Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002542.htm

Sobredosis de ácido acetilsalicílico (aspirin)

El ácido acetilsalicílico (aspirin) es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) utilizado para aliviar molestias y dolores de leves a moderados, hinchazón y fiebre.

Una sobredosis de ácido acetilsalicílico ocurre cuando alguien toma accidentalmente o intencionalmente una cantidad de medicamento mayor de la normal o recomendada. Esto puede suceder de dos formas:

  • Si una persona accidental o intencionalmente toma una dosis muy alta de ácido acetilsalicílico de una vez, esto se denomina sobredosis aguda.
  • Si una dosis diaria normal de ácido acetilsalicílico se acumula en el cuerpo con el tiempo y ocasiona síntomas, esto se denomina sobredosis crónica. Esto puede suceder si sus riñones no funcionan correctamente o cuando usted está deshidratado. Las sobredosis crónicas usualmente se observan en personas mayores durante el clima cálido.

Este artículo es solamente para informar. NO lo use para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencia (como 911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Ácido acetilsalicílico

Dónde se encuentra

El ácido acetilsalicílico también es conocido como aspirin y se puede encontrar en muchos analgésicos de venta con receta y de venta libre, incluyendo:

  • Alka Seltzer
  • Anacin
  • Bayer
  • Bufferin
  • Ecotrin
  • Excedrin
  • Fiorinal
  • Percodan
  • St. Joseph's

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

Vías respiratorias y pulmones:

  • Respiración rápida
  • Respiración lenta, dificultosa
  • Sibilancias

Ojos, oídos, nariz y garganta:

  • Zumbido en los oídos
  • Visión borrosa

Sistema nervioso:

  • Agitación, confusión, incoherencia (difícil de entender)
  • Colapso
  • Coma (falta de reacción)
  • Convulsiones
  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza (grave)
  • Inestabilidad, problemas para moverse

Piel:

  • Erupción cutánea

Estómago e intestinos:

  • Diarrea
  • Acidez
  • Náuseas, vómitos (a veces con sangre)
  • Dolor de estómago (posible sangrado en el estómago y los intestinos)

Los síntomas de una sobredosis crónica pueden incluir:

  • Fatiga
  • Fiebre ligera
  • Confusión
  • Colapso
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Respiración rápida incontrollable

Antes de llamar al servicio de emergencia

La siguiente información es útil para la ayuda de emergencia:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (así como sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Sin embargo, NO espere para buscar ayuda si esta información no está disponible de inmediato.

Centro de Toxicología

Se puede comunicar directamente con el centro local de control de toxicología llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales. Este es un servicio gratuito y confidencial.

Todos los centros locales de control de toxicología en los Estados Unidos utilizan este número nacional. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser una emergencia. Puede llamar por cualquier razón las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lleve el contenedor consigo al hospital, si es posible. 

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

Los síntomas se tratarán según sea apropiado. La persona puede recibir:

  • Carbón activado
  • Soporte para las vías respiratorias, incluso oxígeno, una sonda a través de la boca (intubación) y un ventilador (respirador artificial)
  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografía del tórax
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos a través de la vena (intravenoso o IV)
  • Laxante
  • Medicamentos para tratar los síntomas

Se pueden administrar otros medicamentos a través de una vena, incluso sal de potasio y bicarbonato de sodio, los cuales ayudan a que el cuerpo elimine el ácido acetilsalicílico que ya ha sido digerido.

Si estos tratamientos no funcionan o la sobredosis es extremadamente grave, se puede necesitar hemodiálisis (máquina renal) para revertir la afección.

En casos poco frecuentes, se puede necesitar un respirador. Muchos expertos en intoxicaciones piensan que esto puede hacer más daño que provecho, de tal manera que se utiliza únicamente como un último recurso.

Expectativas (pronóstico)

Una dosis tóxica de ácido acetilsalicílico es de 200 a 300 mg/kg (miligramos por kilogramo de peso corporal), y una ingestión de 500 mg/kg es potencialmente mortal. En la sobredosis crónica un nivel mucho menor de ácido acetilsalicílico puede provocar una afección grave. Los niños pueden resultar afectados con niveles mucho más bajos.

Si el tratamiento se retrasa o la sobredosis es suficientemente grande, los síntomas continuarán empeorando. La respiración se vuelve extremadamente rápida o puede detenerse. Se pueden presentar convulsiones, fiebre alta o la muerte.

El pronóstico depende enormemente de cuánto ácido acetilsalicílico haya absorbido el cuerpo y de cuánto esté circulando a través de la sangre. Si usted toma una gran cantidad de ácido acetilsalicílico, pero acude rápidamente a la sala de emergencias, los tratamientos pueden ayudar a mantener los niveles sanguíneos de ácido acetilsalicílico muy bajos. Si la persona no llega a la sala de emergencias con la suficiente prontitud, el nivel de ácido acetilsalicílico en la sangre se puede volver peligrosamente alto.

Referencias

Aronson JK. Acetylsalicylic acid. In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier; 2016:26-52.

Hatten BW. Aspirin and nonsteroidal agents. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 144.

Ultima revisión 12/21/2018

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.