Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002934.htm

Reparación de fístula traqueoesofágica y atresia esofágica

Es la cirugía para corregir dos defectos congénitos en el esófago y la tráquea.

Descripción

El esófago es el conducto que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago. La tráquea es el conducto que lleva y saca el aire de los pulmones.

Estos defectos casi siempre se presentan juntos:

  • Atresia esofágica (AE) ocurre cuando la parte superior del esófago no se conecta con la parte inferior del esófago y del estómago.
  • Fistula traqueoesofágica (FTE) es una conexión anormal entre la parte superior del esófago y la tráquea.

Esta cirugía se hace casi siempre poco después del nacimiento. Ambos defectos pueden generalmente repararse al mismo tiempo. Brevemente, la cirugía se realiza de la siguiente manera:

  • Al bebé se le administra una medicina (anestesia) para que esté profundamente dormido y sin dolor durante la cirugía.
  • El cirujano hará una incisión en el costado del pecho entre las costillas.
  • La fístula entre el esófago y la tráquea se cierra.
  • Luego se cosen con suturas las porciones superiores e inferiores del esófago.

Si las dos partes del esófago están demasiado separadas, entonces:

  • Sólo se reparará la fístula durante la primera cirugía.
  • Puede colocarse una sonda de gastrostomía (un tubo que atraviesa la piel y llega hasta el estómago) para proporcionarle alimentación a su hijo.
  • A su hijo se le realizará posteriormente otra cirugía para reparar el esófago.

Algunas veces, el cirujano esperará entre 2 y 4 meses antes de hacer la cirugía. Este tiempo de espera permite que el bebé crezca o que se le puedan tratar otros problemas. Si la cirugía se demora:

  • Se colocará una sonda de gastrostomía (sonda G) a través de la pared abdominal hasta el estómago. Se administrará una medicina para insensibilizar la zona (anestesia local) para que el bebé no sienta el dolor.
  • Al momento que se coloca la sonda, es posible que el médico necesite ensanchar el esófago del bebé con un instrumento especial llamado dilatador. Esto facilitará la realización de la cirugía futura.

Por qué se realiza el procedimiento

La fístula traqueoesofágica y la atresia esofágica son problemas potencialmente mortales y necesitan tratamiento de inmediato. Si estos problemas no se tratan:

  • Su hijo puede broncoaspirarse con saliva y líquidos provenientes del estómago. Esto se denomina aspiración y puede causar asfixia y neumonía (infección pulmonar).
  • Su hijo no puede tragar y digerir alimento de manera segura, o no puede hacerlo en absoluto.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y de la cirugía en general incluyen:

Los riesgos de esta cirugía incluyen:

  • Atelectasia pulmonar (neumotórax)
  • Escape de alimento del área reparada
  • Temperatura corporal baja (hipotermia)
  • Estrechamiento de los órganos reparados
  • Reapertura de la fístula

Antes del procedimiento

Su bebé ingresará a la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) tan pronto como los médicos diagnostiquen cualquiera de estos problemas.

El bebé recibirá nutrición por medio de una vena (por vía intravenosa o IV) y también puede estar conectado a un respirador (ventilador). El equipo encargado de la atención puede usar succión para evitar que los líquidos entren a los pulmones.

Algunos bebés que son prematuros, que tienen un bajo peso al nacer o que tienen otros defectos congénitos además de la FTE y/o AE quizá no puedan ser operados hasta que hayan crecido o hasta que estos otros problemas se hayan tratado o hayan desaparecido.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, su hijo recibirá cuidados en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital.

Los tratamientos adicionales después de la cirugía por lo general incluyen:

  • Antibióticos en la medida de lo necesario para prevenir infección
  • Respirador (ventilador)
  • Sonda pleural (una sonda a través de la piel hasta la pared torácica) para drenar líquidos del espacio entre el exterior del pulmón y la parte interior de la cavidad torácica.
  • Líquidos intravenosos (IV) que incluyen nutrición
  • Oxígeno
  • Analgésicos en la medida de lo necesario

Si se repara tanto la fístula traqueoesofágica como la atresia esofágica:

  • Se colocará una sonda a través de la nariz hasta el estómago (sonda nasogástrica) durante la cirugía.
  • La alimentación se inicia regularmente a través de esta sonda unos días después de la cirugía.
  • La alimentación por vía oral se empieza muy lentamente. El bebé puede necesitar terapia de alimentación.

Si sólo se reparó la fístula traqueoesofágica, se utilizará una sonda-G para la alimentación hasta que la atresia pueda repararse.

Mientras el bebé esté en el hospital, el equipo encargado de la atención le enseñará a usted a utilizar la sonda-G y cómo volver a ponerla. También lo pueden mandar a casa con una sonda-G adicional. El personal del hospital informará a una compañía de suministros de salud para el hogar acerca de sus necesidades de equipo.

La cantidad de tiempo que el bebé debe permanecer en el hospital dependerá del tipo de cirugía que tenga y si hay otros problemas además de la fístula traqueoesofágica y la atresia esofágica. Podrá volver a llevar a su hijo a casa una vez esté recibiendo toda la alimentación por vía oral o por medio de la sonda de gastronomía y esté subiendo de peso.

Expectativas (pronóstico)

La fístula traqueoesofágica y la atresia esofágica generalmente se pueden reparar por medio de cirugía. Una vez que se haya completado la recuperación de la cirugía, su hijo puede presentar los siguientes problemas:

  • La parte del esófago que se reparó puede estrecharse y es posible que deba realizarse otra cirugía para tratar este problema.
  • Su hijo puede desarrollar acidez gástrica o reflujo gastroesofágico (ERGE). Esto se presenta cuando el ácido del estómago se devuelve hacia el esófago. La ERGE puede causar problemas respiratorios.

Durante la lactancia y las primeras etapas de la infancia, muchos niños tendrán problemas respiratorios, de crecimiento y con su alimentación y deberán continuar con sus visitas al médico y a especialistas.

Los bebés con fístula traqueoesofágica y atresia esofágica que también tienen defectos en otros órganos, casi siempre en el corazón, pueden tener problemas de salud a largo plazo.

Nombres alternativos

Reparación de atresia esofágica; Reparación de FTE

Referencias

Madanick R, Orlando RC. Developmental anomalies of the esophagus. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 42.

Rothenberg SS. Esophageal atresia and tracheoesophageal fistula malformations. In: Holcomb GW, Murphy JP, Ostlie DJ, eds. Ashcraft's Pediatric Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 27.

Actualizado 11/3/2015

Versión en inglés revisada por: Kimberly G Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.