Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003285.htm

Signo de Nikolski

Es un hallazgo cutáneo en el cual las capas superiores de la piel se desprenden de las capas inferiores cuando se frotan.

Consideraciones

La enfermedad es más común en los bebés recién nacidos y en los niños menores de 5 años de edad. A menudo, empieza en la boca y sobre el cuello, hombro, axila y la zona genital. Un niño puede estar letárgico, irritable y con fiebre. Puede desarrollar ampollas rojas y dolorosas en la piel, la cual se rompe fácilmente.

Los adultos con funciones renales alteradas o con un sistema inmunitario débil pueden tener este signo. Su proveedor de atención médica puede usar el borrador de un lápiz o un dedo para evaluar el signo de Nikolski. La piel se hala hacia un lado haciendo presión con fuerza en la superficie, o rotando el borrador de un lado para otro.

Si el resultado del examen es positivo, la capa superior muy delgada de la piel se desprenderá, dejando la piel rosada y húmeda y, por lo general, muy sensible.

Un resultado positivo generalmente es un signo de una afección de formación de ampollas en la piel. Las personas con un signo positivo tienen piel floja que se desprende de las capas subyacentes al frotarla.

Causas

El signo de Nikolski a menudo se puede encontrar en personas con:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si usted o su hijo presentan desprendimiento, enrojecimiento y ampollas de la piel con dolor y sin una causa conocida (por ejemplo, una quemadura cutánea).

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Las afecciones asociadas con el signo de Nikolski pueden ser graves. Algunas personas necesitan hospitalización. A usted se le solicitará su historia clínica y se le practicará un examen físico.

El tratamiento dependerá de la causa de la afección.

Le pueden administrar:

  • Líquidos y antibióticos a través de una vena (intravenosamente)
  • Vaselina para disminuir el dolor
  • Cuidado local de heridas

La curación de las ampollas en la piel ocurre en aproximadamente 1 a 2 semanas sin cicatrices.

Referencias

Fitzpatrick JE, High WA, Kyle WL. Blisters and vesicles. In: Fitzpatrick JE, High WA, Kyle WL, eds. Urgent Care Dermatology: Symptom-Based Diagnosis. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 11.

Grayson W, Calonje E. Infectious diseases of the skin. In: Calonje E, Brenn T, Lazar AJ, Billings SD, eds. McKee's Pathology of the skin. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 18.

Marco CA. Dermatologic presentations. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 110.

Ultima revisión 1/21/2020

Versión en inglés revisada por: Michael Lehrer, MD, Clinical Associate Professor, Department of Dermatology, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.