Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002718.htm

Ingestión de protector solar

El filtro o protector solar es una crema o loción empleada para proteger la piel de los rayos solares. La intoxicación con protector solar ocurre cuando alguien ingiere este producto. Esto puede suceder de forma accidental o intencional.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Los protectores o filtros solares antiguos utilizaban ácido paraaminobenzoico (PABA) para proteger la piel de los rayos solares. Sin embargo, muchos de los protectores solares de hoy en día vienen libres de este ácido. Los protectores solares pueden contener cualquiera de estos ingredientes:

  • Cinnamatos
  • Padimato-O
  • Salicilatos (compuestos similares a la ácido acetilsalicílico, o aspirin)
  • Óxido de zinc

El protector solar también contiene otros ingredientes.

Síntomas

Los protectores solares generalmente se consideran atóxicos (no tóxicos). La mayoría de los síntomas son causados por reacciones alérgicas leves e irritación de la piel y de los ojos. Los síntomas pueden incluir:

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica cuanto antes. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que el centro de toxicología o un proveedor de atención médica le indiquen hacerlo.

Si el protector solar entró a los ojos, enjuáguelos con agua fresca por 15 minutos.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales.

Este es un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros locales de toxicología de los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene inquietudes acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO es necesario que se trate de una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Lleve el envase con usted al hospital, de ser posible.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, que incluyen la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Se dará tratamiento para los síntomas.

La persona puede recibir:

  • Carbón activado
  • Exámenes de sangre y orina
  • Soporte respiratorio, que incluye una sonda a través de la boca hasta los pulmones y un respirador (en casos graves
  • Radiografía de tórax
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicamentos para tratar los síntomas

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de la persona depende de cuánto protector solar haya ingerido y de qué tan pronto haya recibido el tratamiento. Cuanto más rápido se proporcione ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

La ingestión de protectores solares generalmente solo causa malestar estomacal leve y vómitos.

Algunos protectores solares contienen un tipo de alcohol llamado etanol. Los niños que ingieran una gran cantidad de protectores solares que contienen etanol pueden emborracharse (intoxicarse).

La ingestión de una gran cantidad de protector solar hecho de salicilatos podría causar una afección similar a la sobredosis de ácido acetilsalicílico (aspirin).

Nombres alternativos

Protector solar - ingestión; Intoxicación con protector solar

Referencias

Hatten BW. Aspirin and nonsteroidal agents. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 144.

Kostic MA. Poisoning. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 63.

Ultima revisión 10/1/2017

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.