Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002989.htm

Estiramiento facial

Es un procedimiento quirúrgico para reparar la piel descolgada, caída y arrugada de la cara y el cuello.

Descripción

Un estiramiento facial se puede hacer solo o junto con una rinoplastia, un estiramiento de la frente o una cirugía de párpado.

Mientras usted está dormido (sedado) y sin dolor (anestesia local) o profundamente dormido y libre de dolor (anestesia general), el cirujano plástico hará incisiones que comienzan por encima de la línea de implantación del cuero cabelludo a la altura de las sienes, por detrás del lóbulo de la oreja, hasta la parte inferior del cuero cabelludo. Con frecuencia, es un solo corte. Se puede hacer una incisión por debajo del mentón.

Existen muchas técnicas diferentes y los resultados para cada una son similares.

Durante un estiramiento facial, el cirujano puede:

  • Retirar y "levantar" parte del tejido adiposo y del músculo bajo la piel, que se denomina capa SMAS (sistema musculoaponeurótico superficial) y es la parte principal que se levanta en el estiramiento facial
  • Retirar o mover la piel floja
  • Tensar los músculos
  • Realizar liposucción del cuello y la papada
  • Usar puntos de sutura para cerrar las incisiones

Por qué se realiza el procedimiento

La piel descolgada o arrugada se presenta en forma natural con la edad. Aparecen pliegues y depósitos de grasa alrededor del cuello y se forman pliegues profundos entre la nariz y la boca. La línea de la mandíbula se torna floja y "en forma de papada". Los genes, la dieta deficiente, el tabaquismo o la obesidad pueden llevar a que los problemas cutáneos se presenten con más rapidez o empeoren más rápidamente.

Un estiramiento facial puede ayudar a reparar algunos de los signos visibles del envejecimiento. La reparación del daño a la piel, grasa y músculos puede restablecer una apariencia "más joven", más fresca y menos cansada.

Las personas se practican un estiramiento facial debido a que no están satisfechas con los signos del envejecimiento en su rostro, pero aparte de esto tienen buena salud.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia y cirugía en general son:

Los riesgos de una cirugía de estiramiento facial incluyen:

  • Una acumulación de sangre bajo la piel (hematoma) que puede requerir drenaje quirúrgico
  • Daño a los nervios que controlan los músculos faciales (por lo general es temporal, pero puede ser permanente)
  • Heridas que no sanan bien
  • Dolor que no desaparece
  • Entumecimiento u otros cambios en la sensibilidad de la piel

Aunque la mayoría de las personas están contentas con el resultado, los resultados estéticos deficientes que pueden requerir cirugía adicional incluyen:

  • Cicatrización desagradable
  • Asimetría de la cara
  • Líquido que se acumula bajo la piel
  • Forma (contorno) irregular de la piel
  • Cambios en el color de la piel
  • Suturas que son notorias o causan irritación

Antes del procedimiento

Antes de la cirugía, tendrá una consulta de paciente. Esto incluirá el historial médico, examen físico, y una evaluación psicológica. Es probable que quiera que alguien (como su cónyuge) vaya con usted durante su visita. 

Sienta la libertad de hacer preguntas. Asegúrese de entender las respuestas a sus preguntas. Debe entender completamente las preparaciones preoperatorias, el procedimiento de estiramiento facial, y la atención necesaria después de la cirugía.

Antes del día de la cirugía, es probable que le extraigan sangre y le pidan que proporcione una muestra de orina. Esto le permite al cirujano descartar complicaciones potenciales. Si no está hospitalizado, necesitará que alguien lo lleve a casa después de la cirugía. 

Después del procedimiento

El médico puede colocar temporalmente un tubo de drenaje pequeño y delgado bajo la piel detrás de la oreja para drenar cualquier sangre que se pudiera acumular allí. Se envuelve la cabeza con vendas sueltas para reducir los hematomas y la hinchazón.

Usted no siente mucha molestia después de la cirugía y la que pueda sentir se puede aliviar con analgésicos recetados por el cirujano. Es normal que se presente un poco de entumecimiento de la piel, el cual desaparecerá en algunas semanas o meses.

La cabeza necesita estar elevada sobre 2 almohadas (o en un ángulo de 30 grados) durante un par de días después de la cirugía para reducir la hinchazón. Si se colocó un tubo de drenaje, se retirará 1 o 2 días después de la cirugía. Las vendas se quitan generalmente después de 1 a 5 días. La cara tendrá una apariencia pálida, amoratada e hinchada, pero en 4 a 6 semanas lucirá normal.

Algunos de los puntos de sutura se retiran en 5 días. Los puntos o ganchos metálicos en la línea de implantación del cabello se podrían dejar unos cuantos días más, en caso de que el cuero cabelludo se demore más para sanar.

Usted debe abstenerse de:

  • Tomar cualquier ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroides (AINE) durante los primeros días
  • Fumar y exponerse indirectamente al humo del cigarrillo
  • Hacer esfuerzos, agacharse y alzar objetos inmediatamente después de la cirugía

Siga las instrucciones sobre cómo usar maquillaje para disimular después de la primera semana.

La hinchazón leve puede continuar durante varias semanas. Usted también puede presentar entumecimiento de la cara hasta por varios meses.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las personas están satisfechas con los resultados.

Usted presentará hinchazón, hematomas o moretones, decoloración de la piel, sensibilidad y entumecimiento durante 10 a 14 días después de la cirugía. La mayoría de las cicatrices quirúrgicas están ocultas en la línea de implantación del cabello o las líneas naturales de la cara y se desvanecerán con el tiempo. Su proveedor de atención médica probablemente le aconsejará limitar la exposición al sol.

Nombres alternativos

Cirugía estética de la cara; Ritidectomía; Cirugía plástica facial

Referencias

Locke MB, Nahai F. Managing the cosmetic patient. In: Neligan PC, ed. Plastic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 1.

McLain L. Facial cosmetic surgery. In: Hupp JR, Ellis E, Tucker MR, eds. Contemporary Oral and Maxillofacial Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 27.

Warren RJ. Facelift. In: Neligan PC, ed. Plastic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 11.

Actualizado 10/13/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.