Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002698.htm

Intoxicación con productos para después de la afeitada

Un producto para después de la afeitada es una loción, gel o líquido que se aplica en la cara después de afeitarse. Muchos hombres los utilizan. Este artículo aborda los efectos dañinos de la ingestión de dichos productos para después de la afeitada.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Los ingredientes perjudiciales presentes en los productos para después de la afeitada son:

  • Alcohol etílico
  • Alcohol isopropílico (isopropanol)

Estos productos pueden contener otras sustancias perjudiciales.

Dónde se encuentra

Los productos para después de la afeitada se venden bajo diversos nombres de marcas comerciales.

Síntomas

Los síntomas de una intoxicación con productos para después de la afeitada pueden incluir:

  • Dolor abdominal
  • Cambio en el nivel de lucidez mental (puede haber pérdida del conocimiento)
  • Coma (disminución del nivel de conciencia y falta de reacción)
  • Irritación ocular (ardor, enrojecimiento, lágrimas)
  • Dolor de cabeza
  • Temperatura corporal baja
  • Presión arterial baja
  • Azúcar bajo en la sangre
  • Náuseas y vómitos (pueden contener sangre)
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Respiración lenta
  • Mala pronunciación
  • Estupor
  • Dolor de garganta
  • Incapacidad para caminar en forma normal
  • Dificultades para orinar (muy poca o demasiada producción de orina)

El isopropanol también puede causar estos otros síntomas:

Los niños son especialmente propensos a presentar niveles bajos de azúcar en la sangre, lo cual puede causar estos síntomas:

  • Confusión
  • Irritabilidad
  • Náuseas
  • Somnolencia
  • Debilidad

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica cuanto antes. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que el Centro de Toxicología o un proveedor de atención médica le indiquen hacerlo.

Si la persona puede deglutir normalmente, suminístrele agua o leche cuanto antes, a menos que un proveedor de atención le indique lo contrario. NO suministre agua ni leche si presenta síntomas que dificultan la deglución. Estos incluyen:

  • Vómitos
  • Convulsiones
  • Una disminución de la lucidez mental

Antes de llamar a emergencias

Tenga la siguiente información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales.

Este es un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros locales de toxicología de los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene inquietudes acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO es necesario que se trate de una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

Lleve el envase consigo al hospital, de ser posible.

El proveedor de atención medirá y vigilará los signos vitales de la persona, que incluyen la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Se dará tratamiento para los síntomas.

La persona puede recibir:

  • Carbón activado
  • Exámenes de sangre y orina
  • Soporte respiratorio, que incluye una sonda a través de la boca hasta los pulmones y un respirador (ventilador)
  • Radiografía de tórax
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Diálisis (máquina para el riñón)
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Laxante
  • Medicamento para tratar los efectos del tóxico
  • Sonda de la boca hasta el estómago para vaciarlo (lavado gástrico)

Expectativas (pronóstico)

La intoxicación con loción para después de la afeitada es más común en los niños pequeños que en niños mayores o adultos. Los alcohólicos pueden beber el producto cuando se les ha acabado el alcohol.

El desenlace clínico depende de cuánto ingiera la persona. La enfermedad puede variar desde un estado similar a estar ebrio hasta coma, convulsiones y problemas pulmonares graves. Un producto con más alcohol isopropílico podría causar una enfermedad más grave. Las complicaciones, como neumonía, daño muscular por permanecer acostado sobre una superficie dura durante un período prolongado, o daño cerebral por la falta de oxígeno, pueden causar discapacidad permanente.

La intoxicación con estos productos por lo regular no es mortal. 

Referencias

Berk W, Henderson W. Alcohols. In: Tintinalli JE, Kelen GD, Stapczynski JS, Ma OJ, Cline DM, eds. Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 6th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2004:chap 166.

Finnell JT. Alcohol-related disease. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 185.

Jacobsen D, Hovda KE. Methanol, ethylene glycol, and other toxic alcohols. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2007:chap 32.

White SR. Toxic alcohols. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 155.

Zosel AE. General approach to the poisoned patient. In: Adams JG, ed. Emergency Medicine. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 143.

Actualizado 10/14/2015

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.