijo, el médico probablemente le recomendará suplementos de hierro, los cuales se toman por vía oral.

NO le dé a su niño suplementos de hierro ni vitaminas con hierro sin antes consultar con su médico. El médico le recetará el tipo correcto de suplemento para su hijo. Si su hijo toma demasiado hierro, ésto le puede causar intoxicación.

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, es probable que el pronóstico sea bueno. En la mayoría de los casos, los conteos sanguíneos retornarán a su normalidad en 2 meses. Es importante que el médico encuentre la causa de la deficiencia de hierro de su hijo.

Posibles complicaciones

La anemia causada por un bajo nivel de hierro puede afectar la capacidad del niño para aprender en la escuela. Un bajo nivel de hierro puede causar disminución del período de atención, reducción de la lucidez mental y problemas de aprendizaje en los niños.

Un bajo nivel de hierro puede hacer que el cuerpo absorba demasiado plomo.

Prevención

Consumir una variedad de alimentos saludables es la manera más importante de prevenir y tratar la deficiencia de hierro.

Nombres alternativos

Anemia por deficiencia de hierro en los niños; Anemia Ferropénica en los niños

Referencias

Fleming MD. Disorders of iron and copper metabolism, the sideroblastic anemias, and lead toxicity. In: Orkin SH, Fisher DE, Ginsburg D, Look AT, Lux SE, Nathan DG, eds. Nathan and Oski's Hematology and Oncology of Infancy and Childhood. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 11.

Sills R. Iron-deficiency anemia. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 455.

Actualizado 2/11/2016

Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados